Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, pág. 30- TRIBUNA ABIERTA MIÉRCOLES 1- 4- 87 OY ya no se puede ser más que joven maduro. Las demás edades están imposibles. Los niños, cargados de deberes. Los jóvenes, en paro o estudiando hasta los treinta. Los viejos, olvidados y destronados. Hubo un tiempo en el que los crios jugábamos en las calles, salíamos a los ríos, le pegábamos a la pelota en cualquier plazuela, nos convertíamos en policías y ladrones buscábamos tesoros, nos destrozábamos los dedos con las canicas, trepábamos por las peñas, veíamos películas del Gordo y el Flaco, pasábamos frío, escribíamos con pizarrines, montábamos en burro, contemplábamos como parían las gatas y las cabras, nos subíamos a los árboles, leíamos tebeos, comíamos moras a pie de zarza, escuchábamos de viva voz cuentos de miedo- y picantes e incestuosos- cantábamos romances, nos desollábamos las manos con limas que hincábamos en el barro, nos descalabrábamos a pedradas y mil cosas más. En fin, que vivíamos en un mundo tierno, divertido y brutal en más de una ocasión, pero nos sentíamos libres de elegir entre un abanico de opciones. Ahora se ha ganado- o perdido- en juguetes más caros y mayor comodidad. Sin embargo, se ha estrechado el campo de elección y la gran tajada se la lleva el televisor, aunque H LA VEJEZ, UN LUJO IMPOSIBLE de tantos frenos que nos ponían y de tanta debilidad como nos asaltaba a veces. Por Manuel GÓMEZ ORTIZ Luego, de hombres hechos y derechos, hees verdad que también disfrutan de excursio- mos ejercido de apagafuegos: educados en nes y viajes, y hasta de deportes variados en la intolerancia ambiente y el enfrentamiento algunos casos. El balance, de todas formas, predicado, hemos practicado la tolerancia y el resulta a nuestros ojos más pobre; al menos acercamiento entre todos. en la ciudad. Los crios, es cierto, se encuenAhora, apenas cumplidos los cincuenta, se tran más protegidos- para bien y para mal, nos empieza a llamar carrozas Y, encima, claro- y hasta mimados, mas a costa de re- si de verdad llegáramos a viejos, no se nos cortarles libertad, espacio y tiempo. Al menos dejaría ser viejos, porque ya se pregona- e n eso nos parece a los que crecimos al aire de la publicidad también- que envejecer es un los vientos serranos de Andalucía. lujo que nadie se puede permitir. Y ahí se leLlegados a la juventud, nos reventaba la vantan firmes las pruebas: pensiones de miilusión o la utopía, si se quiere. El mundo se seria y desamor. Eso es lo que se les reserva mostraba a nuestros ojos como algo duro de a los ancianos, en lugar de lo que se merepelar y, a la vez, a nuestro alcance. Allí esta- cen y se han ganado: respeto, amor y aprenba todo, esperando a que lo mejoráramos der de ellos lo mucho que están en condiciocon nuestras ideas, nuestro trabajo, nuestro nes de enseñarnos. amor. Se nos ofrecía como un páramo, en el Y como no hay a quien le apetezca ser toque estaba casi todo por hacer, y nosotros mado por un estorbo y sobrevivir en precario, nos sentíamos dispuestos a sacar adelante la el maduro joven- e s la segunda etapa del jodura y hermosa tarea de alegrar las caras ven maduro- se resiste, no quiere llegar a la tristes, desmontar las injusticias y fabricarnos vejez y se exige excesos en su tren de vida, un lugar al sol y al viento en una sociedad en su apariencia, en su trabajo, porque en adulta y fibre. cuanto baje la guardia lo llevan al cementerio Se logró no poco y mucho quedó en barbe- de máquinas inservibles y lo desguazan. cho. Jirones del cuerpo y del alma nos arranDe manera que, ya se sabe, mientras el caron en el camino. Casi no pudimos ser jó- cuerpo aguante, joven maduro o maduro jovenes de tantas cosas como nos acuciaban, ven. La vejez es un lujo imposible. En su consecuencia el Tribunal Supremo ha estimado el recurso, ha revocado el auto de la Por Fernando REDONDO BERDUGO Audiencia de Burgos y Vicepresidente de las Cortes de Castilla y León ordena a ésta entrar en La Sala de lo Contencioso- Administrativo el fondo de la demanda presentada ante la de la Audiencia de Burgos entendió, por auto misma el 5 de enero de 1984 y resolver el del 24 de mayo de 1985 que, la jurisdicción problema planteado. contencioso administrativo no podía conocer Indudablemente, las Cortes de Castilla y de los actos de las Asambleas legislativas