Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ABC NACIONAL El juicio de la colza MIÉRCOLES 15- 4- 87 Alcaldes y concejales del PSOE, citados en el sumario paralelo de altos cargos Sus testimonios reconocen que se vendió aceite sin licencia Madrid. Fernando Delgado Alcaldes y concejales de las principales poblaciones donde se almacenó y distribuyó el aceite de colza desnaturalizado, con la excepción de Madrid capital, han prestado declaración a lo largo de los últimos años en el sumario sobre responsabilidad de altos cargos de la Administración en el síndrome tóxico, que se tramita actualmente en el Juzgado central número 1 de la Audiencia Nacional, cuyo titular es Carlos Bueren. Hace prácticamente tres años que la Audiencia Nacional decidió abrir un sumario, paralelo al habitualmente conocido como de la colza dedicado exclusivamente a las supuestas responsabilidades de la Administración en el síndrome tóxico. Para la tramitación de este sumario han declarado hasta ahora numerosos testigos pertenecientes a los Ministerios de Sanidad, Economía y Comercio, Hacienda, Industria y Energía y Agricultura, incluidos sus titulares- d e Unión de Centro Democráti sí N co- además de alcal- Rodríguez Bolaños des y concejales de Ayuntamientos- e n su mayoría del PSOEdonde se permitió la venta del aceite y su almacenamiento. Todos ellos altos cargos con responsabilidad cuando se produjo la intoxicación masiva causante del síndrome tóxico, durante los primeros meses de 1981. Según ha podido saber ABC, en el largo proceso de tramitación de este sumario, que comenzó en el Juzgado de instrucción número 3 antes de pasar a la Audiencia Nacional, han sido citados a declarar los alcaldes de Valladolid- siempre en 1981- Tomás Manuel Rodríguez Bolaños; Alcorcón, José Aranda Catalán; Casarrubios del Monte, Luis Mayoral Serrano; Fuenlabrada de los Montes, Hernán Cortés Villalobos, y Cedillo del Condado, Juan Ramón Martín González. Además prestaron declaración tres concejales del Ayuntamiento de Alcorcón: Francisco Mayo Jiménez, Casimiro Palacios Rodríguez y Fernando Arroyo Olit. En la mayor parte de las declaraciones, las diligencias se realizaron con la asistencia de los abogados Francisca Sauquillo e Ignacio Uñarte, por parte de la Organización de Consumidores y Usuarios. Ambos han sido fieles a sus ideas de que en el envenenamiento masivo que provocó el síndrome tóxico existieron graves responsabilidades, tanto de altos cargos de la Administración central como de la local. Según Ignacio Uriarte, Alcorcón y Valladolid son las dos ciudades donde se almacenó y de donde partió la mayoría del aceite que supuestamente causó el síndrome tóxico entre sus consumidores. En Alcorcón se hallaba el almacén de la empresa RAELCA, propiedad de los hermanos Ferrero, procesados en el juicio de la colza mientras que en Valladolid se encontraba uno de los principales distribuidores de este aceite, Jesús Españadero Coca. Ninguno de los dos locales de almacenamiento, según las respuestas de los alcaldes y concejales que han sido citados a declarar, tenían concedidas licencias de apertura. Además, la ordenanza de venta ambulante pedía requisitos que no eran exigidos por los citados responsables municipales. A juicio de los abogados personados en dicho sumario, a pesar de que Madrid fue también un núcleo importante de distribución y venta del aceite de colza desnaturalizado, resulta sumamente complicado buscar posibles responsabilidades de las autoridades locales y sería necesario- puntualizó Uriarte- abrir otro nuevo sumario para aclarar el asunto en todos y cada uno de los distritos de la ciudad y llegar a la cúspide Se solicitan al menos once procesamientos Madrid. F. D. Hasta ahora se ha pedido el procesamiento en el sumario de al menos doce altos cargos y han tenido que prestar declaración en calidad de testigos varias decenas de miembros y responsables de la Administración en el momento de los hechos, incluidos los titulares de los Ministerios de Sanidad, Economía y Comercio, Hacienda, Idustria y Agricultura. Procesamientos. Se pide el procesamiento de los siguientes ex altos cargos: Antonio Rúa de Benito, director general de Aduanas; Manuel Hernández Bolaños, director del Laboratorio Central de Aduanas; José Luis García Ferrero, subsecretario de Agricultura; José Manuel Rodríguez Molina, director general de Industrias Agrarias; Antonio Bardón Artado, jefe de servicio de Defensa Contra el Fraude; Luis Valenciano, director general de Salud Pública; Roberto Conty, subdirector general de Higiene de los Alimentos; Agustín Hidalgo Quintana, secretario de Estado de Comercio; José Guiyo Fernández, director general de Competencia y Consumo y comisario general de Abastecimientos y Transportes; José Ramón Bustelo y García del Real, director general de Política Arancelaria e Importación, y Guillermo Tena Núñez, director del Instituto Nacional de Toxicología. Testigos citados. Entre los principales testigos citados en el sumario paralelo de la colza figuran los siguientes altos cargos y personas relacionadas con la investigación en los meses en que se produjo el envenenamiento: Juan Antonio García Diez, ministro de Economía y Hacienda; Jesús Sancho Rof, ministro de Sanidad; Jaime García Añoveros, ministro de Hacienda; Ignacio Bayón Mariné, ministro de Industria y Energía; y Jaime Lamo de Espinosa, ministro de Agricultura Otras personas llamadas por el juez son Antonio Urbistondo, director provincial de Salud de Madrid; José María Egaña Irusta, de la Delegación de Comercio y Turismo de Guipúzcoa; Luis Moliner Garralde, con cargo similar; José Juan Ausín Vilasaro, agente de aduanas de Irún. José Manuel Tabuenca Oliver, director en funciones del Hospital del Niño Jesús, a quien se atribuye el descubrimiento de la causa del síndrome tóxico; Fernando Allue Martínez, jefe de sección de Tributos Locales en la Delegación de Hacienda de Madrid, Manuel Larotcha, presidente del Patronato Comunal Olivarero; Francisco Javier Cátala, director general de Salud; José Manuel Reguero García, director general de Coordinación y Servicios de Economía y Comercio. Los envasadores alertaron del peligro Madrid. F. D. La última declaración de un testigo que consta en el sumario sobre responsabilidades de altos cargos de la Administración es la de Manuel Soler Aranaz, director de la Agrupación Nacional de Envasadores de Aceites Comestibles, y tuvo lugar el pasado 10 de abril. Soler presentó una serie de escritos que había dirigido a Sanidad, Comercio, Industria y Agricultura, antes de que se produjera el envenenamiento masivo, en los que denunciaba la serie dé fraudes y adulteraciones que se estaban produciendo en los aceites comestibles. Nadie me hizo caso manifestó. Según su declaración, resultaba especialmente esclarecedor el hecho de que se permitiera la venta de aceite de oliva a granel no sólo por vendedores ambulantes, sino en establecimientos comerciales con la autorización de los Ministerios de Agricultura e Industria, y en contra de la opinión de Sanidad y Comercio. Las declaraciones de los testigos y procesados en este sumario todavía no han concluido, a pesar de que en los últimos meses, desde que se hizo cargo el titular del Juzgado Central número 1 de la Audiencia Nacional, Carlos Bueren, se han agilizado considerablemente las diligencias. Al no haber concluido este sumario es previsible que se vuelvan a producir nuevos procesamientos