Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, pág. 54- SUCESOS -MIÉRCOLES 1- 4- 87 La moda de los atracos a Bancos con rehenes llegó ahora a Salamanca Tres empleados estuvieron secuestrados siete horas Salamanca. Iñigo Domínguez A las seis y doce minutos de la tarde de ayer, esto es, casi site horas después de su inicio, concluyó felizmente y sin un solo disparo el secuestro de personal de una oficina del Banco Español de Crédito en Salamanca, por parte de dos individuos armados que habían entrado a la sucursal, sobre las once y media de la mañana, para perpetrar un atraco y que solicitaban heroína bajo amenza de muerte, para deponer su actitud. Los hechos comenzaron a la mencionada hora, cuando dos hombres de unos treinta años de edad, penetraron en la entidad bancaria, situada en la calle Juan de Austria, del salmantino barrio de San José y, tras amenazar con revólveres a los empleados de la oficina, les conminaron a que les entregaran el dinero que había en la caja, cuyo monto aún no se ha podido precisar. Mientras, un cómplice de los atracadores, armado con una escopeta de cañones recortados, les esperaba fuera a bordo de un automóvil Renault- 12, de color blanco, matrícula M- 4638- B. Al accionar el mecanismo de la caja, actuó de forma automática la alarma conectada con el departamento de seguridad en Madrid, desde donde se cursó aviso a la Policía salmantina, dándose la circunstancia de que un coche radiopatrulla se hallaba muy cercano al lugar del atraco. En cuestión de minutos, la dotación policial se presentó en el Banco y detuvo a un individuo que estaba esperando a sus compinches, quienes, al darse cuenta de lo que ocurría, cerraron la puerta de la oficina, se hicieron fuertes y amenazaron con sus armas al director de la misma Gregorio López, así como a otros dos empleados, José Marco González y Francisco Cardallagut Quidat. Comenzó entonces lo que habría de ser una tensa y angustiosa espera. La angustia provenía principalmente de dos circunstancias: en primer lugar, de la catadura de los dos individuos que protagonizaban el secuestro y de cuya identidad y antecedentes supo inmediatamente la Policía a través del capturado. Se trataba de Aurelio Fernández Molino, alias El Rata detenido en once ocasiones y de El Ángel también con un largo historial delictivo y ambos considerados como peligrosos. En segundo lugar, su insistente petición de heroína hizo sospechar desde los primeros momentos que quienes mantenían secuestrados a los tres empleados y amenazaban con asesinarlos se encontraban bajo el denominado síndrome de abstinencia. Además del inusitado despliegue policial en la zona, con personal apostado en lugares estratégicos, y sus armas apuntando a las ventanas de la sucursal, hubo también centenares de curiosos que se agolparon en las inmediaciones del lugar del suceso. Los ciudadanos estuvieron informados de lo que ocurría en el interior de la agencia por cuanto un redactor de Radio conectó con su emisora y ésta comenzó a transmitir información en caliente llegando incluso a mantener una larga conversación con los secuestradores. Siguiendo instrucciones, los mandos poliches se negaron desde un principio a facilitar heroína a los atracadores ofreciéndoles en su lugar rnetadona. Tampoco se les entregaron jeringuillas con insulina, que pedían repetidamente, revólver en mano, desde una de las ventanas. Sin embargo, a eso de las cinco les fueron suministrados tabaco rubio y dos grandes bocadillos que les prepararon en La Policía optó por entregarles dos bocadillos en lugar de la heroína que pedían un bar cercano. Diez minutos después fue puesto en libertad el. director de la sucursal, produciéndose escenas de gran emoción al ser abrazado por su esposa e hijos. Se da la circunstancia de que a la misma hora llegaba al lugar una dotación de los GEOS que no alcanzó a intervenir, por cuanto a las seis y doce minutos, después de que dos policías mantuvieran una larga conversación con los secuestradores, éstos se rendían. Los delincuentes fueron introducidos en un vehículo de la Policía y trasladados a la Comisaría entre los gritos de la multitud en demanda de justicia y seguridad ciudadana. D Dos maleantes, detenidos por la Guardia Civil en las proximidades de la localidad granadina de Armilla lograron reducir a los guardias que les trasladaban en un cochepatrulla, según informa nuestra corresponsal Inmaculada Vilardebó. Los delincuentes eran conducidos en un coche Renault- 4 de la Benemérita cuando se abalanzaron sobre los agentes y les obligaron a detenerse en el arcén. Acto seguido los guardias fueron reducidos y obligados a abandonar el coche oficial, en el que los delincuentes se dieron a la fuga. Los dos botes del pesquero hundido estaban inservibles Arrecife de Lanzarote. Efe Manuel Julián Sampere y Ángel Pedro García Serrano, únicos supervivientes del pesquero gaditano Caspe Quintans hundido el lunes al norte de las islas Canarias, han comentado al llegar al puerto de Arrecife de Lanzarote que se salvaron por verdadero milagro Los dos marineros explicaron también que los dos botes salvavidas del barco estaban deteriorados y sólo uno de ellos pudo ser utilizado, aunque se rompió momentos después de su botadura. Julián Sampere relató que permanecieron durante cinco horas en el mar antes de ser recogidos por el mercante francés Orque Desde la cubierta de éste se lanzó una red y una escala para que fuéramos subiendo a bordo pero la operación resultó completamente imposible como consecuencia de una gran marejada Los dos supervivientes vieron cómo sus compañeros caían al mar. Nosotros nos salvamos porque pudimos coger un salvavidas que lanzaron desde el barco francés dijo Julián Sampere. Muere estrangulado por la puerta de su coche Orense. Efe Lucas Touza Rodríguez, de 27 años, vecino de la localidad orensana de Outeiro- La Merca, murió estrangulado al quedar aprisionado por la puerta de su vehículo. El accidente ocurrió en el garaje de la víctima cuando Lucas trataba de poner en marcha su coche empujándolo. El vehículo quedó sin control y se fue sobre un lateral del garaje, lo que provocó que la puerta del conductor se cerrara oprimiendo el cuello del joven, lo que le originó la muerte por asfixia. D Antonio González Alonso, de sesenta y cinco años, que era transportado en una ambulancia, falleció al entrar en colisión el vehículo sanitario con un autocar y un turismo. Los hechos se produjeron a las tres menos diez de la tarde de ayer, en Madrid, en la confluencia de la madrileña avenida de Abrantes con la carretera que conduce de Carabanchel a Villaverde. Las fuentes informantes no precisaron las circunstancias en que se produjo el accidente. SOTOGRANDE MARBEM DE ORO EN MADRID Salón dedicado a las mejores oportunidades residenciales y comerciales de las zonas más selectas de la Costa del Sol: Centro Sotogrande, Puerto Sotogrande, Casas del Señorío de Marbella, Marbella Real 31 de Marzo y 1 de Abril, 1987, Hotel Castellana ínter- Continental, Madrid, Horario al Público: 10,00- 20,00 horas