Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 25- 3- 87- DEPORTES I A B C pág. 5 T Miles de seguidores dieron el último adiós a Vicente Calderón en el estadio rojiblanco 1 presidente atlético no soportó una subida de la presión sanguínea Madrid. Manuel Frías Miles de socios y simpatizantes del Atlético de Madrid dieron en el propio estadio rojiblanco el último adiós a Vicente Calderón, fallecido ayer a las doce menos diez del mediodía como consecuencia de una inesperada elevación de la presión sanguínea que el debilitado cuerpo del presidente atlético no pudo soportar. El escueto parte de defunción Calderón a través de una llamafacilitado por el doctor Ley, jefe da telefónica. del servicio de neurocirugía del Desde el primer momento, los hospital de la Cruz Roja de Mafamiliares de Vicente Calderón y drid, decía que el fallecimiento la directiva del Atlético decidiede Vicente Calderón se debió a ron trasladar los restos mortales una elevación en la presión in- del fallecido presidente a la sala tercraneal y parada cardiorespide trofeos del estadio que lleva ratoria Según el propio doctor su nombre, para que allí pudieLey, que tres horas antes había sen despedirte los socios y simemitido un parte en el que decía patizantes del club rojiblanco. que no había habido ninguna vaLa capilla ardiente se instaló a riación en el estado del enfermo Vicente Calderón tas 16,30 horas y hora y media en la noche anterior, nada hadespués se abrieron las puertas una postura abierta manifestancía presagiar este fatal desenladel estadio a la afición atlética. A ce. La gravedad de su estado las 20 horas comenzó una misa do que haremos en todo moera evidente, pero no podíamos de cuerpo presente, a la que mento lo que desee el Atlético y si la Federación está de acuerdo prever que ¡ba a sufrir una nueva sólo asistieron familiares y amiaplazaremos el partido. El proelevación de la presión sanguí- gos íntimos. La capilla ardiente nea que ya no pudo resistir permanecerá abierta hasta las blema que se planteará con el billetaje que ya está vendido lo cinco de la madrugada de hoy Vicente Calderón ingresó el miércoles, hora en que estaba solucionaremos domingo en el hospital de la Agustín Domínguez, secretario prevista trasladar el cadáver de Cruz Roja como consecuencia Calderón a Gandía, donde será general de la Federación Espade una hemorragia cerebral de la inhumado junto a su esposa en ñola de Fútbol y máximo portaque entonces fue operado. Desvoz en ese momento, dijo tras el panteón que posee la familia. de su ingreso en el centro hospiPor la capilla ardiente pasaron las palabras de Mendoza que talario al momento del fatal deno hay ningún problema por numerosas personas. Hugo Sánsenlace estuvo en estado de chez- protagonizó una emotiva nuestra parte para aplazar el coma, grado tres, sin recuperar escena al arrodillarse delante del partido siempre y cuando se juela consciencia en ningún moféretro y rezar durante unos ins- gue el jueves o el viernes. Los mento. convocados para la selección tantes. Nada más conocerse la noticia nacional se incorporarán al día del fallecimiento de Vicente Calsiguiente de ta celebración del derón comenzaron a llegar at El partido, el jueves partido Al final se decidió que hospital de la Cruz Roja persoel partido se jugará mañana jueOtro asunto que se trató desnas allegadas al fútbol y amigos ves, a las nueve de la noche. de el principio en el propio hospipersonales del difunto. Allí estaEn otro momento de la converban, además de la totalidad de tal de la Cruz Roja fue el aplazasación, Agustín Domínguez nos los directivos del Atlético, Ruiz miento del partido que hoy de (capitárr del equipo que acudió bían jugar el Real Madrid y el manifestó que la Federación va a pedir la medalla al mérito deen representación de sus com- Atlético. Los directivos