Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 ABC CIENCIA Y FUTURO MIÉRCOLES 1- 4- 87 Noticias de la salud D Cálculos. El Piezolit es el último sistema comercializado de la llamada segunda generación de aparatos de litotricia extracorpórea por ondas de choque. Este nuevo litofragmentador renal ha sido desarrollado por la empresa alemana Richard Wolf, en colaboración con el Departamento de Urología de la Clínica Universitaria de Homburg, y el de Acústica de la Universidad de Karlsruhe, con apoyo del Ministerio Federal para Tecnología e Investigaciones. Los tratamientos con este aparato- según un portavoz de la empres a- no producen dolor, y no requieren ni anestesia ni analgésicos. La intervención dura, según el tamaño del cálculo, entre treinta minutos y una hora. El paciente puede seguir la paulatina fragmentación de su cálculo en la pantalla de un ecógrafo. Se ha optado por este sistema de visualización y de control permanente para evitarle al paciente y al urólogo la exposición a Rayos X. Citología. Durante los próximos días 2 al 11 se celebrará el XVII Curso de Citodiagnósticó, organizado por el Servicio de Anatomía Patológica del Hospital Provincial de Madrid y un Curso dedicado a la Citopatología del Cervix y de la Vagina. El profesor Meisels, presidente de la Academia Internacional de Citología, también dirigirá un curso intensivo sobre Citopatología Bronco- pulmonar y de Punción con Aguja Fina. Participará en el curso el profesor Maillet (París) y destacados citólotos, patólogos y ginecólogos nacionales. Previamente, y dirigido por el Servicio de Anatomía Patológica del Hospital Provincial de Madrid se desarrollará del 30 de marzo al 3 de abril el XI Curso Intensivo de Actualización para citotécnologos, que anualmente organiza la Sociedad Española de Citología. D Cáncer. La incidencia del cáncer de piel en la población norteamericana adquiere proporciones epidémicas y se debe, principalmente, a la descomposición de la capa de ozono de la atmósfera, advirtió un experto a un subcomité del Congreso. Las arañas vasculares se eliminan con un tratamiento de tipo esclerosante Suelen aparecer en la superficie de piernas y muslos Se trata de dilataciones vasculares qué surcan la superficie de piernas y muslos, originando imágenes altamente inestéticas. Son también conocidas con el nombre de varículas o estrellas vasculares y responden bien al tratamiento esclerosante. Una de las afecciones más frecuentes en las extremidades inferiores son las dilataciones venosas conocidas con e! nombre de varices. Se calcula que de un 10 a un 15 por 100 de la población adulta padece este mal. La posición ortostática del homo sapiens el que pasemos muchas horas. del día en pie y, lo que es peor aún, en posiciones estáticas e inmovilistas, hace que el aumento de la presión sanguínea ocasionado en las venas de las piernas origine dilataciones venosas que posteriormente se transforman en tortuosas y deformes. Aparecen así las varices, en cuyo origen, aunque. puede existir una predisposición congénita indudable, existen una serie de causas desencadenantes, como son los traumatismos, las flebitis, la obesidad y cualquier tipo de patología que dificulte el drenaje de las venas en los miembros inferiores. La aparición de varices, aparte de la deformación citada, conlleva una serie de síntomas que, según su estadio evolutivo, van apareciendo, como son los calambres, pesadez de piernas, pinchazos, hinchazón y edemas de tobillos, e incluso úlceras y hemorragias en casos avanzados. Existen tipos muy distintos de estas dilataciones vasculares, dentro de ellas vamos a referimos a las dilataciones vasculares superficiales o subdérmicas, es decir, las varículas. Estas afecciones se caracterizan porque ocasionan unas imágenes altamente inestéticas que aparecen de manera muy visible en la superficie de la piel de muslos y piernas. Debido a la forma que tienen son también conocidas como arañas y estrellas vasculares. Se trata, pues, de dilataciones venosas dispersas, que surcan, y de forma notable afean, la superficie de la piel, a manera de finos y tortuosos alambres de color vinoso oscuro. Empeoran con embarazos, obesidad y épocas con largos períodos de permanencia en pie, mejorando, lógicamente, en las épocas de reposo. Sin embargo, si no se tratan difícilmente llegan a desaparecer, y la alteración estética que producen plantea, fundamentalmente en la mujer, la búsqueda de una solución satisfactoria. La información tlíM Evitar su aparición Indudablemente, íó mejor es la profilaxis, es decir, evitar su aparición no permaneciendo demasiado en pie, suprimiendo corsés o cinturones apretados y cualquier otra causa que produzca la dificultad del retorno venoso de las piernas. En el caso de la aparición de estas arañas vasculares pueden ensayarse tratamientos conservadores a base de medidas posturales, medias elásticas, o bien administración de medicamentos flebotónicos por vía oral o cutánea. Sin embargo, este tratamiento conservador en la mayoría de los casos no es eficiente, por lo que hay que acudir al tratamiento esclerosante de estas varículas. El procedimiento de las esclerosis vasculares consiste en, como indica el dibujo, a través de una aguja de finísimo calibre, pinchar y cateterizar cada una de estas ramas de las arañas vasculares e inyectar en su interior una sustancia esclerosante que irritará las paredes del vaso puncionado. Posteriormente se colocará un vendaje compresivo que- tiene por misión adosar estas paredes irritadas y trasformar la varícula en un tracto fibroso con lo que se logra la desaparición de la misma. De esta manera en pocas sesiones irán desapareciendo estas arañas vasculares de tan inestético efecto. En general, el tratamiento esclerosante apenas tiene contraindicaciones y puede realizarse sin necesidad de anestesia alguna ni hospitalización, es decir, de forma ambulatoria. Tampoco son frecuentes las secuelas, si se hace correctamente. El tratamiento esclerosante, pues, que también es aplicado en Medicina en otras afecciones como las gruesas varices y las hemorroides, tiene en estas estrellas vasculares una indicación muy precisa pon óptimos resultados. Doctor A. SIERRA GARCÍA