Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
de hacer un ct ncjo do inür Jiir amisUd y cnirv rsc j lonJo. Li de Chcltenham íuo un ¡i expon, n cía fasc ¡n n c. Yo difigiii ttíiiu solistn desde t- I piano. C u a n d o éüle i o soo hu k hada en pie. tutUM en nijno, como cuültjuier diicctor. Y cuando el pTano lenu que sonar, puc yo dini a mti. iiiras oraba. UCH en di: fim iv; 4. como lo h ci ol propio Moz in. con el rvoJtso magnífico Jel cont a d o vi uaL La sigun. nto Í CLIMOH en I IIÍ: L c año p a u d o cuando p n pnmeni vez en I historia un olls l dirigía desde el pumo Isa- Noches cñ los jardines de E s p a ñ j- de Falla. E i una moda ¡d, id muy ¡nicrcsanto la do ¡nlcrprciar ay. obras íal y como se So csrablecc una TCloción mas pciMV nal con la orijueMa. Se ensaya más a londu porque, paru empozar, hay mas íicmpo. y entonces la relación solista- orqucstit se ransfomij en el di iloizo oslupcndo de la miiíiC 3 de cimara... Se sienía de un salto al Stcínv- ay de pared, asomando los ojos por encima de la lap in el miidr azul Noruega otra vez en medio doi salón, como si nos diricicra w di ripie la esas primeras notar, del condcrio de esía noche en el Real, tan luso, an melancrtlíco. tan de eslepa. Tan incontundibjemenTc Rachmaninov c mo es u EeTCOT -E- s la Iri ó ma primera v e o asi que lo inlorprcto- di ho con una humildad que no sólo so supone. E l pobre pi: ms (a tiene que locar aquí unas, set e n o y rrcv mil nof i las ha cimtado un enlcGa mfo, pero lo j ordo no e n a t u r a l m e n t e contarlas, sino oM ríbielas. -Este concierto tuvo mucho de logro en mi vida, pues de estudiante representaba un autentico Everest... Ei curioso, el k n i o ascenMi en cUJlquior rama del arte, mihmeiro i miíimoiro... De repente hay un día de iluminación en que he logra algo importante, un gran payí adelaJito... El talento... Cuanto más talento tienes, más o lci de responsabilidad dehicr. i o i u r Oue si soy hombre d t ulento... pues creo que algo debo lerwr, aunque sólo fuera por haber sobrevivido a algunos malos profesores, por ejemplo; cjui á gracias también a oiroí buenos proíoiores, o a haber sabido ver a ¡lempo mis propios errores, quien satHr... Una pane dcE talento ijue mucha gente se empeña en ignorar os la capacidad de irabaio. Ustanios demasiado ac tumbrados a ver los loaros do las Oitrella en arte, dopOfíe, electora, pero nunCn vemos lo que hay detrás, fin. intento seguir la filosofía de hacer a músicii lo mejor posible. A ím de euenlas, una partitura es un monsaje a dew: iírar y a transmitir. Aquí hay algo de la probJemátiía de los actores; iu sabe el alfabeto de Ja gramática, etcétera, igualmente sabe los valores de las notas, su duración, eici tera. pero lo i uc hay que descubrir es Si Beethovcn, pongo por caso, está haciendo un comphcido raionaniionto rilosdhco o contando UTi chisto malo c iítirá por ahí algún ensayo s. ibre el sentido del humor en ÍJoothoven. o intentando cambiar los cimientos del Universo, o sollozando en una desolación sin esperanza. El problema es ver lo que no está escrito, y luego IranvmiliTto. Se estudia la gramúiica, se estudia la niyicmalica, pero una partitura no os al o que resulta lamiliar. Díte que no compone, porque no siCíHc necesidad, y so apoya esta vez en Rielke: Ra un suíicienie p. ira no oscrjhir es p xlor vivir sm esenbir. Aunque- bueno, M. Una vez oomnuse un concierto para timbro, dedicado jl entonce presidente de la Filarmónica de Bilbao, el conde de Suporunda. i- Selas y bacalao í Sería bonito no saber que Beethoven fue alemán o Goya español, y simplemente saber que fueron seres liumanos gro en í- u vida: Accadcmiii Chigiana de Siena, centro musical casi legendario fundado en l í. ü j r un noble italiano