Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 20- 4- 87 Consultorio ABC ABC 45 Regulación de atrasos y deducción por hyos menores Preguntas Fernando García, desde Madrid: Se trata de pensionistas de viudedad que han percibido las siguientes cantidades netas: Año 1985: pesetas 292.740. Año 1986: pesetas 834.918, de las que 243.600 pesetas corresponden a atrasos relativos al año 1985, cobrados en noviembre de 1986. El año 1985, por razones obvias, no presentó Declaración de Renta. ¿Cómo se procede en el año actual, para los ingresos obtenidos en 1986? ¿Procede declarar solamente la cantidad relativa a dicho año, pesetas 591.318, o la totalidad percibida en tal período? Si sólo debe figurar la cifra indicada de pesetas 591.318, ¿cómo se actúa por lo que respecta a los ingresos devengados en 1985, que superan et límite de 500.000 pesetas y cuya declaración no pudo formularse en 1986 por no haber conocido hasta finales de dicho año la aprobación y cuantía de la nueva pensión? Al ser neta la cifra que percibe, ¿qué ingresos brutos debe declarar? ¿Puede según tengo entendido, calcularse un nominal y figurar como Impuestos a cuenta para deducir de la cuota a ingresar, la diferencia entre las cantidades brutas y netas? ¿En tal caso, con qué tipo de retención ha de operarse para deteminar los ingresos brutos? Ruego aclaración también sobre los siguientes extremos de índole distinta: Los hijos con ingresos brutos superiores a 500.000 pesetas, que conviven con sus padres y forman, por tanto, parte de la unidad familiar, ¿deben ser incluidos siempre en la declaración de aquéllos, sea cualquiera su edad o, por el contrario, deben formular su declaración individual? En este último supuesto, ¿deben formalizarla cuando alcancen determinada edad o en el momento en que sus ingresos rebasen la cifra de las 500.000 pesetas? ¿Se pueden efectuar las deducciones establecidas por hijos si figuran con ingresos en la declaración del padre? Mi felicitación por su Diario de Economía sumamente sugestivo y completo. Respuestas La regularización de los atrasos por rendimientos del trabajo correspondientes al año 1985 deben realizarse presentando una declaración por ese año en la que se aclare que se formula en virtud de lo establecido por el artículo 109, apartado 7 del Reglamento, con lo que no debe llevar aparejada sanción ni recargo alguno. Si no le han practicado retención, no debe elevar al íntegro nada. Hasta 650.000 pesetas anuales por pensiones o haberes pasivos no procede retención alguna. Además, en general, desaconsejamos ese proceder. Los hijos menores de dieciocho años forman parte de la unidad familiar siem- pre, debiéndose acumular sus rentas a las de los padres. Si tienen más de dieciocho años, no forman parte de la unidad familiar, aunque convivan. Comenzarán a presentar declaración cuando individualmente obtengan rentas superiores a 500.000 pesetas, como cualesquiera otros contribuyentes. La deducción por hijos mayores de dieciochos años y menores de veinticinco procede si el hijo no obtiene rentas superiores a 100.000 pesetas anuales. No debe, ni le conviene, integrar las rentas del mayor de edad con las suyas, desde ningún concepto. procede cuando existe éste. El cónyuge viudo no puede aplicarla. 2. La deducción variable polinómica se calcula cuando en una unidad familiar hay dos o más perceptores de rendimientos del trabajo. No dos fuentes de rendimientos percibidas por una misma persona, sino dos sujetos que obtengan rendimientos de esa naturaleza. 3. La herencia se entiende aceptada por declaración expresa, pero también por la realización de hechos que revelan esa voluntad- como la administración o el disfrute de los bienes. Los supuestos de pendencia efectiva son extrañísimos. Por lo que dice de haber satisfecho ya el impuesto sobre sucesiones, deducimos que ya ha existido aceptación tácita. Consecuentemente, cada titular debe declarar los ingresos de los bienes que le hayan correspondido. Si la herencia permanece indivisa, existirá una comunidad de bienes en la que cada condueño tendrá una cuota ideal por la que debe declarar. Las viudas no pueden hacer la deducción polinómica Herencias Pregunta: Soy funcionaría jubilada y viuda de funcionario del Estado. Percibo mi pensión de jubilación y además pensión de viudedad- nos dice Leonor Suárez, desde Gijón- Ya sé que este año en la declaración de la renta la pensión de viudedad figurará como renta del trabajo y deducirá el 2 por 100 igual que la pensión de jubilación. Deseo preguntar: 1, Ya que la pensión de viudedad figurará com rendimiento del trabajo producido por el cónyuge fallecido, ¿puede hacerse constar en las deducciones generales la deducción por matrimonio? 2. Por el mismo motivo, ¿puede hacerse constar la famosa deducción polinómica Yo entiendo que sí. Razón: los ingresos proceden del trabajo (como pensiones) de los dos cónyuges, y si en vida del marido constaban las dos pensiones como ingresos del trabajo y se hacía la deducción por matrimonio y se aplicaba la deducción polinómica ¿por qué ahora en situación similar de procedencia de los ingresos, a efectos del IRPF no se va a hacer igual que si viviesen los dos? Otra pregunta: Los herederos (hijos) del matrimonio (el marido fallecido) no se han hecho cargo de la herencia ni tienen prisa en hacerlo. ¿Quién tiene que declarar los ingresos de esa herencia que corresponde a los hijos, pero que no han tomado posesión de ella? Ya se pagaron los derechos reales (impuesto de sucesiones) ¿Tendré que declararlo yo, la viuda? Respuestas: 1. La deducción por matrimonio sólo La donación de acciones supone la pérdida de desgravación Pregunta Como constante lector de esa sección de ABC me dirijo a ustedes para plantearles unas cuestiones que tal vez sean de interés para otros lectores- nos dice Ángel Rodrigo, desde Oviedo. En el supuesto de una donación a un hijo, legalmente emancipado, de acciones que fueron suscritas dos años antes del momento de las donación acogiéndose el donante a la deducción por inversiones. a) ¿Se pierde dicha deducción aun en el supuesto de que el hijo donatario complete el período de tres años de permanencia exigido? b) La donación citada supone una disminución real del patrimonio del padre donante. Pero esta disminución ¿tiene alguna influencia en el momento de calcular el incremento de patrimonio exigido por el artículo 124.3 del Reglamento del IRPF? Respuesta a) La dedución por inversiones en suscripción de títulos exige el mantenimiento de los mismos en el patrimonio del adquirente durante el plazo mínimo de tres años. El Reglamento admite algunos casos en que no se entiende interrumpida la permanencia, como ocurre con el fallecimiento del suscriptor, si sus causahabientes continúan con ellos hasta contemplar el plazo de tres años. Pero entre aquellos supuestos no se recoge el de la donación, por lo que entendemos que si ésta existe se pierde el beneficio. b) Si el contribuyente dona algo se reduce su patrimonio, por lo que se entenderá disminuido en ese importe al efecto del cálculo exigido para poder aplicar la deducción por inversiones. Claro que su relevancia se manifiesta el año de la suscripción, no después.