Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, pág. 58 TRIBUNA ABIERTA XUNES 20- 4- 87 UVE la suerte de a s i s t i r hace muy pocos días, a un precioso acto que viene celebrándose en Miami año tras año desde 1983: la entrega de las órdenes Don Miguel de Cervantes, a los maestros que hayan enseñado mejor el idioma español en las escuelas, y Don Quijote de la Mancha, a los alumnos que hayan destacado en el estudio de nuestra lengua. Es ei Instituto de Cultura Hispánica de Miami quien otorga estos premios. El primer año se dieron 259 diplomas. En el 87, 1.079... -Éstas órdenes académicas se crearon para reconocer públicamente la labor del maestro de español de las escuelas públicas y privadas, y como aliciente y premio a los mejores alumnos en el estudio del idioma español elegidos libremente por sus profesores y sus colegios. El éxito en estos años ha sido inmenso y cada vez son más escuelas las que acuden a la cita, las que responden a nuestra llamada. Tanto es así que hemos tenido que celebrarlo en un teatro mayor, pues ya no cabíamos... -Es María Orta (director ejecutivo del Instituto de Cultura Hispánica y perteneciente años atrás al Instituto Cubano de Cultura Hispánica) quien me informa de todo. Habla de esta labor con desbordante entusiasmo, con infinito orgullo: ¡Toda nuestra lucha por la propagación del idioma español es poca! -exclama. Es una mujer menuda, viva, inteligente, incansable y con un tesón como pocas veces he conocido. -E l Instituto de Cultura Hispánica de Miami- m e explica- fue fundado por algunos miembros del Instituto de Cultura de La Habana y por un grupo de hispanistas residentes aquí. El presidente, entonces, fue el doc- T DON MIGUEL DE CERVANTES Y DON QUIJOTE DE LA MANCHA, EN MIAMI i. i r- l I i- n res, aplaudían y disparaban sus máquinas fotográficas. Me emocionaba contemplar a esos niños de raza negra mostrando su perqamino con la imagen Por Nataha FIGUEROA j j eD o nQ y ¡j o l e or y gu tor Juan Fonseca, miembro de la Real Acá- liosos, magníficos alumnos del idioma espa- demia Española y de la Academia Cubana de ñol... Uno de ellos me contestó en castellano, la Lengua. Nuestros fines son dar a conocer feliz de poderlo demostrar, disculpándose por la cultura autóctona de nuestros países de sus equivocaciones, sonriente, vestido todo América, y la conservación, la de blanco. promoción y el enaltecimiento- Con el inglés y el español se del idioma español en los Estava a todas partes... dos Unidos de América. ¿Lo pondrás en un marco, Llegué al teatro acompañada verdad? de Mercedes Maciel, presidenta- E n un marco muy bello, muy actual del Instituto de Cultura grande, en mi casa... Hispánica de Miami, paraguaya, Imaginé a don Quijote con su activa y eficacísima, que lucha Sancho al lado en ese marco también a fondo por la propagamuy belto y muy grande en el ción de nuestra lengua y que, mejor lugar de la casa de esa fajunto a María, lleva a cabo esta milia de color, presidiendo siemmagnífica labor. pre. El teatro del Centro Comunita- El número de norteamericario Manuel Artime, situado en el nos que aprenden español- -me corazón de la llamada pequeña cuentan- que ya hablan espaHabana, recibía a familias enteñol en La Florida, va en aumenras de raza negra y de raza Natalia Figueroa to. Saben muy bien que sus poblanca esa mañana de domingo sibilidades para lograr cualquier primaveral, con niños vestidos puesto de trabajo son mayores si de fiesta por dentro y por fuera, impecables y hablan los dos idiomas. No sólo ocurre en La emocionados. Un grupo de alumnos entonó Florida. Ya empieza a propagarse por muel himno norteamericano ante más de mil chos otros Estados de Norteamérica. personas puestas en pie, respetuosas e inY entre aplausos y entusiasmo terminó la móviles, y otros muchos niños ocuparon el escenario enarbolando las banderas de todos entrega de premios. Magnífica idea ésta, importante acontecimiento por cuanto significa, los países de nuestra Hispanoamérica. Los premios