Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 1- 4- 87 NACIONAL El juicio de la colza A B C 23 Contradicción entre las declaraciones de Bengoechea y uno de sus compradores Ramón Ferrero rompió el silencio de los anteriores procesados Madrid. Fernando Delgado Ramón Ferrero, gerente de la empresa RAELCA de la localidad madrileña de Alcorcen, qué adquirió aceite de colza desnaturalizado a RAPSA, de San Sebastián, entró en contradicción con Juan Miguel Bengoechea, directivo de RAPSA, en el transcurso del interrogatorio al que fue sometido por el fiscal en el juicio de la colza cuya segunda sesión tuvo lugar ayer, sin que se registraran incidentes, en el auditorio de la Casa de Campo. La sesión de ayer reveló la existencia de manos Bengoechea aceite de colza desnaturalizado. En alguna ocasión llegó a decir estrategias diferenciadas e incluso contradic mentira antes de que el fiscal, Eugenio Futorias entre los distintos abogados de la defensa de los treinta y ocho procesados. Este gairiño, terminase de formular su pregunta. Una de las contradicciones fundamentales hecho se puso de made Ferrero respecto a lo mantenido en la senifiesto cuando tras la negativa a declarar de sión matinal del pasado lunes por Juan Milos hermanos Bengoeguel Bengoechea fue la referente a si éste chea, acogiéndose al sabía que RAELCA, empresa de los Ferrero, artículo 24 de la Consvendía para el consumo humano sus productitución, el Tribunal llatos. El directivo de RAPSA negó conocer que mó a Ramón Ferrero, RAELCA realizaba tal comercio, mientras que quien se sometió al inayer Ferro aseguró que en el transcurso de la terrogatorio del ministevisita que el otro procesado realizó a su inrio fiscal. dustria tuvo que ver que se estaba envasando el aceite. Según las conclusiones del fiscal, los herRamón Ferroro comentó que devolvió a su manos Ferrero eran origen la primera de las cisternas que le sirgerentes de la empresa vieron los Bengoechea, porque la colza olía Ramón Ferrero RAELCA, a la que se mal o porque podía estar mal refinada atribuyen 580 fallecimientos por el síndrome Aseguró que en los albaranes de compra del tóxico. El fiscal considera que conocían peraceite a RAPSA ponía colza refinado y a fectamente la procedencia del aceite de colza la pregunta del fiscal sobre si se reflejaba y su desnaturalización, a pesar de lo cual lo que era colza desnaturalizada respondió nuemezclaron con semillas y lo distribuyeron en vamente mentira su mayor parte a vendedores ambulantes que Tampopco sabía- según dijo- que la emlo vendían en camiones y furgonetas como si presa RAPSA se dedicaba a la comercializafuese colza. ción de aceites industriales, ni le extrañó ni El fiscal les define como los eslabones persiguió el lucro al comprar la colza a 75 peconscientes de una cadena que empieza en setas. Ante la insistencia del fiscal, Ferrero la importación por RAPSA del aceite de colza reconoció que ninguna de las marcas de desnaturalizado y que termina con la intoxicaaceite que envasaba en su industria habían ción letal o lesiva sido registradas en Sanidad, aunque sí que Mentira tenían registro de la propiedad industrial. El procesado indicó que todos los envases lleRamón Ferrero contestó en numerosas vaban etiquetas, pese a que el fiscal le recorocasiones con la palabra mentira a las predó que hubo una avería en la máquina de etiguntas del fiscal que le atribuían pleno conocimiento de que había comprado a los her- quetado. Una información deABC provocó la polémica entre representantes de acusación y defensa Madrid Las declaraciones a ABC de uno de los acusadores provocaron la polémica entre este y el defensor de Ramón Ferrero sobre la posible suspensión de la vista. José María Serret manifestó que la defensa quería que continuara el juicio y criticó las declaraciones de Uriarte, de la OCU, de que tenían el firme propósito de que no se celebrara e! juicio El defensor de Ramón Ferrero había toma- que las defensas quisieran provocar la susdo la palabra para plantear la cuestión de nu- pensión, y dijo que lo que había manifestado lidad y aprovechó para criticar la postura de era que en las defensas no existe voluntad algunos de los acusadores y para señalar de celebrar el juicio Al terminar su intervenque los abogados de la defensa querían que ción se preguntó qué temían las defensas si se realizase el juicio hasta el final. Serret criti- su tesis era que el síndrome tóxico no había có las declaraciones que, en sentido contra- sido producido por el aceite. rio, había hecho a ABC Ignacio de Uriarte soJesús Castrillo, defensor de Alabart, conbre la intención de que no se celebrara la vis- testó que no les asustaba la tesis del fiscal ta. Poco después tomó la palabra el propio de que el causante era el aceite y que contaUriarte para señalar que él no había dicho ban con medios suficientes para combatirla.