Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 A B C ESPECTÁCULOS La guerra de los Osear MIÉRCOLES 1- 4- 87 Ralph Bellamy, cincuenta años después Hace unas semanas le veíamos, como estrella invitada en uno de los episodios de la serie televisiva Hotel y, en 1983, como protagonista de otro tremendo serial, La comunidad mientras, entre ambas, la televisión nos ofrecía su imagen en Vientos de guerra En cine, salvo error, le vimos por última vez en Entre pillos anda el juego donde formaba pareja con otro ilustre superveterano, Don Ameche, que, casualmente, seria oscarizado el pasado año por su intervención en Cocoon Ralph Bellamy, en cine, había trabajado sólo esporádicamente desde la segunda mitad de los años cuarenta, aunque sin abandonarlo totalmente. Pero, en los treinta, fue el paradigma del actor secundario, de esos segundos de primera que han hecho, en la época dorada, buena parte de la grandeza del cine americano y, en conseuencia, bien está que éste, -a través de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, se haya acordado de él para ofrecerle el premio especial a la labor de toda una vida. C. S. F. NO HAY PAPELITOS DE NADA, DIANNE WIEST Qué marzo nos has dado, hija. Todo el rato que no, que no, que es imposible. Y nosotros, que sí, que sí, no seas pesada. Y tú, pero si es un papelito de nada. Y nosotros, no hay papelitos de nada, hay actorcitos de nada, y tú eres muy buena actriz. Y tú, lo que quiero decir es que es un papel cortito. Y nosotros, tampoco es eso, mujer, no es tan cortito. Y tú, y si me lo dan, qué digo. Y nosotros, eso es lo más fácil... Que estás orgullosa de haber trabajado con Woody... Que muchas gracias... Y que hasta la próxima... Ahí sí debes estar cortita. Y tú, diga lo que diga, me trabucaré, estoy segura. Qué nervios. No quiero ni pensarlo. Y nosotros, aunque no lo pienses, te lo van a dar. Y tú, y qué vestido me pondría. Y nosotros, ponte el del cuello, cerrado que te está de maravHIa... Y tú, venga, en serio. Y nosotros, el negro con mangas jamón es muy bonito, y aquellos pendientes que te compraste en... Y tú, nada, pero si es imposible que me den a mí el Osear, ya lo veréis. Y nosotros, nos dejarás tocarlo. Y tú, qué pesados, adiós. Y nosotros, adiós. ¿Nos firmas un autógrafo? Y tú, sois bobos. PASA EL TIEMPO ENTREGA DE PREMIOS ÓSCAR A LA MEJOR ACTRIZ DE REPARTO DIANNE WIEST. ¿Te lo crees ahora? ¿Ves como era verdad? ¿Te has convencido? Enhorabuena. Chus LAMPREAVE A LA SÉPTIMA VA LA VENCIDA Se lo tenían que dar. Parecía inevitable. Pero el hecho de que el pasado año se le hubiera concedido un premio supuestamente honorífico que, en su caso, más parecía una invitación al retiro, hacía temer que éste, pese a su séptima nominación volviera a quedarse, una vez más, en la estacada. Afortunadamente, no fue así. Y aunque haya que lamentar que el galardón de Newman haya supuesto la exclusión de Bo Hoskins, fabuloso en Mona Lisa hay que alegrarse de que, por fin, se haya hecho justicia a un actor que cuenta entre los mejores que Hollywood haya tenido jamás en nómina, y que, a lo largo de más de treinta años- su primer filme, el horrible Silver Chalice data de 1955- ha sabido evolucionar sin dejar de ser él mismo, envejecer sin dejar de ser galán, mantener un status a todos los niveles, que de lo menos que puede calificarse es de envidiable. Obtiene, al fin, el Osear, veintiséis años después de haber sido propuesto a él por segunda vez- -l a primera fue por La gata en un tejado de zinc -al encarnar el papel de Fast Felson en El buscavidas película de la que El color del dinero sin ser exactaPaul Newman mente la continuación, ni siquiera la secuela, es la consecuencia. Y atrás quedan, igualmente con nominación incluida, Hud La leyenda del indomabte Ausencia de malicia y Veredicto final filmes no ya diversos entre sí y de desigual interés- e n la carrera de Newman los hay mejores y o más populares- pero, en cualquier caso, portadores de trabajos admirables. Procedente del Actors s Studio dirigido por Strassberg, en un principio se le consideró como eventual sucesor de Marión Brando, cuyos tics no le eran ajenos, y, de hecho, en películas como Marcado por el odio y, sobre todo, El zurdo (a similitud era evidente. Pero, al contrario que su presunto modelo con el paso del tiempo, Newman fue depurando su estilo, abriendo su abanico de registros, incluyendo en sus interpretaciones un segundo grado, a través de un personalísimo sentido del humor, haciendo incursiones, salvo en el musical en prácticamente todos los géneros, incluida la comedia, y pasando, esporádicamente, a la dirección de sus propias películas, e incluso de películas en las que no tenía papel, como Rachel, Rachel y El efecto de los rayos gamma sobre las margaritas ambas realizadas a la mayor gloria de su esposa desde 1958, Joanne Woodward. Pasados los sesenta años, sigue teniendo planta de galán, y su mirada azul continúa fascinando a las hijas de quienes le admiraron en los años sesenta, los de su máximo auge, aunque, en puridad, no puede decirse que el paso del tiempo haya mellado, en absoluto, su atractivo. Si el Osear fe hubiera llegado con Veredicto final la loa correspondiente hubiera debido titularse Justicia cumplida Advenido, como ha sido, con El color del dinero no puede titularse sino Al fin... Que, en última instancia, nunca es tarde si la dicha es buena. César SANTOS FONTENLA Banco de España Extraviados tos pagarés del Tesoro números 22.823, 22.824, 22.825 y 22.826, emisión 30 de agosto de 1985, vencimiento 27 de febrero de 1987, extendidos ¡nicialmente a la orden de Interactivos, S. A. y posteriormente endosados a doña Matilde Novel Peña, de 500.000 pesetas cada uno, se expedirán duplicados transcurrido un mes desde la publicación de este anuncio, salvo reclamación de tercero, según resolución de 29 de ¡ulio de 1983 de la Dirección General del Tesoro y Política Financiera, que queda exenta de (oda responsabilidad. Madrid, 24 de marzo de 1987. -EI secretario general. MAR MENOR DÚPLEX ADOSADOS ENTRADA: Usted decide; resto: hasta 20 años LE LLEVAMOS A VERLOS (LOS FINES DE SEMANA) MAS INFORMACIÓN: TELF. 2 799176 RESIDENCIAL PRIMAVERA Capitán Haya 56 6 C. MADRID