Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VIERNES 27- 3- 87 TRIBUNA ABIERTA -ABC, pág. 43 S bien conocido en Psicología experimenta! el síndrome estudiado por una Universidad centroeuropea, cuyo nombre no hace al caso, que se denomina Síndrome de Philüs und Krieg o simplemente Síndrome Phillis, menos nombrado que el de Estocolmo, pero no por ello menos síndrome. Según este principio, quien ejerce el poder, y más cuanto más tiempo lo ejerce, se va quedando cada vez más solo, tendiendo a apartarse de sus amigos y sobre todo de sus problemas, hasta que al fin se enrolla sobre sí mismo Como un caracol, y esto a pesar de la presión inversamente desarrollada por el conjunto de sus amigos y conocidos que tratan de compartir su ansiada soledad. Por su parte, la INPS, o sea la Nueva Escuela Psicológica de Indianápolis, ha hecho recientes investigaciones en esta misma línea llegando a la formulación del denominado Sky symptom o síndrome galáctico- sideral. Según esta pauta de comportamiento, el hombre, a medida que se enfrenta a sus preocupaciones, desarrolla para liberarse de ellas una fuerza ascensional tanto más acelerada cuanto mayor es la importancia del puesto que ocupa el sujeto, y que puede llegar a elevarle hasta los espacios infinitos perdiéndose de vista de los más sofisticados telescopios de ¡a Tierra, como el del observatorio astronómico de la Isla de la Palma. Como vemos, esta última aportación norteamericana al tema central de la desconexión mental solamente matiza la centroeuropea en el sentido de señalar la dirección del desplazamiento del sujeto examinado hacia arriba en lugar de hacia adentro, pero sustancialmente no añade nada nuevo a la anterior. En este punto, como en tantos otros, los investigadores norteamericanos, mayormente desde Reagan para acá, con perdón, vienen chupando rueda de los europeos, según nos informa puntualmente nuestro corresponsal en Nueva York, recientemente cesado. Todo esto viene a cuento porque todavía no me explico muy bien, señor presidente, cómo se irritó usted tanto en el último debate cuando todos los diputados, salvo los suyos, naturalmente, le recriminaron una supuesta falta dé sensibilidad respecto a los problemas 1 EL SÍNDROME PHILLIS (I) FIRMA DE ACUERDOS GESBANIF, S. A. MERCABAN, S. A. GESBANIF, S, A. Sociedad Gestora de Fondos de Inversión Mobiliaria, ha suscrito un acuerdo con MERCABAN, SOCIEDAD ANÓNIMA, sociedad independiente de servicios financieros, con oficinas en Madrid, Bilbao, Sevilla y Valladolid, para que ésta comercialice como distribuidora oficial las participaciones de los fondos HISPAFONDO y RENTFONDO. P. R. Serrano, 7 TOSE VEGA 0 SS 0 RI 0 ma que tenemos, ni voté por la adhesión de España al Tratado. Sigo, pues, hablando Por Juan Manuel RUiGQMEZ IZA objetivamente. El segundo paso, siy preocupaciones de la calle, esto es, respec- gue diciendo Carrier, imaginando ya lo peor to a los problemas de la España real. Creo que pudiera sucederme, me propuse acepsinceramente que sus adversarios tenían ra- tarlo sin vacilación Nada mejor que oír su zón. propia confesión. Se dijo a sí mismo: Este Pero para explicar su conducta, aparte de fracaso será un golpe para mi hoja de las razones psicológicas ya citadas pienso servicios y puede significar la pérdida de mi que existe otra mucho más simcolocación, pero si así fuera ple. Mire, de usted dependen siempre podré encontrar otro tracerca de cuarenta millones de bajo. Las condiciones pueden españoles; yo solamente tengo ser mucho peores, pero saldré siete hijos. ¿De verdad cree usadelante... Y precisamente aquí ted que a pesar de mi esfuerzo estalló el milagro, porque inmepersonal por conocerlos estoy diatamente- a ñ a d e- sentí un enterado de todos los problemas alivio y una paz que no había y preocupaciones de mi casa? experimentado desde hacía Yo sólo me entero de los que días ellos me cuentan, los otros me Ya sé, señor presidente, que los ocultan por