Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 30- 3- 87 ESPECTÁCULOS ABC 83 -Crítica de teatro- Gasalla, humorista de cabaret de segunda Título: El show de Antonio Gasalla Mústr ca: Gregorio Vatenberg. Ejecutante: Julián Vatenberg. Vestuario, luces, dirección, interpretación: Antonio Gasaila. Argentina. Vil Festival de Teatro. Centro Cultural de la Villa. Antonio Gasalla es esa cosa, de límites imprecisos, a la que según llamamos un showman que suena bien porque hace inglés, o un humorista porque ahora llamamos eso desde los caricaturistas a los contadores de cuentos, imitadores de estrellas y otras infinitas variedades del espectáculo unipersonal. Está Gasalla en eso del one man show -sigamos esnobando- del honlandés Jozef van der Berg, de nuestro gran Moncho Borrajo, de Eugenio o de Nacha Guevara, que habría que usar un inexistente telescopio de galaxias escénicas para determinar su posición. Excelente persona, al parecer, lleno de vocación, escaso de facultades y vulgar de oficio, Gasalla podría haber arribado a estas costas para presentar sus números en cualquier sala de fiestas. Para representar algo así como una participación argentina en un festival de teatro, no. El error probablemente no es suyo, sino de los misteriosos recovecos en los que se organiza una de estas raras cosas. Se presenta Gasalla, smoking blanco, posado sobre empinados zapatitos de alza en un exordio zigzagueante, poco ingenioso y excesivo. Todo su espectáculo queda antiguo, cuentos por lo general viejos, personajes ficticios, preparados tras un artilugio sia calidad escenográfica, en los que hay algunos aciertos como el niño prodigio, o la Mama Cora, en la que el actor ha reunido con finura rasgos muy especiales, no sólo propios de la humanidad marginal bonaerense, sino, lo que es más meritorio, de la humanidad, sencillamente. Números sólidamente preparados en los que incrusta falsas improvisaciones muy bien calculadas y que dan un aire de frescura, de espontaneidad a su actuación. La tónica es el propósito de elevar lo particular a lo general, de ejercer así una crítica sonriente, a veces aguzada, del contorno social, el todo envuelto en ropajes con abuso de lo grotesco. Especialmente desafortunados son momentos como el de su parodia folclórica española, lleno de tópicos. El acompañamiento musical de Julián Vatenberg, curioso apellido, muestra ia flexibilidad del ejecutante en el cumplimiento de una misión localizadora que no puede ocultar ia pobreza conceptual del escenario. Antonio Gasalla, y tratamos de ser comprensivos, no pasa de ser un número, viejo, de cabaret tópico. Quizá puede hacer algo en salas de segunda fila. Su paso por el Festival no le favorece. Le perjudica. L. L. S. Un gran actor del doblaje, a la escena: Félix Acaso Título: Por la defensa, Clarence Darrow Autor: Irving Stone. Intérprete: Félix Acaso. Teatro Lara. Acontecimiento desusado. Un actor de doblaje, veterano, gran prestigio en los medios especializados, Félix Acaso comparece en la plataforma escénica del teatro Lara para mostrar un trabajo singular: el montaje del monodrama de Irving Stone, titulado Por la defensa, Clarence Darrow Confieso ignorar quién es, literalmente, Irving Stone. No lo veo en la borbolleante caldera del túmido teatro norteamericano posterior a la revolución del off off Broadway en los fastos de The Day top Theater Company menos todavía en los alrededores del teatro del negro Ed Bullins, autor comprometido, negro productor de estructuras dramáticas que aportaron al público negro, además de su significación, una experiencia cultural. Y, sin embargo, de algún modo, este desconocido Irving Stone anda por esos barrios, aunque del lado blanco. Por la defensa, Clarence Darrow es un monólogo. Un gran monólogo largo, cuya acción comienza en los finales del siglo XIX y desemboca, a través de etapas históricosociales de la