Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MARTES 21- 4- 87- NACIONAL -ABC, pág. 19 España participa ya en todos los Comités de la Alianza Atlántica Habrá militares nacionales en el Estado Mayor Madrid Las tres grandes cuestiones aprobadas en el pasado Referéndum de marzo: contribución de España a la OTAN, sin integración militar; reducción de fuerzas americanas en nuestro territorio y desnuclearización, centrarán los debates sobre la paz y la seguridad que tendrán lugar en las Comisiones del Congreso. estructura general desde nuestro ingreso en la Alianza en todos los Comités, salvo en el de Grupos de Planes Nucleares, donde nos integramos después del referéndum como miembros de pleno derecho; en el Comité de Infraestructura, donde existe el propósito de introducirnos, y en el Comité de Presupuestos Civil y Militar totalmente, puesto que pagaremos las cuotas correspondientes y proporcionales. El úni- co país no integrado en la estructura militar, que es Francia, no participa en el decisivo Comité de Análisis de la Defensa, encargado de recibir las peticiones de la estructura militar para canalizarlas hacia la fase civil del proceso otánico. España participa y seguirá participando en dicho Comité. El ámbito de la actual negociación para definir el volumen de nuestra contribución al esfuerzo militar de la Alianza queda concentrado en definir las misiones y fuerzas que España estará dispuesta a proporcionar a ciertas tareas defensivas sin integrarse en su estructura militar, lo que reclamará probablemente mucho tiempo de negociación. Pero nuestra participación en el organigrama aliado no sufrirá modifi- Narciso Serra Desde el momento de su adhesión al Tratado del Atlántico Norte, en 1982, España ha participado en todos los Comités de la OTAN sin excepción alguna, con las solitarias excepciones del Grupo de Planes Nucleares, donde guardamos una estatuto de observadores hasta el mes de marzo de 1986, después del referéndum, donde nos insertamos como miembros de pleno derecho, y el Comité de Infraestructura. Los Comités de la estructura civil, donde España ha trabajado desde nuestra adhesión en mayo de 1982, es decir, antes de la victoria electoral socialista de octubre del mismo año, y que el nuevo Gobierno no modificó en ningún instante, son los siguientes: Comité Político, Comité Económico, Comité de Análisis de la Defensa, Conferencia de Directores Generales de Armamentos, Conferencia de Altos Jefes de Logística de la OTAN, Comité de Seguridad, Comité Superior de Planes de Defensa de Emergencia Civil, Comité Conjunto OTAN para las Comunicaciones y Electrónica, Comité Científico, Comité sobre Retos de la Sociedad Moderna, Comité de Información y Relaciones Culturales, Comité de la D e f e n s a A é r e a de la OTAN, Comité sobre el Mando Control, Comunicaciones y Proceso de Datos, Comité para la Coordinación del Espacio Aéreo Europeo, Comité de Operaciones del Consejo y Ejercicios. Dentro de la llamada estructura militar, España participaba desde su adhesión en el Comité Militar, como miembro a parte entera, con todos los derechos, pero sin destinar militares españoles en e Estado Mayor Internacional, donde también participaremos de aquí en adelante. Resumiendo nuestra actividad en la OTAN, puede decirse que se estaba presente en la total Fernández Ordóñez caciones respecto a la situación actual, salvo en las ya señaladas del Comité de Infraestructura y del Estado Mayor Internacional. El propósito de reducir una parte de las fuerzas americanas estacionadas en nuestro territorio sólo podía fijarse de manera muy general en el referéndum. Admitido el principio, su interpretación depende del Gobierno, que ha querido guardar en secreto el contenido de sus propias propuestas y de las contrapropuestas americanas. El grado de transparencia que el Gobierno quiera darle a esta delicada cuestión servirá de medida justa sobre la utilidad parlamentaria del debate general. La doctrina del memorándum El Gobierno considera, y así será expuesto hoy por los ministros Serra y Ordóñez en el Parlamento, que la fórmula de participación de España en la Alianza Atlántica está plasmada en los nueve puntos del famoso memorándum entregado por Serra en Bruselas en mayo del pasado año. Estos puntos son, en síntesis, los siguientes: 1. España participará en el Consejo Atlántico. 2. Integración en el Grupo de Plantificación Nuclear. 3. Asunción de responsabilidades de d e f e n s a en el eje Baleares -EstrechoCanarias. 4. Participación en el Comité de Planes de Defensa y en el Comité Militar. 5. España contribuirá al ciclo de planificación de fuerzas. 6. Participación en los Comités de coordinación logística y cooperación armamentística. 7. Contribución a los presupuestos civil, militar y de infraestructura. 8. Presentación de candidatos a la secretaría internacinal y el Estado Mayor Internacional. 9. Se presentarán propuestas concretas al Staff internacional Desnuclearización La voluntad española de permanecer como país desnuclearizado dentro de la Alianza- igual que Canadá, Islandia, Noruega y Dinamarca- puede considerarse enteramente legítima, y ha sido aceptada por los aliados atlánticos con entera buena voluntad. Quedan, sin embargo, por aclarar dos puntos esenciales que, aun perteneciendo al libérrimo deseo soberano de España, deben ser conocidos por sus aliados para preparar sus planes defensivos comunes. En primer lugar, si España estará dispuesta a admitir en caso de conflicto armas nucleares, tal y como tienen previsto los otros países desnuclearizados de la Alianza, y, en segundo lugar, si España ha decidido quedar desnuclearizada en cualquier caso, haya guerra o no haya guerra, exista una situación de crisis o no exista una situación de crisis. Sobre este marco de cuestiones concretas se abre el debate, donde en realidad las oposiciones- -puesto que las hay de variado signóse encargarán de preguntar y ei Gobierno de responder. La figura del día- SERRA Y ORDOÑEZ Los ministros de Defensa y Exteriores explicarán hoy la política de seguridad y defensa del Gobierno. La oposición ha advertido que no llegará a un consenso en esta materia mientras el Ejecutivo persista en actitudes de secretismo Ambos ministros deben aclarar las incógnitas planteadas, sobre todo en lo que a OTAN y bases USA se refiere.