de ew: nomre. quien dedicó su fortuna a costear a los mejores artistas de la época para que impartieran clases de MIS respectivos instrumemos durante los víbranos. Allí entró por vez primera como estudiante a ION diecisiete años, y allí tuve la primera confirmación internacional de talento, al ser me d a d o el premio al mejor alumno, El verano pasado fui convocado por L Chi iana para dar un a CUriO sobro Chopm, Fue como cerrar un circulo, cuando crucé las misni. is puertas do aquel viejo Pala ¿o piir donde entré temblando hace tanto tiempíi... Esia y otras experiencias docentes, como cursos en Universidades nortoamorioanas. inglesas, espartólas, han lerminadt por proporcionarle la sensación de que- ser profoM. ir o en definitiva, enoonlrarmo con cologas; más jóvenes que yo. poro colegas a nniroes pufdo romunirür mpr Ttencias propias, Ea mis cursos empiezo diciendo que todo lo quo diga serú sometido a disciLvion. El dogmatismo no cuenta, y mucho menos en arte, como es Lógia Y de nuevo la tierna humorada: Creo que soy el profesor n entíí r e s p e t a d o del m u n d o En una ívasión los estudiantes organizaron una pariíd i sobro mi. Otra xoz, el üliimo día do un curso en el que yo había insistido sobre la necesidad de desarrollar la fuerza de mano hraiíos y dedos, llegaTon iodos con el brazo en cahosIrillo- ¿Por que se estudia la fuer muscular? muy fácd: decía Li t que locar el piano es dar la nota jusia, en et momento justo y eon la fuerza justa, y para ello hay que tener los reflejos neuiomotoros y los músculos a punto, como cualijuier baLt: 4 rin o deptirtistij, Dosgrací adamen le no puedo contar ani cdoEa parecidas de cuando cslov en conciertOr Seguro que mo han ocurrido cosas, pero puse lo íiuc paí- e pienso en las notas: a veces cierro los ojos y sigo pensantlo en el efccio sonoro y emocional que producen. Descifrar y Iransmílir Ahora piensa también, echando un vistazo al mundo por la veniatií v Me da a la pl; i íi Maynr, Creo que lo mcmr que he hecho en mi Vida ha sido meter la cabeza de lleno en partituras: me ha servido para apartarme de los anhelos de piíder y competí ti vídad. iunqiie- bueno, no di o que no hava de esto en mi prolesión, En e Ouiíá tampoco le quede mucho tiempo para componer. En los dos últimos anos se ha disparado su actividad profesional, y contabiliza una media do y 5 oonaertos anuales en anco contmcntes. Por esta razón, entre otras co as, con pena ha tenido Achücarro que olvidarse de buscar setas, su más conocida aficn n. Por lo mismo, diet i. ue ya no Mbe donde vive, si en Londres o en Bilbao, aunque mantengo residencia en Engj; iíerra porque OÍ el ombligo del mundo musical, v, por supuesto, en el País Vasco porque sov vasco y no p u e d o dejar do serlo; porque o íisle una relación de rali entre la tierra que uno pisa y La vida de uno en una determinada fa c de la infancia; porque jusiamenie no salí de Vasoongadjs entre los cinco y los dieciocho arios, porque me gusta el carácter de la gente y. por el bacalao ai pifpil. A u n q u e a voces, quisiera sentirme un ciudadano del mundo- Oue bonito seria no saber q u e B o e t h o v e n fue a l e m á n o Goya esp, inol o Maria Cune polaca. y iimplemenEe saber que fueron seros humanos... Pausa, Reposa la palabra, lr t e n u n d o r e s c a t a r algo de su agcndita mental. Sonne v retoma d e r e p e n l o el hilo a n t e r i o r a aqnrl plir pO di 4 r: irgii ni íío nal. revelación asa desconcertante, a pesar del contenido: -Mi nbtn maestra a cv mponor sera Li Sinfonía Conccnanie para Tos y Papel de Celofán í ue lan bien ira prccisamenie en las sala? de coiíeierto. Joven profesor Rav una historia preciosa, hablando do pioíosores. que Joaquín Achücarro tiene por otro lo28