Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ABC OPINIÓN Ni guerra ni política ZIGZAG Muertos de miedo Lo que hasta ahora ha sido una simple metáfora puede convertirse en realidad, según estudios científicos. Stress intenso, estados de cólera o miedo pueden provocar el debilitamiento del músculo cardiaco y Ja muerte de sus fibras: para evitar estos efectos Estados Unidos acaba de dictar una disposición legal que protegerá a los ciudadanos de estos supuestos. No hace falta utilizar armas: un simple papel, una frase o una amenaza pueden hacer que una persona muera literalmente de miedo. MARTES 21- 4- 87 A PESAR DEL PAPA E SPERO que mi buen amigo Enrique Miret Magdalena me perm ¡tirá que le diga sin rodeos que el título que ha puesto a su último artículo es la frase más cruel e injusta que yo haya leído en mi vida. Católicos a pesar del Papa escribe para explicarnos que- s e g ú n e l los católicos nos encontramos ahora en un momento tan malo que el Papa se ha convertido, de maestro de la fe, en enemigo de nuestra fe, en tentador que, al parecer, nos invitaría a diario a apartarnos del verdadero Evangelio. La frase, la idea, me resulta tan monstruosa que me cuesta trabajo creer que haya sido escrita. Y voy a empezar por asombrarme de ese plural de la palabra católicos Si Miret Magdalena es católico a pesar del Papa ese será, en todo caso, un problema suyo, y no pequeño precisamente. Pero que cargue ese a pesar sobre los hombros de todos los católicos de hoy me parece que pasa de castaño oscuro. Al menos quiero que a mí me excluya de ese plural. No voy a decir yo que sea católico gracias al Papa No, yo soy católico gracias a la bondad de Cristo y también un poco gracias a la ayuda de todos mis hermanos en la fe, el primero de los cuales y el más querido es el Papa. Tal vez puedo añadir que soy católico a pesar de mí mismo ya que mi fe no encuentra en el mundo otro obstáculo que la mediocridad de mi propio corazón. Pero ciertamente yo no me atrevería a extender mi dedo hacia ningún creyente para decirle: tú eres un enemigo de mi fe, tú me obstaculizas, yo soy católico a pesar tuyo. Porque el día que yo dijera eso me habría convertido en juez de mi hermano. Y, si lo dijera sin atenuantes, sin esfuerzo por comprender sus posturas, con una condenación total y radical, sería, además, el más torpe de los inquisidores. Porque eso es- y perdóname, E n r i q u e- lo que me asombraba en tu artículo: que no había en él un solo resquicio de comprensión, de compasión. Todo te parecía funesto en la dirección actual de la Iglesia, todo rechazable. Al parecer no encuentras un átomo positivo, ni siquiera una buena voluntad, en el Papa a c t u a l Cuando más aceptas que el pobrecito no entiende muy bien las cosas porque es polaco. Y, acostumbrado a tierras muy distintas a las de Occidente y del Tercer Mundo resulta que mueve hábilmente su política para encadenarnos en los hierros paralizantes de ia burocracia vaticana Todo esto lo justificas en que como algunos Papas cometieron algunos errores, por lo visto nosotros podemos pensar que ahora los comete todos Pero ¿no te das cuenta de que esa misma globalidad, ese total negativismo de tu crítica, obliga a pensar que tiene que ser forzosamente falsa? ¿No crees que el justo derecho a criticar que tenemos los católicos va contrapesado por la obligación de que esa crítica sea justa y no desaforada? ¿No crees que el deber de criticar va unido también al de elogiar lo elogiable y, en todo caso, al de tratar de entender al diferente? ¿No te resulta asombroso el que no encuentres nada- nada- nada elogiable en el actual Pontífice? Yo entiendo que en la Iglesia actual- y en la de cualquier época- encuentres cosas disgustantes. También yo las encuentro. También