Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 A B C DEPORTES VIERNES 27- 3- 87 Madrid descalabró a Debe dejarse llorar al que dolor tiene, y del luto atlético hizo el Madrid un festín blanco. De la lapidación de SWejías- tres goles en media hora- fueron testigos cien mil madrileños que sintieron la vergüenza de la especie cuando esa chusma que proporciona detestable reputación a la afición de Chamartín, guarecida en el fondo sur de! Estadio Santiago Bernabéu, infamó la memoria de Vicente Calderón acogiendo con canciones obscenas e ¡rezo del Padrenuestro y celebrando la victoria madridista con la quema de banderas rojiblancas. Para doblegar a la vieja guardia pretoriana de Luis Aragonés, a Leo Beenhakker le bastó recurrir a la raza de Juanito y al posmodernismo de Martín Vázquez, felizmente regresado del ostracismo. J. G. E. P. F. C. 1 R. Madrid 2 Barcelona 3 Español 4 Mallorca 5 At. Madrid 6 Spórting 7 Sevilla 8 Zaragoza 9 Real Sociedad 10 Betis 11 Valladolid 12 At. Bilbao 13 Murcia 33 33 33 33 33 33 33 33 33 33 33 33 20 17 17 14 13 13 13 12 12 12 11 11 9 13 8 8 9 9 8 10 8 8 9 9 4 3 8 11 11 11 12 11 13 13 13 13 61 47 52 41 37 44 40 29 38 32 31 38 Ros. -1 1 29 49+ 15 22 47+ 13 30 42+ 10 39 3 6+ 2 36 3 5+ 3 35 3 5- 3 32 29 34 42 31 38 34 34+ 2 32 32 31- 3 3 1- 3 Los antiguos ya veían las emocio- goroso S a n c h í s 14 U. D. Las Palmas 33 10 7 16 39 47 2 7- 5 15 Rácing 33 9 8 16 31 47 2 6- 8 nes como enfermedades, y sólo el arrojado y al mismo 16 Sabadell 33 7 11 15 27 48 2 5- 9 lógico quebranto de la repentina or- tiempo manso como 17O sasuna 33 7 11- 15 22 40 2 5- 7 fandad atlética puede explicar el un halcón, alojaba 18 Cádiz 33 8 7 18 21 38 23- 11 descalabro del equipo en esta cru- de un cabezazo el cial batalla del Bernabéu, donde espléndido balón Real y Atlético interpretaron en el suelto que le servían desde una es- recia Clemente, o por el centro, campo el diálogo entre Babieca y quina. A partir de ahí, se acabó el donde Sergio y Ruiz discutían sobre Rocinante. ¿Cómo estáis, Rocinan- Atlético, y no había comenzado el qué delantero blanco resultaría más te, tan delgado? podía haber pre- partido. peligroso. Atrás, la presencia de un guntado Leo Beenhakker. Porque Porque es sabido que el Atlético Mejías desconsolado era la garantía nunca se come, y se trabaja, podía de Luis Aragonés practica la estra- de que todo balón dirigido a puerta haber respondido Luis Aragonés. tegia del contraataque, que es un acabaría en las redes. Ciertamente, La culpa del descalabro atlético poco la estrategia de los pobres. el Madrid contó los disparos por gono estaría de más echársela a Me- Guerra de guerrillas contra un formi- les: dos morteradas de Sanchís y jías, que tuvo, el hombre, una no- dable, aunque indisciplinado, ejérci- de Martín Vázquez y dos puntapiés che toledana. A los cuatro minutos to regular como el de los blancos. de Martín Vázquez y de Butraguede juego ya se había enrollado de El gol en contra obligó al equipo ño. En el Atlético cundía el pánico, mala manera con su compañero atlético a dar la cara, y ahí fue arro- y cada jugador, al tercer gol, resolRuiz, y de resultas el balón acabó llado. A los once minutos, Martín vió jugar al sálvese quién pueda. en los pies de Hugo Sánchez, que Vázquez, en jugada calcada, le ha- Tras el descanso, con tres goles desperdició la ocasión por avaricia, cía el segundo gol, y en el área de en. contra, salvar el partido era un disparando fuerte contra una porte- Mejías, como en el puchero de los milagro de Mahoma, pero Luis Araría desguarnecida; providencialmen- gitanos, todo el mundo metía la gonés dispuso que sus