Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Juan Belmonte rompe con la división de terrenos- terreno del toro y terreno del torero- que para torear delimitaban las prácticas de la tauromaquia. Decía Lagartijo que se quita el torero o le quita el toro. Belmonte quita al toro. Lo hace con un temple insuperable, con las manos algo altas al principio, con una cadencia y un ritmo insuperables siempre. Gracias a él la tauromaquia deja de ser caza para convertirse en arte MARTES. 7- 4- 87 114 ABC