Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 A B C ESPECTÁCULOS VIERNES 17- 4- 87 -XXVI Semana Religiosa de Cuenca- La ópera El hyo pródigo de Britten, en producción del Festival de Carintia Cuenca. Leopoldo Hontañón Con la presentación de la ópera de iglesia El hijo pródigo de 1968, de Benjamín Britten (1913- 1976) las Semanas han ofrecido, precisamente en la edición en la que inauguran su internacionalidad, dos- primicias del mismo tiro: la del estreno de esa página en España y la de la incorporación del género escénico a la prueba conquense. El éxito, reflejado tanto a la entrada como en las aclamaciones finales, avala el acierto de la doble decisión. La de la elección del título, porque no la justificaría por sí solo el dato de que no se conociera aquí; la de inscribir en la historia viva de las Semanas un capítulo hasta ahora inédito en ellas, porque de ninguna forma chocó, como hubiera podido pensarse a priori ni con su carácter ni con sus escena rios. Me uno- con la única reserva que luego apunto- porque los considero tan lógicos como justificados, a ese éxito y a esos avales. El hijo pródigo muy de acuerdo con la mayor parte de la producción escénica de- Britten, es obra prevista para conjuntos ca merísticos- tanto instrumentales como vocales. Lo que conlleva esto de necesidad de cuidar y pulir al máximo la escritura musical y su adecuación a las características fonéticas del texto- e n lo que Britten es maestro con su inglés natal- se logra por el compositor en grado eminente en el título ahora contem- piado. Su estructura, cíclica en cierto aspec to, basa el discurso, no abundoso, quizá, en hallazgos dramático- expresivos aunque sí grato, en hábiles juegos polirrítmicos. En cuanto a la asunción por el espíritu, por el clima de las Semanas y por los estrados de la Antigua Iglesia de San Pablo de un espec táculo representado, ha sido tan completa como natural. Se diría que no se ha hecho- otra cosa en San Pablo que montar óperas- de cámara. Todo se redondeó con una versión modéli- ca. Én lo musical y en lo escénico. Ventajas evidentes de contar para él estreno con la producción prácticamente íntegra- despaciosamente estudiada y largamente rodada- de una entidad de la garantía del Festival de Carintia. Solo- un pero aunque, ciertamente, no baladí: los textos fueron cantados en alemán, con lo que ello implica de pérdida de autenticidad, sobre todo teniendo en cuenta to antes dicho. Por lo demás, todo funcionó a las mil maravillas. Una escenificación, tan so. mera y sucinta como ingeniosamente empleada, de Federik Mirdita y una dirección musical segura y de comedida vehemencia de Erwin Ortner, se vieron felizmente servidas en los papeles protagonistas por el excélente bajo Hans- Martin Ñau, en el padre y el apropia dt simo tenor, por timbre y expresión, Góran Fransson, en el hijo menor muy bien secundados por Armin Ude tentador y Josef Baert (hijo mayor) Los ocho elementos de la Orquesta del Festival de Carintia fueron ejemplo por su parte de calidad individual que sabe adaptarse a misiones de subrayado dramático de grupo, al paso que los otros ocho componentes del coro vienes Amold Schoenberg que dirige Johannes Prinz cumplieron con eficacia absoluta sus prestaciones de siervos y mendigos La Escolanía de Nuestra Señora del Recuerdo que prepara César Sánchez, supuso, con la misión narrativa que asumió el propio director de las Semanas Pablo López de Osaba, la competente contribución hispana a la estupenda embajada del Festival de Carintia. Lamentables coincidencias con otros conciertos de Madrid y de fuera de Madrid impiden dar noticia directa aquí del que ofreció el martes el Coro de RTVE como presentación oficial de su nuevo director, Jordi Casas. Quede, al menos, constancia de lo que, según muy fidedignas noticias, ha sido éxito muy grande del conjunto y su nuevo conductor. La iglesia de los Jerónimos, repleta de aficionados, fue el escenario de una convocatoria que ha abierto con los mejores auspicios una etapa más de la agrupación coral radiotelevisiva, en la que, con Alicia Armendía de