Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, pág. 36- TRIBUNA ABIERTA VIERNES 3- 4- 87 EÑOR presidenservicios, etcétera, son te: Hace algo otras tantas de las ramás de treinta zones que se han esaños, uno de los médigrimido, con mayor o cos más eminentes menor énfasis según el que ha tenido España, momento, a modo de el doctor Carlos Jiméestandartes demagóginez Díaz, fundó la Clícos para desprestigiar, nica de la Concepción. al mismo tiempo que En ella reunió su InstiPor Carlos MORENO GONZALEZ- BUENO justificar, la negativa tuto de Investigaciones actitud del Ministerio de Jefe del Servicio de Cirugía de Aparato Digestivo de la Fundación Jiménez Díaz Clínicas y Médicas y Sanidad con la Fundasu clínica hospitalaria. Así daba el primer ción médica en la Fundación y a los que ción. Sería fácil, aunque extenso, rebatir con paso, aunque incompleto, de su modelo hos- desgraciadamente no podemos complacer, tratamiento singular cada una de estas alegapitalario: asistencia e investigación como par- muy a pesar nuestro, más que en número ciones, pero pienso que la Fundación Jimétes complementarias e indisolubles de la fun- muy reducido. nez Díaz puede responder globlamente a toción hospitalaria. Años más tarde consiguió Si esta es la historia y la realidad actual de das ellas, con un mensaje específico para toque un pequeño grupo de alumnos de la Fa- la Fundación Jiménez Díaz ¿por qué está se- dos los beneficiarios de la Seguridad Social, cultad pudiesen hacerse médicos formándose riamente amenazada de desaparecer? ¿Pue- con la siguiente reflexión que no se aparta un en la clínica durante los últimos años de ca- de la sociedad española permitirse este lujo y ápice de la verdad: si el Insaiud pagase a la rrera. Así terminó de hacer real lo que enton- tamaño despropósito? El problema, claro Fundación el coste medio día- cama de lo que ces podía considerarse en España un modelo está, es económico y su esquemática exposiimportan sus grandes centros- léase La Paz, visionario: investigación, docencia y asisten- ción me parece necesaria, en estos momenPrimero de Octubre, Ramón y Cajal y Puerta cia como pilares básicos del fundamento hos- tos tan difíciles para la Fundación, para que de Hierro- obtendría unos ingresos adicionapitalario. las gentes y- ¿por qué no? -también la Ad- les de 1.500 a 2.000 millones de pesetas anuales, lo que supondría un superávit Pues bien, ese centro modelo está a punto ministración formen un juicio de valor más aproximado de 900 a 1.400 millones. de desaparecer. ¿Cómo es posible? Intentaré acorde con la realidad. Mi condición de presiexplicárselo, señor presidente, y también por dente del Patronato Rector de la Fundación Ante este panorama, el Ministerio de Saniqué pienso que se trata de un inmenso error durante los últimos nueve años- dimití en di- dad oferta como la única posible solución que debe evitarse. Para ello, permítame ha- ciembre pasado, sustituyéndome en la presi- del problema el traslado de la Fundación cer hincapié, primero, en lo que la Fundación dencia el duque de Alba- creo que me per- Jiménez Díaz al Hospital Universitario de Almiten una valoración objetiva del cómo y el calá de Henares. Pero este término traslarepresenta hoy en España. do -y a es tiempo de decirlo claramente- Sería excesivamente prolijo enumerar to- porqué de la situación actual. das las aportaciones a la Medicina española Si los costes hospitalarios, extrapolabas en aplicado a la globalidad de la Fundación Jien las que, en vanguardia o como pionera, nuestro sistema económico al coste de la ménez Díaz, es una auténtica falacia. Lo úniha estado la Fundación Jiménez Díaz. La in- cama por día, responden de una forma gené- co que se traslada es parte, y no todo, del terrelación continua y fructífera con el Conse- rica a la nómina del personal (70 por 100 del personal de la Fundación a otro hospital, en jo Superior de Investigaciones Científicas, la presupuesto) y a los índices de ocupación y este caso el Universitario de Alcalá, que pueincorporación de nuevas especialidades a la estancia medía de los enfermos, habrá que de ser magnífico, pero que ni en su estructuasistencia hospitalaria, la regulación del per- admitir que la Clínica de la Concepción, con ra ni en su ordenamiento, autonomía, jerarfeccionamiento en la formación médica de los un índice de 2,1 personas por cama, una quización, etcétera, tiene nada que ver con la Fundación. En definitiva, la desaparición real posgraduados con la creación de los progra- ocupación media del 85 