rojiblanportivo a título postumo para Vipañeros) y Jorge Alvaro (entre- cos manifestaron en todo mocente Calderón, el presidente denador del equipo de balonmano) mento su deseo de no jugar hoy. cano del fútbol español. representantes de ta Federación Ramón Mendoza mostró siempre Española (Agustín Domínguez y Fernando Vara de Rey) de ta Liga del Fútbol Profesional (Jesús Samper y Gerardo Martínez Retamero) del Real Madrid (RaEl destino, ese arbitro imparcial, señaló ayer el fin del juemón Mendoza y Jaime Ussía) go para las constantes vitales de Vicente Calderón. Pero AFE (José López) y otros como su servicio como hombre y como presidente no termina José y Marta Barroso, José Luis con la muerte, porque la mayor constancia que tuvo en Alvarez, Santos Campano, Grevida fue una entrega ilusionada al Atlético de Madrid, y el gorio Paunero o Juan de Dios tiempo sostendrá siempre el pulso de ese ejemplo deportiRomán. vo. El club rojiblanco tiene desde ahora como estímulo, frente a las dificultades del porvenir, la obra heredada de A lo largo de la tarde se recisu más importante impulsor y el desafío de prolongarla bieron numerosos telegramas de con entusiasmo equivalente al que él ofreció durante tancondolencia y coronas de flores tos años. En el estadio que lleva su nombre perdurará, en la sede rojiblanca procedenpara el Atlético y para todo el deporte, la memoria de Vites de clubes de toda España. A cente Calderón, presidente decano del fútbol español. las 14 horas, la Casa Real hizo llegar su pésame a la familia de La noticia, un mazazo en el entrenamiento Madrid. José Manuel Cuéllar Rondaba el mediodía. El doctor Ibáñez y los presentes hablaban de vértebras, más que nada para olvidar, para engañar al subconsciente, que luchaba por aflorar. Hablaban de nimiedades para sedar el dolor. Sin embargo, la situación crítica de Calderón acabó por aflorar. Ibáñez, quizá guiado por el sentimiento, señalaba que tenemos esperanzas, reacciona a los pinchazos y eso significa algo En la disyuntiva estaban todos cuando Ángel Castillo se dirigió a Enrique Ibáñez. Quienes le pillamos de frente, lo adivinamos en seguida. Castillo, con un susurro que- se debatía por no romperse, se lo dijo a Ibáñez: ¿Sabes la noticia? El presidente ha muerto. Se nos ha muerto. Ibáñez, demudado, se fue al teléfono mientras Castillo entraba en el terreno de juego. Los jugadores que le vieron venir- e l entrenamiento daba ya sus últimos coletazos- se pararon. Algunos palidecieron. Castillo estuvo hablando con Luis unos segundos y se fue. El mister se volvió, miró a sus jugadores e hizo de tripas corazón. Apenas reunidos en un círculo, les dio la noticia, mandó el último ejercicio y les mandó á la ducha. La vuelta al vestuario fue un drama, una auténtica tragedia. Había que verles, grandes como castillos, hechos polvo, como niños grandes. El primero, Luis, un hombre que no llora y que se quería morir. Luego, Cachas, el bueno de Cachas, y Ruiz, que no se sabía si se secaba el sudor de su cinta o las lágrimas. Y Rubio, todavía chaval, tapándose la cara. Se habría oído el vuelo de una maldita mosca y hasta Sergio, el más técnico, la hubiera destrozado de la patada malsana que siempre ha odiado. Luis, más tarde, una vez hecho el cuerpo, pudo hablar: Et mazazo es importante. No sé si jugaremos pero la suspensión del partido sería lo mejor. Los jugadores están mal, con la pesadumbre de que el presidente se ha marchado, y eso duele Ruiz, el capitán, no acababa de hacerse a la idea: ¿Qué queréis que os diga? Teníamos esperanzas. Lo ha sido todo en el Atlético y es una institución en el fútbol. ¿Jugar? No sé, ni siquiera lo hemos comentado. Lo que sí sé es que el mejor homenaje que le podemos hacer esno bajar los brazos, luchar hasta el final y ganar todo lo que podamos. El lo hubiera querido así. FECUNDA HERENCIA