evolución norteamericana en nuestro siglo. Clarence es un abogado que diríamos hoy progre que dedica su vida a la defensa de la libertad humana y social. Defiende a los sindicatos hasta que descubre que éstos tampoco procuran libertad, sino sectarismo partidario: a los mineros contra las despiadadas empresas que los esquilman: a los negros, víctimas de una sociedad racista capaz de las más monstruosas mixtificaciones. Pero Clarence, además, es un individuo sólo en la sociedad que le rodea. Conocemos sus problemas conyugales, sus desencantos, las contradictorias experiencias que iluminan en puros contrastes Una vida dedicada a defender ante los Tribunales y los Jurados lo que considera justo, lo que puede llevar a la Humanidad a la conciliación y al progreso. La única noticia que tengo, y se la debo a Rafael de Penagos, es. que este monólogo fue representado durante cuatro años por el gran actor norteamericano Henri Fonda, en Broadway. Acaso, voz habitual de Fonda en los doblajes de las películas de éste, ha traducido ese texto. Lo ha estudiado. Le ha dado vida al personaje. ¿En la estela de Henri Fonda? Félix Acaso ha hecho un tour de forcé En su palabra, sin nudos articulares, en su voz densa, natural, sin énfasis, en su persona, ajena a toda teatralidad, en. su atuendo, un viejo traje pardo amoldado al cuerpo por los años, en su gestualidad, manos en los bolsillos, en los tirantes, en la barra de la tribuna de los Jurados, en su acti tud, cansada, elemental, alerta a la astucia, a la réplica ingeniosa y destructiva, hace vivir a un personaje sólido, el abogado Darrow, dentro de un medio, la sociedad americana del tránsito entre dos siglos, que el cine y Steinbeck, y Faulkner, y Elia Kazan y John Ford nos han hecho conocer, encerrándolo en un espacio polivalente, hogar, palestra del Jurado, tribuna del juez, despacho de una oficina cualquiera, en que se resume con vigor el cuadro habitual de un luchador. Se ha vituperado mucho al doblaje, no sin razón. De esa zona oscura, desconocida, falta de gratitud, surge Félix Acaso, un viejo autor en la sesentena, para dar una gran lección de fonética, de sentido coloquial, de ironía y de ternura en los tonos de la voz. Montar un texto tan prolijo, con la precisión absoluta que lo hace Acaso es una hazaña dramática. Desempeñarse sin teatralidad y acertar a cautivar al espectador, a interesarle profundamente, acercarle a un mundo ajeno que la palabra hace nacer en torno al actor, una empresa sólo asequible a seres con el talento, la maestría fonal y la vocación de Félix Acaso. Una revelación. Ahora que parecía pasado el momento de los monólogos, de los textos de Cocteau, Delibes, Joyce, Por la defensa, Clarence Darrow es un nuevo clarinazo al teatro escueto, hondo, confiado al talismán injustamente menospreciado, de la palabra. Lorenzo LÓPEZ SANCHO Doce espectáculos para un Festival de Teatro Europeo Florencia. Efe Doce espectáculos itinerantes formarán parte del Festival de Teatro Europeo cuyo proyecto fue presentado en el marco de la conferencia sobre la cultura europea que se clausuró ayer en Florencia. Coordina este futuro festival el es director del teatro belga, Jacques Huissmans, que anunció un grupo limitado de alrededor de veinticinco personas para cada espectáculo teatral, y dijo que el que corresponde a España lo organizará Lluís Pasqual, director del Centro Dramático Nacional. PRUEBE LAS VERDURAS DE TUDELA (Navarra) Espárragos frescos Alcachofas Borrajas Habas y nuestra menestra Cocina Navarra tudelana Bacalao y chipirones rellenos Carnes rojas y nuestros guisos caseros Abrimos domingos y festivos mediodía (Servicio Dirección: RAÚL ANOIA aparcacocties) Infanta Mercedes. 64 Tel. 279 73 91. Madrid APARCAMIENTO EN EXPLOTACIÓN Precios Light. Clínica Imbea Menéndez Pidal. 25. Tels. 259 56 00 y 259 56 08 SE VENDE: Zona céntrica. Directamente propiedad. S 4555339