por 100 y estancia de la Fundación Jiménez Díaz. mas de los MIR en el ámbito nacional, pro- media entre 13 y 14 días, ostenta cifras comr gramas serios y continuados de lo que hoy parativamente mejores que los centros similaLa resolución de cualquier tipo de problema se denomina educación médica continuada, res de la Seguridad Social, y los mismos re- tiene que partir de un planteamiento adecualas escuelas de enfermeras con incorporación sultados favorables obtendríamos del análisis do, de lo contrario todas las posibles solucioe integración total de las mismas al hospital, de otras magnitudes de menor incidencia en nes serán inadecuadas por estar viciadas en y sobre todo, y por encima de estas y otras los gastos. Si a todo esto añadimos que el 90 su origen. Este es exactamente el caso de la muchas contribuciones- algo que quienes no por 100 de los enfermos asistidos en la Fun- Fundación Jiménez Díaz, en el que no solanos conocen difícilmente logran comprender, dación pertenecen a la Seguridad Social, fámente el punto de partida es improcedente, y no digo ya valorar- nuestra forma de en- cilmente podemos inferir que los déficit de la sino que además es único. tender la Medicina: Medicina de grupo respe- Fundación Jiménez Díaz se originan por el ¿Por qué no puede integrarse, con su actando las individualidades, Medicina integrada lado de los ingresos, a consecuencia de los tual ubicación, la Fundación Jiménez Díaz en y Medicina cuyas dos grandes premisas con- precios impuestos por el Insalud- abusando la red hospitalaria de la Seguridad Social, jugan la exigencia científica con el respeto y de su situación de monopolio de demanda- -como ya hace unos años ofertó su Patronato el calor humano hacia el enfermo. y no por el lado de los costes. Esta afirmarector? ¿O por qué el Insalud no acepta el ción no es pura teoría, sino que está clarapago de los costes reales más un pequeño Y dentro de este esbozo de lo que es la mente refrendada por la práctica: los grandes plus que permitiría el reflotamiento de la FunFundación Jiménez Díaz en la Medicina nahospitales de la Seguridad Social cuestan endación, con unos costes que todavía serían cional cabe señalar y destacar su gran tre 10.000 y 15.000 pesetas más por día y bastante inferiores a los de sus propios cenproyección en el extranjero, muy especialcama que la Fundación Jiménez Díaz. tros? mente en Hispanoamérica. Esta labor la comenzó ei profesor Jiménez Díaz con su PatoSeñor presidente del Gobierno: Le alegrará Y no se nos argumente que se ha deteriología Médica como libro de texto en las Uni- rado mucho la calidad en el trabajo de la saber que para la práctica totalidad de los esversidades de estas naciones hermanas y Fundación. Nuestras serias limitaciones eco- pañoles, con independencia de su ideología, continuó ininterrumpidamente a través del pe- nómicas pueden frenar o retardar el creci- lo peor sigue siendo lo peor y no lo mejor. Y regrinaje de sus médicos, en muchas ocasio- miento y desarrollo de determinadas áreas en el caso concreto de la Fundación Jiménez nes con grandes esfuerzos económicos, dic- específicas, pero aun así basta leer el libro Díaz, lo peor es su llamado traslado a Altando conferencias, cursos y participando en que anualmente publica la Fundación, y en el calá de Henares, porque ello es sinónimo, ni ¡os grandes acontecimientos médicos de es- que se recoge toda su actividad, para commás ni menos, de su extinción. De su fina tos países. Y esta presencia, aunque pueda probar el continuado y gran vigor que la Fun- sensibilidad, señor presidente, en problema parecer innecesario señalarlo, siempre estuvo dación Jiménez Díaz sigue manteniendo en tan propicio a la misma, esperamos, no sin enmarcada por la seriedad en el trabajo y por la Medicina hospitalaria española. inquietud, que su Gobierno llegue a fórmulas el afán por la mayor calidad científica. Como más justas y correctas. Y apelo al Gobierno La situación geográfica de la Fundación en fruto de este esfuerzo, y creo que de este de- una zona de gran concentración hospitalaria, no por ligereza, sino porque pienso que para ber, está la recompensa de más de cuatro- el déficit del sector privado recayendo sobre salvar a la Fundación Jiménez Díaz tiene que cientas solicitudes anuales de médicos de ta- el público, el solapamiento del horario de sus existir una decidida acción política conjunta les países que desean completar su forma- médicos, el deterioro en la calidad de sus de hacerlo. S Carta abierta al presidente del Gobierno