hombres te, un defensor que pasaba por allí uña. Los jugadores de Beenhakker plantaran su última línea en el cenechó el balón a las gradas. Dos mi- podían escoger entre correr por la tro del campo, dando lugar a un nutos después, sin embargo, el vi- banda izquierda, donde nunca apaacoso feroz, pero estéril, porque los 33 12 6 15 30 43 3 0- 2 volantes y delanteros rojiblancos pateaban el sentido común con ei mismo entusiasmo con que los diputados del Grupo Mixto pateaban la gramática, la retórica y la inteligencia. Su aflicción y la goleada despertaron la conmiseración en la Saque de esquina Vesi Estoy muy contento porque me gustaría saber cuántas veces ha he destapado cuando he salido a visto jugar Menotti a Martín Vázjugar un partido completo. He des- quez El técnico holandés afirmó tacado en rendimiento y en goles. que Rafael es un gran futbolista y Espero que desde ahora y en este hoy lo demostró. Anuló a Landábufinal de campaña me vaya todo me- ru, superándole en la creación de) jor. Estar sin jugar no es nada agra- centro del campo. Martín Vázquez dable. Martín Vázquez fue la estre- es tin hombre de enorme calidad. lla de este Real Madrid- Atlético y La clave del fútbol es que hay que estaba muy satisfecho de su actua- demostrarla continuamente. -Estoy ción. Ahora tiene una incertidumbre: contento con Rafael y con Solana, si mantendrá su titularidad o si vol- porque han evidenciado que los verá al banquillo. Aclaró una cues- hombres que habitualmente no son tión: Mi intención es renovar con- titulares se encuentran en plena fortrato por el Real Madrid. Quiero a ma para ocupar un lugar en el eseste club. Pero no deseo sufrir por quema del conjunto no poder jugar. Hablaré con el pre- Leo reconoció que éste fue uno sidente para negociar mi futuro. de los mejores partidos del Madrid Respecto a la sapiencia de Menotti, en la actf al campaña. Jugamos comentó: No sé si tiene razón al como me gusta decir que yo tengo que actuar en Otro jugador sobresaliente fue cualquier equipo del mundo: Juanito, el Von Karajan de la orBeenhakker respondió a esa pre- questa blanca: Me encuentro en gunta con ironía: Tampoco sé si uno de los mejores momentos de Menotti posee la razón, pero me mi carrera. La clave es que he deja- ELECTRA Daba gusto verles: sosegados, tranquilos, gozosos. El sosegaos, pues de Felipe II ante el templo querido de sus ritos; sin apresurarse, saboreando la sal infantil de las pipas, o la fruición del bocata en la noohe serena, en el huerto bucólico de sus más amadas ilusiones y gozos, y con el deleite, además, de la obra bien hecha de sus ídolos. Se les había ya olvidado el ritmo diabólico de la máquina sus malabarismos, la esencia del regate o la espléndida toponimia del cuero. La máquina nuevamente. Oídles, según salen o bajan Castellana abajo, desplegadas las banderas, mientras los atléticos esconden la rabia bajo las alas del consuelo y piensan en Alemao y otros compañeros no mártires del fallo. Entraban en los vestuarios- los ídolos- eufóricos, bailan- dolé la alegría remansada con la. serenidad que dan dos goles marcados en doce minutos, ¡doce! Los competidores que matizaba el llorado Calderón, eran lógicamente otra cosa. Llevaban encima, además del peso arrollador de la máquina el crespón del luto, y al Atlético, como a Electra, no le sienta bien. De nada valía que Luis les hubiese animado con el saldremos a ganar y que quisieran brindarle la victoria a Vicente Calderón, de nada... La máquina había vuelto contundente, arrogante, sin desmayo, y pocas veces hay tantos que caen en las redes como sentencias. PÉREZ MATEOS Martín Vázquez: Deseo renovar, q