Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
XII ABC ABC ílfcr vlo Pensamiento y Ciencias Sociales 25 abril- 1987 hoy capital de la stagflación con un capítulo titulado El limbo de atrae vigorosamente la p a u Bairoch: De Jericho a México. Villes et Economie dans l histoire, Gallimard (París, los justos en él critica atención e ilusiones de 1985) 706 págs. 2.495 ptas. Jane Jacobs, Las ciudades y la riqueza de las naciones, trala rigidez de la teoría los hombres. Por eiem- ducción de Ignacio Hierro. Ariel (Barcelona, 1986) 263 págs. 1.300 ptas. Harry Richardson, económica, que durantreinta 1 nñ Economía regional y urbana, traducción de Marta Casares. Alianza (Madrid, 1986) treinta y un 3 QQ p á g s 2 g 5 Q p (a s te m u c h o s a ñ o s ha años que Brasil adoptó sido incapaz de analiBrasilia como capital y hoy los argentinos zar seriamente este fenómeno, bastante coEmpecemos por el voluminoso estudio de pretenden algo parecido. Para el desarrollo rriente en la historia comparada, y pone en Paul Bairoch, autor que ya se ocupó antes del Sur, dicen. Para la descongestión de la primera línea de análisis el concepto de que ahora del tema de las ciudades (v. Taiactual capital, pensemos. Para escapar, tal economías pasivas en torno al cual se arHe des villes, conditions de vie et developpevez, de una tradición ingrata. El caso es que ticula la mayor parte de su libro. ment economique 1977) además de ser la polémica sobre el papel y función de las Rige la obra un vago planteamiento sistemuy conocido por sus obras sobre la indusciudades mueve aún las multitudes y anima a mático que sin duda podrá soportar ulteriores escribir a los especialistas tal como vemos en desenvolvimientos analíticos e investigaciolas obras que ahora comentamos. nes de campo, pero que de momento no deY el caso es que el fenómeno es relativasenvuelve del todo. Además, su desarrollo mente reciente. Excepto raros antecedentes, concreto confunde en cierta medida al lector, como la Política de Aristóteles, y ciertos que no sabe si, por ejemplo, los defectuosos escritores utópicos de distintas épocas, la re feed- back (procesos de realimentación) de flexión sobre las ciudades ha tardado notalos sistemas monetarios unificados a escala blemente en aparecer en la tradición intelecnacional son la causa misma de la desarticutual de Occidente, origen que habitualmente lación del sistema urbano, o si se trata más se remite a Fustel de Coulanges (1864) bien de un ejemplo o sinécdoque de los Charles Booth (1889- 1891) y Adna. F. Web er problemas que encierra la formación misma (1899) El momento en que se escribieron esde las economías nacionales. tas obras era propicio; la revolución industrial Por otra parte, la especial insistencia en los estaba urbanizando el mundo desarrollado de fenómenos asociados a la decadencia, a la la época y el proceso, incipiente hace un sipasividad económica, a la marginacíón, introglo, se ha incrementado de forma inconteniduce un interesante sesgo analítico que atrae ble desde entonces, de modo que la poblaal lector y que en muchos casos resulta más ción mundial residente en ciudades mayores expresiva, acaso más prometedora también, de 100.000 habitantes pasará del 5,5 por 100 en la larga coyuntura crítica actual. de principios de siglo a un 39,5 por 100, estiFinalmente, es de destacar su tesis sobre mado para el año 2000; parece claro el intela función dinámica de las ciudades. De esrés por el tema de las ciudades y, efectivapaldas o al margen al menos de la clásica temente, un repaso de las selecciones bibliosis de actividades básicas (destinadas a la gráficas de la primera y de la última de las trialización y el subdesarrollo. Tras un largo exportación) como peculiaridad urbana, sosobras que comentamos nos muestra en cada repaso más bien de carácter demográfico de tiene Jacobs el carácter principal de la funcaso varios cientos de títulos que, directa o la evolución histórica de las ciudades occición de sustitución de exportaciones por parte indirectamente, lo tratan y hacen hoy de él dentales hasta el siglo XVIII, vuelve a retomar de las ciudades como raíz y exponente de su uno de los más complejos, trascendentales y su conocido esquema y enfrenta una vez vitalidad. Falta