Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 A B C NACIONAL El juicio de la colza DOMINGO 29- 3- 87 El debate científico sobre la causa del síndrome tóxico centrará las sesiones Expectación ante uno de los mayores retos de la Justicia española Madrid. Fernando Delgado Sergio Guijarro La Justicia española se enfrenta, a partir de mañana, a uno de los mayores retos de su historia: el juicio por el síndrome tóxico Defensores y acusadores han perfilado sus estrategias y, con toda seguridad, la vista se convertirá en un debate científico, con la presencia de expertos españoles y extranjeros, que juzgarán al aceite de colza desnaturalizado. De ello dependerá la sentencia final a los cuarenta procesados en el sumario. Mañana, lunes, seis años después de la aparición de una extraña enfermedad- conocida posteriormente como el síndrome tóxic o- en la localidad madrileña de Torrejón de Ardoz, comienza el llamado juicio de la colza Los principales abogados de la acusación y de la defensa se van a convertir, durante el largo periodo de tiempo que dure el juicio, en grandes protagonistas. Sus a r g u m e n t o s y pruebas van a tratar de conducir al Tribunal hacia sus hipótesis científicas. Sin embargo, el fiscal Eduardo Fungairiño Brmgas asegura en sus conclusiones provisionales que en todos los casos de muerte y lesiones la causa de las mismas fue la ingestión de aceite de colza desnaturalizado con anilinas que, al haber sido refinado a elevadas temperaturas que normalmente exige el proceso de refinación (doscientos grados centígrados aproximadamente) produjo la transformación de las anilinas en anuidas, las cuales influyeron en el organismo humano de forma variable y desigual en intensidad El abogado Antonio García Pablos manifestó a ABC su intención de interrogar a los procesados sobre su reacción al conocer las primeras muertes causadas por el síndrome tóxico. Según él, en el sumario hay indicios de que algunos de ellos se plantearon y respondieron la cuestión y si hubieran optado por poner en conocimiento de las autoridades las manipulaciones a las que habían sometido el aceite, se hubieran podido evitar muchas de las muertes registradas. García Pablos (Acusación) Se interesará por conocer la reacción de los acusados ante las muertes S e r r e t (D e f e n s a) El Tribunal juzgará si hay pruebas de un delito contra la salud pública persona investida de autoridad sobre la que se produzca una imputación que contenga indicios de criminalidad en el curso de los interrogatorios Esta posibilidad se extiende, según el letrado, a los representantes de las Administraciones central, autonómica y local. Por su parte, el abogado Ignacio de Uriarte, que actúa en nombre de la OCU, apoya tarnbién la teoría de que el causante del síndrome es el aceite y en sus conclusiones provisionales se atiene a la línea de InvestigaEduardo Fugairiño ción adoptada por el juez instructor de atribuir a los procesados aquellas muertes que indubitadamente se han producido a consecuencia del consumo de aceite distribuido por ellos. De acuerdo con esta, fórmula, Uriarte acusa a los responsables de RAELCA de cincuenta y ocho homicidios por imprudencia y a los de Aguado El Prado de otros cinco. Uriarte, que es acusador particular en nombre de 1.628. familias asociadas a la OCU, con 2.600 afectados y 73 fallecidos, ha solicitado, entre otras, una prueba para determinar si la desnaturalización por anilina se puede apreciar o no. Sobre este punto existen dictámenes diferentes por parte de un perito químico de la empresa Danesa Bau y del Instituto de Toxicología de Sarria, que sostienen que no se aprecia, y de Colegio de Farmacéuticos, que afirma que se distingue a simple vista. José María Mohedano, otro de los letrados de la acusación particular, afirma que la relación de causalidad entre la ingestión del aceite y las muertes y lesiones es evidente. En el sumario, no hay punto de apoyo para otra teoría En su opinión, desde el punto de vista de la acusación particular y desde un buen conocimiento del sumario, no se puede sostener otra tesis. Resulta paradójico y chocante que a estas alturas alguien pueda estar expectante sobre la causa del síndrome Mohedano actúa en nombre de las asociaciones de afectados de Legánes, Salamanca, Segovía, Majadahonda y Parla, entre otras, y ha solicitado una prueba pericial muy amplia. Frente a esta posición mayoritaria, algunos letrados de la acusación particular no se han pronunciado con claridad sobré el causante del síndrome. Esta es la postura de Fernándo Salas, representante de 1.700 afectados de distintas localidades de Madrid y León, que afirma que no sabemos lo que ha ocurrido y no mantenemos una teoría previa B Acusación: Fue el aceite El abogado muestra su firme convencimiento de que la causa de la enfermedad es el aceite vendido por los acusados y ha pedido la práctica de numerosas pruebas en ese sentido, en las que exige que se utilicen muestras del aceite que presuntamente causó la enfermedad, del que muchos afectados guardan pequeñas cantidades. Respecto a las teorías que sostienen que el agente nocivo fue otro, como pesticidas u otros productos químicos, García Pablos ha dirigido un escrito al Tribunal en el que pide que se demuestre, al igual que se ha hecho con el aceite, paso por paso, cómo ese producto fue utilizado por los agricultores, cómo se distribuyó entre los consumidores y las zonas en que fueron vendidos los productos que hubieran sido tratados con esos preparados químicos. Pretendo que la prueba no sea exclusivamente académica, sino que se demuestre que esa intoxicación se produjo en realidad, que esa intoxicación demostrada en laboratorio tuvo existencia real. El abogado, que representa los intereses de más de cinco mil cuatrocientos afectados y los de los familiares de 179 fallecidos de distintas zonas de España, muestra su disposición a pedir el procesamiento de cualquier Un largo proceso de cuatro años Madrid. F. D. En fuentes de la acusación y de la defensa se ha puesto de manifiesto a este periódico que el proceso se resolverá en cuatro años. Está previsto que el juicio que comienza mañana se prolongue durante, al menos, seis meses, teniendo en cuenta que la vista puede suspenderse durante el verano. Según todos los indicios, sea cual fuere la sentencia del Tribunal, la parte afectada planteará recurso ante el Tribunal Supremo, donde puede permanecer sin resolver de dos a tres años. La sentencia que dicte el Tribunal Supremo también podría ser recurrida ante el Tribunal Constitucional, con lo cual se completarían los cuatro años hasta que quede resuelto el caso del envenenamiento masivo. En el juicio que mañana comienza se utilizarán por primera vez en la historia jurídica medios mecánicos- -grabaciones de imágenes y sonido- para el levantamiento de actas y declaraciones. Cerca de seiscientos periodistas cubrirán informativamente el juicio, que se desarrollará en el auditorio de la Casa de Campo de Madrid, junto al pabellón de Valencia. Han sido acreditados más de cien medios informativos, de los cuales la mitad aproximadamente son extranjeros, principalmente alemanes. Hay que tener en cuenta que Alemania federal se encuentra más sensibilizada ante este proceso por sus similitudes con el. de la Talidomida, celebrado en aquel país- hace varios años. KII tfiBMMlidl ta S- J v 1 í llJil