Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VIERNES 17- 4- 87- RELIGION -ABC, pág. 39 Cirarda invita a no olvidar la religiosidad en Semana Santa Pamplona. Ep El arzobispo de Pamplona y Tudela, monseñor José María Cirarda, ha hecho pública una carta pastoral. en la que pide que no se olvide la religiosidad de las fiestas de Semana Santa. Cirarda manifiesta que es consciente de qué las cosas han cambiado en los últimos años y de que de la masiva asistencia a las procesiones penitenciarias y celebraciones litúrgicas se ha pasado a disponer de estos días de holganza laboral para vacaciones de primavera en montes y playas. Sobre este cambio, el arzobispo navarro señala que ni es pastoral ni tiene sentido pretender remar contra una corriente que se impone por su propia fuerza y que es general. Pero es bueno que todos procuremos mantener el sentido religioso de estos días especialmente santos allí donde estemos, participando en los cultos religiosos y santificando así, aunque de modo distinto a como se hacía antes, unos días que conmemoran los misterios más hondos de nuestra fe cristiana e E! ex sacerdote y eurodiputado socialista Víctor Manuel Arbeloa, ha manifestado a una revista relacionada con la diócesis madrileña, que gracias a Dios, los católicos hoy estamos políticamente divididos Arbeloa fue el primer presidente del Parlamento navarro y ha declarado también que una de las cosas que más me han hecho sufrir ha sido el silencio, la cobardía, la inhumanidad de cierta parte de la Iglesia en el País Vasco y Navarra ante las matanzas de ETA Juan Rabio! besa los pies de uno de los religiosos que participaron ayer en la celebración de la cena del Señor en! a basílica romana de San Juan de Letrán. Ei Papa lavó los pies a doce religiosos en la celebración del Jueves Santo Novecientos sacerdotes concelebraron con él la misa crismal Ciudad del Vaticano. Ep A las 9,30 del Jueves Santo, Juan Pablo II presidió en la basílica de San Pedro la concelebración de la misa crismal, en la que participaron veinte cardenales, treinta obispos y novecientos sacerdotes. Por la tarde, a las 17,30, el Pontífice celebró la cena del Señor, en la que lavó los pies a doce religiosos que simbolizaban a todos los de Roma, queriendo así manifestar su reconocimiento por la labor social que los religiosos realizan. La misa crismal, en la que se consagran los crismas que se van a emplear después todo el año en los distintos sacramentos que los precisan, se considera una de las principales manifestaciones de la plenitud del sacerdocio del obispo. Es también un signo de la unidad existente entre éste y los presbíteros de su diócesis. Ayer ei Papa, como obispo de Roma, presidió por la mañana la misa crismal, en la que participaron más de novecientos sacerdotes, además de obispos y cardenales. En su homilía, Juan Pablo II explicó el significado de la liturgia de este día: la unión de Jesús, Cristo y Señor, venido al mundo para evangelizar a los mansos, para sanar a los contritos de corazón, predicar la remisión a ios cautivos y la libertad a los presos. Junto a todos estos signos de la potencia del Espíritu Santo se rebela- dijo el Papala Iglesia como sacramento de salvación en Cristo crucificado y resucitado. Verdaderamente: veremos a aquel que han atravesado. Y año tras año, mediante el sagrado triduo pascual, miraremos intensamente a la Iglesia que nace del costado del esposo, traspasado en la cruz. Con la misa vespertina, en la que se recordó la última cena de Jesús con sus discípulos, celebrada por el Papa a las 17,30 en la basílica romana de San Juan de Letrán, empezó el triduo pascual de la pasión y resurrección del Señor, cumbre de todo el año litúrgico. Cristo, dijo el Pontífice en su homilía, consumó la obra de la redención humana y de la perfecta glorificación de Dios mediante su misterio pascual con el que, muriendo, destruyó nuestra muerte y, resucitando, nos devolvió la vida. Después Juan Pablo II se refirió a los misterios que se celebran especialmente en el Jueves Santo: la Institución de la eucaristía, del orden sacerdotal y el mandamiento sobre la caridad fraterna. A continuación, acabada ya la homilía, vino uno de los momentos más espectaculares de la liturgia del día: el lavatorio de los pies. Este año fueron elegidos para ello doce religiosos, representando a las órdenes que trabajan en Roma y que se han dedicado en estos años al servicio de los más necesitados. La oración de los fieles fue hecha en inglés, pidiendo por la Iglesia católica; en francés, por todos los cristianos; en español, por los que trabajan por la paz, y en alemán, por los prófugos y los millones de niños que mueren de hambre Llegados al lugar de la reserva, el Papa depositó el Santísimo y, de rodillas, lo incensó, mientras se cantaba el Tantum ergo Después de unos momentos de adoración en silencio, se retiró a la sacristía. Pastoral del obispo deMálaga sobre el dolor humano Málaga. Francisco Acedo El obispo de Málaga, Ramón Buxarráis, ha dirigido a los malagueños una carta pastoral (la XV a Valerio) bajo el título de Ha muerto un niño ¿quién tiene la culpa? en la que analiza la reacción del dolor en varias formas distintas. Sólo quiero referirme al dolor físico, psíquico o moral- -dice- y sobre todo, a la misma muerte, que aparecen como compañeros inseparables del hombre peregrino por los caminos de la historia. Estoy convencido que ninguna respuesta especulativa puede satisfacer a la pregunta vivencial del porqué, en su amplio e inacabable campo, por más silogismos que acumuláramos para explicarlo. La experiencia del dolor como consecuencia del mal va infinitamente más allá de cualquier explicación humana. El prelado se pregunta en la carta si es el mal negación de Dios: Sea como fuera, si al hombre sólo le cabe la alternativa de negar a Dios p de blasfemar contra El, la vida humana sería la realidad más desesperada, y, a pesar de todo, la inmensa mayoría queremos seguir viviendo Tenemos muchas razones y motivos para sumimos en la desesperación- continúa- y, con todo, nadie nos puede arrancar desde lo más íntimo de nuestro ser un fuerte rescoldo de esperanza y una gran dosis de Ilusión.