amor, para que los problemas de la nación tamno me lleve un berrinche o algo poco son los del señor Carrier, a peor... Y cuando me entero, lo quien por lo visto sólo le preocuque sucede casi siempre tarde y paba la instalación de un mecapor casualidad, se justifican nismo para eliminar las impure (como Supongo que con usted lo zas del gas en la fábrica de harán sus ministros) diciéndome Pittsburgh Píate Giass Company. Juan IW. Ruigómez que no me los contaron antes El nuestro es un problema muAbogado del Estado por mi bien con lo cual todos cho más gordo... Pero extrapotan contentos y encima tengo, como usted lando, extrapolando, quizá podría tener una tendrá, que darles las gracias. solución similar, porque otras torres más altas Ahora en serio, señor presidente, ya sé han caído con todos sus partidarios dentro. que nuestros problemas no son comparables Pero ante esta posibilidad, le aseguro que cuantitativa ni cualitativamente, pero si no en- sentí un escalofrío de terror porque pensé contramos soluciones habrá que buscarlas en que si usted arrojaba la toalla sus diez milloalguna parte. Si la solución no está en el en- nes de partidarios podrían poner en su lugar caracolamiento ni en la aerostación, ni siquie- a otro que lo hiciese peor, y sobre todo no ra en la ocultación por amor ¿no estará tendría su carisma personal... Pero si en luquizás en el clásico libro de Dale Carnegie gar de tirar la toalla cayera- usted en la tenta De cómo suprimir las preocupaciones y dis- ción de apretar los millones de tornillos que frutar de la vida Y me puse a estudiar ese tiene usted repartidos en otros tantos sillones librito de 340 páginas para ayudarle y ayudar- por todo el territorio, entonces nuestra suerte me. podría ser aún mucho más horrible que hasta Carnegie aconseja para resolver las situa- ahora. ciones de procupación que se pruebe la Créame, señor presidente, que no sé qué fórmula mágica de Willis H. Carrier, ese inge- aconsejarle ante su problema. Esperemos niero norteamericano, tan conocido, del aire que las próximas elecciones autonómicas y acondicionado. locales relancen las esperanzas de otros tanPara Carrier, lo primero que hay que hacer tos millones de españoles y a usted y a los ante una preocupación o problema grave es suyos vayan proporcionándoles ese merecido preguntarse: ¿Qué es lo peor que puede su- descanso que tan justamente tienen ganado. cederme si no consigo resolver mi problema? A continuación, dice, se debe uno preparar mentalmente a aceptar lo peor, y fiANUNCIO nalmente, ya preparado y con tranquilidad, se debe tratar de mejorar lo peor La forma de conseguirlo parece sencilla. SUCURSAL DE BILBAO Se trata simplemente de dar dos pasos. Extraviados los Pagarés del Tesoro Como paso primero, Carrier afirma que hay números 1.223 al 1.227, adquiridos por que analizar la situación valientemente y doña Blanca de la Peña Fernández, por con honradez y luego imaginar lo peor que endoso de CREDIMESA, S. M. M. D. pudiera sucederle como consecuencia de su de 500.000 pesetas cada uno, emitidos el 6 de septiembre de 1985, vencifracaso. Por supuesto no iban a meterle en la miento 27 de febrero de 1987, se expecárcel, ni a fusilarle. Eso era indudable. Exisdirá duplicado del los mismos transcutía, ciertamente, la posibilidad de que perdierrido un mes desde la publicación de ra su empleo y también la de que sus patroeste anuncio, salvo reclamación de ternos tuvieran que retirar los aviones (perdón, cero, según resolución de 29 de julio el subconsciente me ha traicionado) quería de 1983 de la Dirección General del decir tuvieran que retirar la maquinaria que Tesoro y Política Financiera, que queda exenta de toda responsabilidad. usted con tanto esfuerzo había montado, perdiendo los tropecientos mil dólares invertiBilbao, 20 de marzo de 1987 dos en su instalación. Y conste, para los susEl secretario: N. Guerendiain picaces, que ni la OTAN es el mayor proble- BANCO DE ESPAÑA