Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6I ABC OPINIÓN LUNES 20- 4- 87 S Queridísimos yuppies ZIGZAG Televisores atronadores Empieza el buen tiempo y los españoles comienzan a vivir durante meses con las ventanas abiertas. Hay que acabar de una vez con la mala educación y el egoísmo cerril de quienes a través de los patios y aun de las calles y plazas atruenan a sus semejantes con el volumen de sus televisores. La mayor parte de nuestras casas son de construcción modesta y aislamiento escaso. A través de tabiques y suelos invaden nuestra intimidad ios goles de Juanita, las turbulentas escenas amatorias de Falcon Crest o las declaraciones del ministro de turno. Afortunadamente una firma japonesa ultima en estos días según noticias no confirmadas, un útilísimo invento: mediante una mando a distancia pequeño y. económico, sensible al volumen excesivo de los aparatos cercanos, podrá el usuario reventar las lámparas de todo televisor excesivamente sonoro en un radio de acción de 400 metros. Prodigios de la electrónica. Gracias sean dadas al cielo. cias europeas pone carne de gallina a la gente responsable Y añade: Francia e Inglaterra ya están preparando su rearme; Alemania duda y el resto de la CEE se halla entre la parálisis y la inopia. Se enterará con cuatro o cinco años de retraso, como siempre. La decisión francesa y los últimos movimientos de Thatcher- s u viaje al continente y a Moscú ha sido una obra maestra de la diplomacia- preludian una época de movilización europeas de la que podrían salir decisiones políticas muy importantes para el Mercado Común y la futura unión europea. Porque nadie creerá nunca en un Europa que no está dispuesta a gastarse el dinero en defenderse PARAÍSOS PROVINCIALES H ABÍAS vuelto a descubrir el encanto de! tiempo de sobra. Estabas harto de! a gran ciudad, donde el lunes por la tarde parece jueves por lo menos. En provincias, ya se sabe, triunfar es difícil porque hay menos mediocres. Llevadas sólo un mes allí, buscando casa, y ya te habían admitido en el Círculo Comercial y en el Casino de Labradores. Raro, porque un registrador de la Propiedad con fama de progre no suele encajar entre la gente feliz que lee los periódicos por la noche. En Madrid era horroroso: todo el mundo tiene aspecto de imprescindible y no falta un día a la oficina, no sea que puedan ir las cosas bien sin su presencia. Siempre habías sido un chico difícil; un poco golfo para aquellos tiempos. Y mirabas por encima del hombro a las ricas herederas y por debajo del escote a las dependientas y aprendizas del salón de peluquería. Odiabas las manos destrozadas por la lejía y la miserable esclavitud de los fregaderos. Y te enardecían las cosquillas de las uñas lacadas por tres generaciones de bordar coronas en seda natural y destrozar Chopin al piano. Habías decidido regresar a la misma ciudad donde habías sido pasante del notario mientras preparabas oposiciones. No sabías muy bien sí por una simple razón de escalafón o porque de verdad habías dejado allí colgados los recuerdos. A lo mejor era, simplemente, porque naciste para cazar a una ingenua como otros nacen para oficial primero administrativo. Trabajaste duro para que nadie pensara que querías dar el braguetazo. Pero en lo más escondido de tu orgullo algo te decía que un tipo como tú no podía conformarse con vender sus gananciales por un plato de lentejas. Ya ni te acordabas cómo se caza al ojeo. Pero aceptaste la invitación porque iban a estar allí las fuerzas vivas de la localidad. Te lo sabías todo sobre las Benelli de platina completa, la incomprensible liviandad de la F. N. de repetición y la implacable concentración de tiro de la vieja Sarasqueta cuando el abuelo salía a torcaces. Pero no habías pegado un tiro en el campo desde que acabaste el Bachillerato. Sólo en el cuarto de juegos de aquel molino reconstruido disparabas algún fin de semana sobre (a sombra electrónica del vuelo de una perdiz en 625 líneas. No recuerdas si. fue el gobernador civil o el presidente de la Diputación. Pensándolo bien tal vez fuese el secretario de la Cámara de Comercio. Era igual. Alguien te la presentó. Te pareció conocerla de toda la vida. Estaba allí, arrogante y lejana, y ya no se parecía a ningún recuerdo. Ni siquiera te acordabas de la primera vez que te sorprendió el instinto junto a ella en aquel sillón de flores amarillas. Ya no era aquella joven asustada. Ahora podía ser una de esas mujeres que veías en los supermercados con un gesto inequívoco en lá cara: la obsesión de equiparse en ese momento para toda la vida. Apenas tres perdices y una liebre. Te decía el secretario que te colocaras a favor tíe querencia y que esperaras a la umbría por la tarde. Pero estabas pensando en otra cosa. Se te cayó el alma a los pies cuando te dijeron que ella iba a cobrar más de tres docenas de piezas y aún andaba dando tiros con una avancarga al otro lado del bebedero. Sonó una explosión seca detrás de una loma de jaras. Allí, junto, a un cimbel de palomos, yacía en el suelo con la cara ensangrentada. Era sólo un rasguño pero pudo ocurrir lo peor. Despreció tu pañuelo mientras se erguía desafiante. No quiso beber de tu cantimplora. Alguna vez me tenía que salir un tiro por la culata- d i j o- Las schioppo son muy traidoras. ¿Quieres decir que aún es tiempo? -preguntaste. Le brillaron los ojos como aquella vez que la rondaste con la Tuna de Derecho: con una mezcla de miedo y remota esperanza. -Deberías saber que esta finca ya no es mía. En realidad no tengo ya ninguna finca. -Lo sé- dijiste- Lo he visto en el Registro. Luis ignacio PARADA Reconstruir La más antigua casa de Castellón acaba de ser reconstruida, a sus solas expensas, por don Ramón Serrano Súñer. El eminente jurista y activísimo octogenario ha explicado su decisión con unas palabras que conviene divulgar: En estos tiempos en los que la sed de lucro lo invade todo, una inversión de capital, grande o pequeña, que no sea rentable, ha de parecer disparatada a los hombres de negocios y a los especualdores con perspectivas inmediatas. Tiene en cambio explicación cuando se procede por un imperativo moral; y el mundo moral es más cierto, seguro y firme, que ei económico, aunque algunos no lo crean, y nos trae más salud al espíritu que aquel otro que, con todo su atractivo inmediato, es en definitiva frágil, huidizo, y no lleva casi nunca satisfacción plena a los sentimientos más profundos del ser humano Esfuerzos como éste privarían de sentido las palabras terribles del joven José Ortega y Gasset a principios de siglo: España es una ruina d e mar a mar Europa se mueve Como casi siempre, Jiménez Losantos acierta a decir lo que los demás callan, por adular al poder o por simple ignorancia. Escribe el columnista sobre las negociaciones de desarme: La importantísima decisión francesa de votar en el Parlamento un presupuesto extraordinario de Defensa- asumido por todos los partidos excepto, claro está, los comunistas, que sólo deciden gastos militares cuando están en el poder- ha abierto la carrera para el rearme europeo, en previsión de un pacto USA- URSS y de una cierta retirada norteamericana de Europa. Eso que tanto ilusiona aquí a los neutralistas conscientes y a los papanatas inconscientes, en las democra- Pida información a EDITORIAL PRENSA ESPAÑOLA, S. A. Padilla, 6 28006 MADRID Tel 4312628 y 4312711