cotejar ambas hipótesis, buspolémicos. La sociología, la ecología, la planimás a la Europa de ¡a revolución industrial car la deseable integración de ambas teorías ficación, la arquitectura, la geografía y otras con los actuales países subdesarrollados. Las en lo que tienen de compatible y depurar disciplinas se han ocupado de la materia desconclusiones parecen claras, aunque en el también la preeminencia de una y otra en lo de sus singulares puntos de vista. Que si los desencadenamiento y configuración inicial del que tengan de absolutamente contradictorio. grupos y clases y su distribución urbana, la fenómeno industrial el peso o función de la En todo caso, parece claro que, pese a los primera; que si las enfermedades típicas y las ciudad no parece determinante, el nuevo sisaspectos discutibles, el libro en cuestión pueparticulares necesidades ambientales del intema económico pudo generar su propio sisde llegar a alcanzar un importante papel senato cazador, artificial e insanamente recluitema de ciudades que seguidamente adquiminal de futuros programas de investigación do, la segunda; que si la construcción del esrieron protagonismo, atrajeron masivas invery, quién sabe si también, de acción social. pacio urbano, o la racionalización del habitat siones y multiplicaron los efectos y el También Harry W. Richardson es autor code masas, o el diseño óptimo de vías de covolumen de la industrialización e hicieron vanocido en España, donde ha sido reiteradamunicación, las restantes; todas ofrecen persler su capacidad para promover innovaciones mente traducido por Alianza Editorial (v. pectivas particulares, todas aportan sus pecuen un sistema tecnológico de complejidad Economía del urbanismo 1975; Elemenliares instrumentos, todas añaden problemas creciente. tos de economía regional, 1975 y La planial complejísimo melting- pot del tema urbaHabla Bairoch de ciudades parásitas o deficación regional de España 1976) A todas no. cadentes (como lo fueron las españolas desluces, para el lector no economista será ésta de el siglo XVI) que dificultan en vez de proEl mercado editorial en España se ha mosla más difícil y tal vez menos atractiva de las mover el desarrollo. Ese es el problema de trado sumamente receptivo a éstas publicaobras que comentamos con un ligero regusto, los países hoy desarrollados, en los que la ciones y de ello son muestra, por ejemplo, la además a déjá vu para el caso virtud, que colonización se hizo precisamente (como en magnífica colección interdisciplinar sobre teno vicio, dado su evidente carácter de síntelos otros imperios de la historia) por medio de mas urbanos que patrocinó el Instituto de Essis manual. Por ello, su interés resulta evila sobreimposición de un sistema de ciudatudios de Administración Local y las que aquí dente. En primer lugar, como puesta a punto des conforme a las necesidades de dominacomentamos, que reflejan en particular la vide los conceptos de la teoría ciencia la. llación que ahora se comportan como remora y sión del economista; nos conducen a estudiar ma él) regional; a ello aporta rigor expositivo no estímulo para la expansión equilibrada. la ciudad dentro del conjunto de los probley una clara, aunque no siempre accesible exmas económicos y nos proponen el uso de Jane Jacobs, conocida ya en España como posición de las técnicas economicoanalíticas. las técnicas más depuradas de su disciplina, estudiosa de la economía urbana (v. Muerte En particular, la obra y la disciplina misma ya sea desde una perspectiva historicista y vida en las grandes ciudades 1969, y La que representa encierran un importante com (Bairoch) ya estrictamente instrumentada economía de las ciudades 1971) por su plemento para la economía neoclásica, que conforme a la tradición académica neoclásica parte, nos ofrece una síntesis ambiciosa, de siempre ha adolecido de un adecuado senti (Richardson) ya sea, en fin, como ameno y estilo ensayístico por igual sugerente y discudo del espacio y del tiempo. sugerente ensayo no exento de profundidad tible que, como la anterior, puede interesar a (Jacobs) un público muy general. Arranca del tema Gregorio NUÑEZ ROMERO- BALMAS H ACE ya tiempo que el fenómeno urbano Nuevos textos sobre el fenómeno urbano