empezaron a entregarse. Los obra estupenda que nació hace cinco años y muchachos ganadores subían a recoger sus que va convirtiéndose en algo cada vez más respectivos diplomas junto a sus profesores. grande y más firme, y que debemos apoyar y Al escuchar cada nombre, los padres, las ma- ensalzar para que su éxito siga cabalgando dres y los hermanos, y tantos otros familia- como nuestro Quijote. asuntos no relacionados con la poesía, pero Aleixandre recondujo el palique hacia aquélla. Probó su conocimiento Por Luis JIMÉNEZ MARTOS dé lo americano: desde durante más de dos horas. Le pregunté por la Rubén a las nuevas promociones. Libros, siempre libros. Llegaban desde toCantata en Aleixandre de Celaya: y por otras interpretaciones de su obra. Sonreía. A mí das partes a las manos del que los acogía y comentaba de viva voz o en esas cartas autodas me, parecen bien. Diplomática restógrafas que casi todo el censo de los poetas puesta. Esta cualidad, junto con el tono muy comunicante que empleaba el poeta para res- tiene y conserva como testimonio de un premio Nobel. A propósito de la posible venta ponder a los innumerables envíos de poemaríos, demostrando que los leía, configuraban del santuario de Welingtonia, he leído que la biblioteca de Aleixandre no tenía mucho inuna visión que fue siendo mítica. terés Me sorprende que esto se diga, aunLa segunda vez en acercarme, a Welingtonia fue para recoger a Aleixandre y llevarlo al que no me constan sus fondos, pero se me estudio. de Hispavox en el qué se grababa ocurre que si están entre ellos, según me fiDoce poetas en sus voces. Venían con el guro, los volúmenes que, desde los primeros mismo fin Luis Felipe Vivanco y José García años de la posguerra, se remitieron a Nieto. Nos perdimos. Hubo tiempo para, to- Aleixandre, es suficiente para afirmar la subida importancia de ese conjunto bibliográfico: mando a broma el trance, hablar mucho primeras ediciones, dedicatorias, nombres de mientras el chófer salía de dudas. Don Vicente elogió dos libros: uno de Angélica Bécker y todas las edades y estilos. Un material exotro de Alfonso Canales, su paisano. Abunda- traordinario para los estudiosos si se repara, además, en que no pocos de esos tomos son ron entonces las referencias mediterráneas, inenconírables. Si pudiesen estar juntos en tan de raíz en la lírica del autor. Usted oye algún sitio- Welingtonia o el que fuere- seel mar desde su jardín aseguré. Algunas ría un hallazgo. Y por añadidura esa bibliotetardes. ca sería un homenaje a quien fue los recibió En la última visita acompañé a Roberto Sosa, que acababa de ganar el Adonais, y a y atendió. Y un motivo de gratitud para. siempre, una herencia útil. Aurora de Albornoz. Era de noche. Surgieron A QUEL poeta, hacía poco llegado a Madrid y dispuesto a quedarse en este cotarro, me dijo: Ya tengo hora para visitar a Aleixandre, estoy en la programación de la Tertulia Hispanoamericana y escribo un libro para el Adonais. Le felicité por su presteza en hacerse un plan que, por- otra parte, no se diferenciaba del de muchos provincianos recién venidos o no. Ir a Welingtoriia, el chalé de don Vicente, era un rito, y el pjoeta sólo exigía para satisfacerlo que se le avisase con alguna anticipación la presencia de quienes deseaban conocerlo, leerle sus poemas y decir: He estado con el maestro y me ha dicho... Yo fui también a esa casa del parque Metropolitano, trozo de paraíso con un cedro como de la Biblia. Aleixandre acababa de publicar sus Poesías completas, y Rafael Morales, director de La Estafeta Literaria, me encargó que le hiciera una entrevista. Basabe tiró unas fotos en el saloncito. Ya solos, don Vicente- -ojos de tigre amable, mesura en el habla- me- rogó que le permitiera seguir echado y, asimismo, que no lo dijese en mi escrito. Un día, al verme así un poeta. americano, se asustó el hombre y por poco sale corriendo. En esa postura horizontal, con la mascarilla de Góngora al fondo, conversamos flLEIXANDRE Y LOS LIBROS DE POESÍA