soprano solista, interpretó páginas de Mendelsshon, Bruckner, Manuel Blancafort, Wd y Poulenc. La Orquesta del Conservatorio de Milán, en el festival murciano Murcia. Antonio Fdez. -Cid enviado especial El forzoso adiós al Festival Internacional de Orquestas de Jóvenes, Murcia 87, se produ- ce cuando faltan varias actuaciones y con la especial pena de no poder oír en la sesión de clausura la obra de estreno de Luis de Pablo. Hemos de irnos con la música a otra parte Cuenca, donde nos aguardan importantes jornadas de su tradicional Semana. Por ventura, la despedida no ha podido ser más grata. El concierto de la Orquesta de Cuerdas del Conservatorio de Milán marca una cota difícil de superar. En todo caso, el mayor nivel de cuanto he presenciado en las tres ediciones contempladas. Formación juvenil, aunque con componentes un poco mayores que bastantes otros grupos (casi infantiles) Los ocho violinistas, tres violas, dos violonchelos y un contrabajo, del Conservatorio de Milán, son catorce instrumentistas de rango, no sólo comparable al de entidades profesionales, sino que incluso muy pocas en esta condición alcanzan. Tocan de manera brillante y sensible, rica en la expresión y las matizaciones, buena y sorprendente por lo compacta. A este respecto, la intensa igualdad de los dos violonchelos merece aplaudirse de forma especialísima, como las intervenciones solistas de primero y segundo violín y violonchelo de Háendel. Dirige el grupo el maestro Daniele Gathi, con indudable autoridad y eficiencia. Consigue lo que quiere... y quiere, incluso demasiadas cosas. Viene esto a cuento de exigencias de pianísimos, reguladores, crescendos que llegan a la filigrana y rozan, por tan sutiles, con la afectación. Es la antítesis del director envarado y esquemático; amplio y generoso en el gusto, alcanza lo mucho que pide y hemos de rendimos ante esta calidad, tanto cuando logra irreprochables visiones del encantador Divértimento en si bemol mayor, el K 137, dé Mozart, o insufla de un cierto halo de lirismo mediterráneo el Concierto Grosso núm. 1, de la Opus 6, de Háendel, como en momentos de belleza suma, calor brillantez y perfección contagiosa, en la Serenata para cuerda de Tschaikowsky. Por todo ello, no ha de extrañarnos el éxito grandísimo, con bravos ibéricos y bravi de algún compatriota orgulloso del triunfo, que llevó a repetir un tiempo de Mozart y regalar la universal melodía Yesterday, el más popular fragmento de los Beatles. Repito, este conjunto, que ha podido escucharse en Murcia por un precio simbólico, lució bastantes más quilates que otros de exigencias en lucha con presupuestos económicamente limitados. Fue un regalo y lección del tan simpático Festival Internacional de Orquestas de Jóvenes, Murcia 87. El director Herbert von Karajan no ha logrado impedir la venta de algunas viejas grabaciones de su versión de La flauta mágica Karajan pretendía que esas grabaciones, hechas en Viena en 1962, fuesen retiradas del mercado porque su deficiente calidad de sonido podría perjudicar su fama. El Tribunal Federal Supremo resolvió el pleito, sin embargo, en contra de Karajan al sentenciar que un austríaco no puede reclamar en la RFA protección jurídica frente a algo hecho en el extranjero. Balbín afirma que TVE funciona mal por culpa del Gobierno Madrid- José Luis Balbín, ex director del programa televisivo La clave ha declarado en Cartagena que Televisión Española funciona tan mal con Pilar Miró como con Calviño, porque el problema no está en ellos, sino en el Gobierno según informa Oír. En su crítica a la actual directora general de RTVE, señaló que Pilar Miró es obediente al Gobierno pues en cierta ocasión manifestó que ella hacía lo que dijera Felipe González Asimismo, Balbín puso en duda la imparcialidad y libertad de Pilar Miró que censura cine, programas y cesa a quienes disienten del Vaticano añadiendo que se mostraba escéptico ante el proyecto de ley de televisión privada porque eso va para tiempo y no me extrañaría que mediase el presidente del Gobierno, I pronto... i Dirección y s u- JVÍARIA ROSA BALLET ESEftÑOL