Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, póg. 22 una vez, y sin que sirva de precedente, el lector me permitirá que me remonte al año 1968, durante el cual pubüqué en un diario barcelonés, ya fallecido, Tele- Exprés un apunte según el cual uno de los sistemas más eficaces para ahondar en la dimensión psicológica del idioma castellano lo constituye el análisis de las consultas que los traductores nos hacen ai verter a otra lengua una obra nuestra Hoy querría, en este trabajo, refundir dicho apunte, ampliándolo con ¡os ejemplos que me han llegado a raíz de las traducciones más recientes, y dedicar el texto, pongamos por caso, al maestro Fernando Lázaro Carreter. La traductora americana de un trabajo mío sobre el Japón me ha preguntado: ¿Qué significan espantaviejas Cámara de la Propiedad la frase de campeonato (aplicada a la mujer) la frase como una catedral (aplicada a una mentira) Tener entre ceja y ceja (odiar) no hay tu tía (no hay manera) etc. Se trata de vocablos, expresiones, modismos que a nosotros nos resultan familiares, pero que chocan a individuos de otra comunidad geográfica y mental. En la consulta de la traductora americana, la palabra espantaviejas viene subrayada con tres puntos de admiración. Sabido es que en los Estados Unidos es corriente que los abuelos se retiren a vivir en cómodas residencias; aquí, los viejos son motivo frecuente de mofa, de chirigota (en los diccionarios encontramos carcamal y fósil como sinónimos de viejo Desde que, en 1949, el fallecido hispanista Francis de Miomandre me tradujo al francés La marea y me hizo notar lo sorprendente que resulta que digamos salta a ¡a vista en vez de que sea la vista la que salte hacia el objeto (mirado o evidente) he ido guardando las revelaciones de este tipo, de suerte que dispongo ahora de una lista bastante copiosa y, a mi juicio, no exenta de interés. Elegiré al azar algunos modos y palabras castellanas que han llamado la atención de los traductores: Conquistar (por hacer la corte) castigador (por hombre que conquista a las mujeres) derretirse (por enamorarse) el alma se le cayó a los pies (cómo puede caerse a los pies- consulta finlandesa- algo que es incorpóreo, etéreo) meter la pata (equivocarse) coserse la boca (enmudecer) quedar hecho una sopa (chorrear, quedar empapado) pescar una merluza coger una turca tropezar con las erres pillar una zorra (emborrak OR TRIBUNA ABIERTA VIERNES 17- 4- 87 IDIOMA Y EL TEMPERAMENTO Maro, P TREN j a z a Santo Domingo. frente al Parquing Hay frases tan ligadas a las realidades de las cuales son fruto, que para los subditos Por José María GIRONELLA de otros países resultan inexplicables. En charse) hablar por los codos (hablar de- un lugar donde los maestros de escuela comasiado) chupar del bote (aprovecharse) bran un sueldo humano, no tiene sentido leer: mandar, a hacer gárgaras (despedir con có Pasa más hambre que un maestro de eslera) hombre de pelo en pecho (varonil, cuela en una sociedad que ama y mima a bravo) parar el carro (contener) Es común los animales, no tiene vigencia nuestra frase: la extrañeza ante el hecho de que en los diá Lleva una vida de perros en las comunidalogos entre mujeres éstas digan: des que estiman que trabajar es Hombre, pues es verdad... algo tan lógico como que salga Hay dudas lógicas por parte el sol, no se comprende que de de los traductores. Por ejemplo, alguien que se las arregla para las que hacen referencia a epino hacer nada, digamos que es sodios de nuestra pequeña 6 un vivo mejor dirían ellos que gran historia y que ellos forzosa es un muerto mente ignoran. ¿Cómo puede exigírsele a una japonesa que Nuestra tendencia a la exageconozca el sentido de vale un ración- por menos de nada espotosí puso una pica en Flancribimos fenomenal fantástides abrazo de Vergara el co fabuloso colosal tregallo de Morón entre Pinto y mendo elevado al cubo Valdemoro etcétera? Las explietcétera- sorprende también a caciones despiertan a veces el los traductores y es causa de entusiasmo del consultante de que muchas de nuestras palaturno, como en el caso de la exbras hayan perdido su rango o clamación- corriente en estos José María Gironella eficacia originales y nos veamos días- de ¡Viva la Pepa! o de obligados a escribir, por ejemplo, Escritor la sentencia o caja o faja del café- café, o íntimo amigo (en general Prim. vez de amigo, simplemente) Un También es corriente la extrañeza ante la traductor holandés se asombró de que el adabundancia de nuestras metáforas religiosas verbio seguramente signifique, en la práctiaplicadas a todos los órdenes de la vida: ca, probablemente de que un personaje Comulgar con ruedas de molino se armó dijera jamás de los jamases y, por supuesla de Dios es Cristo acabó como el rosario to, no veía la necesidad- error frecuentede la aurora Es más papista que el Papa de escribir lo más mínimo el cuerpo lleno de cardenales se le fue el La lista podría alargarse indefinidamente y santo al cielo (olvidó lo que tenía que decir) en todas direcciones: hacia la gula, hacia el pasa un ángel (cuando se produce un si- honor, hacia la envidia: Le sacaría los ojos lencio en la mesa) no está muy católico hacia nuestra escasa visión de futuro: Más (está enfermo) la verónica (aplicada a la vale pájaro en mano que ciento volando hacorrida de toros) fíate de la Virgen y no co- cia la abundancia: Los había a patadas rras esto no hay Dios que lo entienda hacia la ira: Montó en cólera echaba sa ¡Manolo, baja! (familiar diminutivo para pos y culebras por la boca hacia las dificulJesús- Emmanuel, usado por quien está en un tades: Se encontraba entre la espada y la apuro y mira tristemente al cielo) Asimismo pared etcétera. Y, naturalmente, los traducsurgen dificultades cuando intercalamos algu- tores se asombran de nuestro sentido trágico na cita de la Biblia. Nuestras traducciones, lo de la vida, centrado a menudo en el concepto mismo del Antiguo que del Nuevo Testamen- de pobreza. Un traductor alemán escribió que to, no suelen coincidir con las inglesas, ale- la frase más aterradora que había oído en su manas o escandinavas. El significado de los vida al respecto era: No tiene dónde caerse versículos es a menudo muy distinto, lo que muerto. desconcierta sobremanera al consultante. Realmente, no puede llegarse a más. Real ¿Hay que decir pobre de espíritu o pobre mente, nuestro idioma es un calco fiel de en espíritu nuestra idiosincrasia, de nuestras virtudes y Un sueco no concibe, por ejemplo, que es- defectos, de los amores y las aristas de cribamos: la caridad bien entendida empieza nuestro contorno, de nuestra perpetua lucha por uno mismo o bien: quien da pan a pe- entre el Yo y la colectividad. rro ajeno, pierde pan y pierde perro Tampoco concibe que, refiriéndonos a dos seres enemistados, digamos de ellos que están a matar Agresividad: que se muera que se vaya al infierno que le peguen cuatro tiros que le hagan papilla Nuestro repertorio de insultos no tiene parangón. Sin cesar mandamos a la gente a la porra a freír Utilice la Sección de Anuncios espárragos a morder el polvo Las persopor Palabras de nas nos dan a menudo cien patadas en el estómago (la cifra no está mal) o no merecen vivir o si te he visto no me acuerdo Nuestras discusiones degeneran pronto en disputas o en batalla campal y los antagonistas aluden sin remilgos a sus respectivas madres. ¿TIENE ALGO QUE VENDER?