Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ESTILO Se celebró la segunda edición de Europiel B ARCELONA, Madrid y Palma de Mallorca son las ciudades donde se dan cita los más importantes expositores de moda en piel de España. Palma cierra el recorrido ferial desde hace tan sólo un año. Es, por tanto, un certamen en ciernes que ha contado en su segunda edición con alrededor de noventa expositores. Aunque las fechas de celebración- mediados de marzo- de Europiel, así se llama la cita mallorquína, quedan un poco fuera de calendario, proporcionan una opción más a los compradores, pero, por otra parte, tanta dispersión de oferta puede resultar perjudicial frente al mercado exterior. En la pasarela del recinto ferial de Llevant pudimos observar un desfile con inquietantes notas de eternidad- duró una hora y media- puesto que participaron más de treinta marcas y con ausencia de selección. Para el otoño- invierno 87- 88 hay un regreso a exaltar las formas femeninas que se embellecen, en general, con la napa y el ante con incrustaciones en pedrería, pieles de visón, zorro, marmota, serpiente o cocodrilo. El negro continúa siendo el tono rey y toma especial importancia el marrón, también los pasteles, rojos, verdes, amarillos y arenas. Los largos no se ajustan a una medida fija, y así pudimos encontrar de la falda mini a la tobillera. Viene fuerte el double face tanto liso como con grabados o relieves, introduciéndose el estampado en el reverso de la prenda. Y, desde luego, mucho fleco y mucha inspiración apache y vaquera. Además del desfile puramente comercial, que en ocasiones se asemejan a una fiesta infantil por la cantidad de asistentes menores, se celebró el pase de los doce finalistas aspirantes al premio de Diseño Novel Colomer Munmany, dotado con medio millón de pesetas para el ganador y con doscientas cincuenta mil el segundo puesto. La ganadora, después de una larga deliberación del Jurado, fue Catalina Muntaner, de la Escuela Balear; el segundo lo compartieron Silvia Arellano Ortiz y Asunción Muñoz Fernández. I. B. Reencuentro con Manuel Pina en Madrid E N su carrera ha habido altos y bajos porque el espíritu creador no es fácil de domeñar y encauzar para dar satisfacción a los otros, a los expectantes, a Chaquetas cortas con aplicaciones de astracán. Los sastres ocuparon una parte importante de la presentación aquellos que después de una sencilla transacción comercial incorporarán la creación a sus vidas, para pasar a formar parte de ellas. Hablamos del diseñador manchego afincado en Madrid Manuel Pina, quien presentó recientemente su colección de mujer para la temporada otoño- invierno 87- 88. Pina, según dicen los entendidos, había decepcionado últimamente. Sin embargo, por lo visto en la pasarela del teatro Español, la musa le ha vuelto a abrazar. Demostró su dominio del punto, del canalé que él tanto quiere, materializado en vestidos que moldean el cuerpo para acabar en un volante o en un redingote blanco sucio con enaguas, complementado con botines y no se olvida el efecto abullanado en la falda. Los abrigos son amplios envolventes, los pantalones de montar o pitillo de cintura alta, las chaquetas cortas con aplicaciones de astracán o recorriendo la cintura, abrochadas con una gran hebilla y, ¡cómo no! los sastres ocuparon una parte importante de su presentación. Allí estaban aplaudiendo una hermosa túnica de líneas limpias Bibi Andersen, Massiel- para variar mascando chicle- Cuca Solana, directora del Comité de Moda de MadridManuel es un enamorado de Egipto y Egipto influye sobre él en los escotes en forma de pirámide truncada, en los plisados y en la concepción del volumen. En las tablas encontramos a un diseña- Escotes de pirámide truncada, vestidos que moldean el cuerpo para acabar en un volante, botines... dor, que huyendo de pretensiones pasadas, tiene algo que decir en la moda española. Irene BARREIROS 100 A B C MIÉRCOLES 25- 3- 87