a mí hay cosas que me cuesta digerir. Pero me parece que esa digestión se vuelve más fácil cuando uno trata de entender a aquellos a quienes ama. Y resulta que yo amo a este Papa con el mismo corazón con el que amé a mis padres. Y te aseguro que- a u n en caso de discrepancia- yo nunca hubiera criticado a mis padres como tú haces con Juan Pablo II. Perdóname la sinceridad, amigo. J. L. MARTIN DESCALZO Fórmulas publicitarias Acaba de clausurarse en Roma el congreso universitario Univ 87. Una ponencia sobre la imagen del hombre en la publicidad allí presentada analiza los contenidos y estrategias de los anuncios publicitarios. La fórmula infalible para promocionar con éxito un cosmético, vender un automóvil o incluso exportar un estilo de vida es la apelación al placer, la autoestima y el poder. Las conclusiones del trabajo basan en algunos porcentajes sus conclusiones: la tendencia al yo individual se manifiesta en un 42 por 100; la del goce, y las lúdicas y vitales en un 15 por 100 respectivamente, y la del impulso vivencial en un 16. Un parco 6 por 100 acapara valores que estimulan la convivencia y la filantropía. nacidas del primitivo diseño de Salamanca. De pronto un bodrio espantable rompe la armonía del conjunto y se alza cuatro pisos por encima de la línea de tejados. El horrendo edificio de ladrillo visto, en Jorge Juan esquina a Serrano, debe constar en las antologías del crimen urbanístico. Una remodelación razonable de la plaza obligaría a cortar ese pastel por la mitad. Un Ayuntamiento inteligente, decidido a defender Madrid, debe encontrar los recursos necesarios para indemnizar a los habitantes de esos cuatro pisos y salvar ia plaza. Y por cierto ¿para cuando un estudio que solucione el problema planteado a nuestra puerta de Alcalá por la torre de Valencia? Diplomacia y partidismo El prestigio internacional de la carrera diplomática española está de día en día amenazado por el partidismo. Cuando el PSOE se hallaba en la oposición, un selecto grupo de militantes inconfesos, so pretexto de que UCD tendía al favoritismo, logró que se adoptara la antigüedad como único criterio de promoción en la carrera, lo que favoreció a ciertos profesionales que en la práctica no ejercían como tales. Desde que llegó al poder el PSOE se esfuerza en consolidar la figura del diplomático afecto al partido, en contraste con el diplomático tradicional al servicio del Estado. A medida que avanza este encauzamiento de nuestra carrera diplomática, se ha pasado de la política de Estado a la política de Gobierno, y de ésta a la de partido, servida por funcionarios cuya fidelidad inquebrantable está por encima de su competencia. Estos y nuevos vientos pueden deparar alguna tempestad al palacio de Santa Cruz. Plaza de Colón Madrid sería una ciudad habitable si no fuera por la sucesión de atrocidades urbanísticas cometidas en el último medio siglo. Sitúese el lector, por ejemplo, en la plaza de Colón y observe la hilera de casas que cubren, sólo en la cera de los pares, ese frente de la calle de Serrano. Son casas discretas, gratas a la vista, PUNTOS DE VENTA DE A Í B O N ARGENTINA BUENOS AIRES: Aeropuerto Internacional de Ezeiza; Corrientes y Maipú (edificio Entel) Florida y Cangallo; Florida y Corrientes (dos quioscos) Florida y Lavalle (dos quioscos) Florida y Tucumán; Florida y Viamonte (dos quioscos) Florida y Córdoba; Florida y Paraguay (dos quioscos) Florida y Charcas (dos quioscos) Automóvil Club- Belgrano; Aeropuerto Nacional J. Newbery; Corrientes y Maipú (Modart) San Martín y Sarmiento; Avda. de Mayo y Perú; Avda. de Mayo y Chacabuco; Avda. de Mayo y Tacuarí; Avda. de Mayo y Avda. 9 de Julio; Hotel Castelar; Rivadavia y Callao; Congreso Nacional; Plaza de los Misereres; Plaza de Constitución.