de León debieron, como ordena el Estatuto de las Comunidades autónomas por tratarse de Autonomía, y no lo han hecho, resolver- el actuaciones políticas y en su consecuencia el tema de su sede mediante ley. Ante esta siacuerdo de la Mesa de las Cortes de Castilla tuación el Grupo Popular ha defendido siemy León a que nos venimos refiriendo no podía pre, aceptando la existencia del Ejecutivo en ser objeto de revisión judicial y debería ser Valladolid, que las Cortes deben de estableresuelto, en su día, por los electores. En su cerse en la ciudad de Burgos. consecuencia, con un voto reservado, declaró Para esta doble ubicación sobran argumenla inadmisibilidad del recurso. tos. Primero: el Estatuto de Autonomía, inspirándose en la Constitución, propugna una En uso del derecho que me correspondía descentralización administrativa, cultural, ecoapelé, con fecha 27 de noviembre de 1985, nómica... Nosotros defendemos que, como teniendo como abogado a don Alberto Ruiz culminación de este proceso debe darse, én Gallardón, ante la Sala de lo Contencioso- una región tan extensa como la nuestra una Administrativo del Tribunal Supremo, solici- descentralización geográfica- política. Seguntando la invalidez del acuerdo de la Mesa de do: innumerables argumentos históricos avalas Cortes del 6 de julio de 1983 por entender lan el derecho de Burgos a ser sede de las que excedía de sus propias competencias al Cortes. Tercero: hoy, dos muy tradicionales estar reservado al Pleno de las mismas, la fiprovincias castellanas, Rioja y Cantabria (anjación de su sede y no ser un acto delegable tigua montaña de Burgos) se encuentran fuey por entender, igualmente, que debería hara de nuestra Comunidad, y si bien, respetaberse adoptado formalmente mediante ley y mos tal situación no la podemos compartir y no por acuerdo de su Mesa. entendemos que el hecho de ubicarse las El pasado 18 de febrero el Tribunal Supre- Cortes en Burgos puede ser, en el futuro, mo ha dictado auto revocando el de la Sala motivo de atracción para las mismas hacia de lo Contencioso- Administrativo de la Au- Castilla y León. diencia de Burgos, al considerar que los órPensamos que es exacta la frase pronunganos del Gobierno de las Asambleas legislaciada por el Rey con ocasión del Día de las tivas, en materia de personal y de actos de Fuerzas Armadas, celebrado en 1983, cuanadministración, conforme con el artículo 153, do dijo que Burgos era la primera ciudad c) de la Constitución, están sometidos al conhistórica de Europa Alianza Popular pide t r o l de la j u r i s d i c c i ó n c o n t e n c í o s o que esta ciudad sea la sede de las más antiadministrativo. guas y casi milenarias Cortes del mundo. C ON fecha 6 de julio de 1983 la Mesa de las Cortes de Castilla y León adoptó un acuerdo, por mayoría, referente a la ubicación de las mismas, provisionalmente, en el castillo de Fuensaldaña (Valladolid) Dicho acuerdo está tomado en el palacio de la Isla de Burgos, lugar donde se encontraban, en mi criterio, establecidas dichas Cortes en cuanto que allí redicaba el despacho de su presidente, allí se reunía la Mesa de las mismas, allí aparecen tomados y fechados sus acuerdos en los primeros Boletines Oficiales de las Cortes y (por último) en dicho palacio de la Isla recibimos oficialmente a- Su Majestad el Rey, el 23 de mayo de 1983, cuando visitó nuestra ciudad de Burgos. Contra el indicado acuerdo de traslado del 6 de julio, el alcalde de la ciudad, el presidente de la Diputación, senadores, diputados y procuradores burgaleses del Grupo Popular recurrimos, en reposición, el 22 de julio de 1983. Recurso rechazado el 20 de septiembre lo que dio lugar a que presentase, en mi condición de miembro de la Mesa, demanda ante la Sala de lo Contencioso- Administrativo de la Audiencia de Burgos, el 5 de enero de 1984. Mi argumentación era clara: el Estatuto de Autonomía de Castilla y León exije respecto de las sedes del legislativo y el Ejecutivo, en su artículo 3. número 1, que se fijen las mismas por ley, en su primera reunión. No habiéndose realizado lo anterior, la Mesa de las Cortes no es competente para establecer, aunque sea provisionalmente, la sede en Fuensaldaña (Valladolid) La sede se fija por ley, con mayoría cualificada de dos tercies y no por simple acuerdo de su Mesa. LA SEDE DE LAS CORTES DE CASTILLA Y LEÓN