Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ViERNES 27- 3- 87- LA FIESTA NACIONAL Cuarta corrida de la feria de la Magdalena, de Castellón -ABC, pág. 65 Brava y noble corrida de Miura Para Dámaso González fue la única oreja de la tarde Castellón. Francisco Picó Hemos llegado al paso del Ecuador de la feria castellonense con un tiempo delicioso. El día, radiante de luz y de sol, parecía más un anticipo del verano que una jornada de la veleidosa señorita primavera. En el cartel de esta tarde se anunciaban los toros de la legendaria divisa de Miura, que, junto a las de Pablo Romero y Victorino Martín, acaparan hoy la mayor expectación del público. Este interés se traduce, lógicamente, en un fuerte imán que arrastra a las gentes a la taquilla. A la hora de comenzar el festejo, el coso registraba un entradón hasta la bandera. sustitución. Al cuarto muletazo el animal se derrumbó cerno un merengue. José Antonio lo trasteó suavemente, llevando la muleta a media altura para evitar que se cayese el toro, como así aconteció. El sevillano se lo quitó de encima de un pinchazo hondo y una estocada. Se aplaudió la buena voluntad del torero de Gerena, mientras el presidente era objeto de una gran bronca por su negativa en sustituir al inválido animal. El que cerró plaza, un precioso toro sardo, el mayor de los Campuzano se lució al torearlo con el capote en unas verónicas ajustadas que remató con media superior. Con la muleta, José Antonio no acabó de redondear faena. El toro se aplomó y sus cortas arrancadas no le permitieron al sevillano instrumentar más que algunos muletazos sueltos que no bastaron para caldear el ambiente. Lo mató de media estocada y fue despedido de la plaza con una fuerte ovación. El primer Miura de la tarde tuvo movilidad y temperamento. En la cuarta entrada al caballo se arrancó de largo con mucho brío y bravura, metiendo bien los ríñones en el peto. A ¡a muleta llegó repitiendo incansablemente las embestidas. Ruiz Miguel anduvo la primera fase de su faena pajareando y sin asentar los pies: Se centró mejor en la última serie con la mano diestra, pero sin estar a la altura de su temperamental, bravo y codicioso enemigo. Lo mató de un pinchazo y dos estocadas, dividiéndose Dámaso González las opiniones. El cuarto fue duramente castigado ert cuatro varas, ante la pasividad de su matador. En el tercio de banderillas el peón El Formidable no pudo lucir sus habituales aptitudes, dejando solamente un par y medio. La faena de Ruiz Miguel careció de relieve. La labor del gaditano fue un claro ejemplo de tesón y trabajo, pero no hubo el deseado lucimiento. La plúmbea actuación de Paco motivó que la presidencia le enviase un recado, antes de pasaportar a su enemigo de media estocada y dos descabellos. El público le mostró su enfado cuando se retiró al callejón. El segundo de la tarde tomó dos varas con bravura y buen estilo. Dámaso González lo toreó al natural con largura y excelente temple. El de Albacete se echó la franela a la mano diestra y le enjaretó al noble animal dos series de muletazos muy bien ligados con los de pecho. Terminó la faena con circulares y desplantes de rodillas marca de la casa, que provocaron el delirio de los tendidos. Agarró una buena estocada y a sus manos fue a parar la oreja del pupilo de don Eduardo, que el diestro paseó entre ovaciones en la vuelta al anillo. El negro girón que salió en quinto lugar también hizo una hermosa pelea con los del castoreño. El animal, después de cambiarse el tercio, aún se arrancó con guapeza al caballo. A la muleta llegó siguiendo el engaño como si fuese una golosina inalcanzable. Dámaso volvió a mostrarse muy seguro y dominador en una faena sobre ambas manos González malogró su vibrante actuación al precisar de tres pinchazos y una estocada para acabar con su oponente, por lo que el premio quedó reducido a unas breves palmas. El tercero fue el garbanzo negro de la corrida, un toro que ya de salida renqueaba de los cuartos traseros. José Antonio Campuzano pidió el cambio tras recibir el inválido una vara. La faena de Campuzano transcurrió entre continuas protestas del público, que pedía su Niño de la Capea decide viajar a México Madrid. S. T. El matador de toros Pedro Moya Niño de la Capea ha decidido por fin actuar en México al aceptar la oferta que el diestro retirado Curro Leal le había hecho para participar en la ferio de Texcoco, de la que es empresario el torero azteca. Capea actuará tres tardes durante el ciclo, que tendrá lugar entre los días 10 al 26 del próximo abril. La primera actuación del salmantino tendrá lugar el día 11 del citado mes, alternando con Mariano Ramos y Jorge Gutiérrez en la lidia de seis toros de Carrasco. Al día siguiente tendrá por compañeros a Curro Rivera y Alfredo Ferrino, con astados de Cerro Viejo. Finalizará su paso por la feria el día 27, con toros de Garfias, que estoqueará mano a mano con Manolo Martínez. ¡Y menuda ocasión! un super buga puesto a punto por Renault. ¿La entrada? ni te enteras, sólo el 15 Oye, así da gusto comprar un coche, sobre todo si es el viejo quien paga... Díselo a papá tú también. En el Mercado Nacional de Ocasión, encontrarás todos los coches de segunda mano, garantizados por la Red Renault. RENAULT