Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, pág. 14 TRIBUNA ABIERTA MIÉRCOLES. 25- 3- 87 Haciendas Territoriales, precisamente para que informe sobre la realización del FCI en los de PALACIO años 1 984 y 1985. Abandonado por el PSOE el: proyecto Federal no sabe el Gobierno muy bien qué hacer con las Autonomías, a pesar de que en breve habrá vencido para todas las del artícuio 143 de la Constitución los cinco años que marca el artículo 148.2 del mismo texto y que permite una redistribución y remodelación de la actual situación. Afincados en el poder, no sólo han hecho cierto eso de que corrompe desde el punto de vista económico, sino también ideológico, y, así, se esfuerzan en controlarlo todo, dominar hasta el último resorte de la- sociedad y silenciar cualquier posible voz de oposición o crítica. sin embargo, no nombró al sufrido contribuyente que en última instancia iba a financiar todo el invento; nd se refirió a! pueblo llano, algunos de cuyos miembros contemplaban curiosos la escena desde una azotea cercana, como aquellos albañiles y operarios con casco, o las mujeres que se agolpaban en una terraza minúscula rodeada de macetas y tejadillos, o aquellas cabecitas que asomaban por los ventanucos de unas buhardillas próximas. Sólo aquella viejuca vestida de negro que, provista de una silla, se había introducido a primera hora en e! recinto con una vecina y observaba desde una esquina en alto el espectáculo bastón en mano, era la tolerada representante accidental de los teóricos protagonistas. El Rey dejó caer un par de paletadas de un cemento escurridizo que acercaron dos hombres ataviados con sendos monos de un blanco impoluto, que dejaban at descubierto sus zapatos negros. Mediante una- trócola se encajó ia primera piedra, en la que previamente se había introducido una Constitución y una referencia a tan magno acontecimiento. Y, así, merced a esta ceremonia, que tenía mas dé inhumación que de otra cosa, el presidente del Senado pasaba a la posteridad en la inscripción del protolito. En la atmósfera limpia del mediodía cruzaban, apresuradas, unas nubes voluminosas y consistentes, cortejo final del chubasco mañanero. Mil doscientos millones es el coste de esta obra, decoraciones aparte, gastos de utilización y mantenimiento a! margen. Esta cifra no es ni grande ni pequeña en sí, en el baile de billones del gasto público; será escandalosa o no, según la utilización que se haga de estos futuros edificios, de la labor que realice el Senado y de la justificación de esta Cámara. Hasta el momento, al cabo de diez años de existencia, la situación es desalentadora: salvo su brillante actuación en las Constituyentes, cuando el nombramiento de cincuenta senadores reales permitía la presencia de un surtido grupo de académicos, escritores y proceres de. toda suerte y condición, totalmente independientes, a ia vez que un Reglamento moldeable daba solución a las inéditas situaciones que iban produciéndose; salvo ese breve periodo excepcional, la verdad es que el Senado es ia historia de una frustración. La estructura compleja que supone el Estado de las Autonomías parece que requiere un sistema bicameral, con un Senado que sirva de auténtica Cámara territorial y de elemento cohesionador entre las distintas partes y fragmentos de Estado. Sin embargo, hasta el momento esto no es así, por algo tan sencillo como que su parcial composición territorial se encuentra paralizada por la barrera de la inoperancia. Teóricamente, el Senado como el Congreso, tiene una función legislativa y otra de control del Gobierno. La primera la lleva a cabo como Cámara de segunda lectura y con unas limitaciones en el tiempo tan grandes como, por ejemplo, las que imponen a sus señorías el tener que ver y discutir en tal sólo veinte días los casi catorce billones, ciento cuarenta artículos y disposiciones, cien libros anejos y varios miles de páginas correspondientes a ¿AMPLIACIÓN 0 SUPRESIÓN? Por Loyola los Presupuestos Generales del Estado de 1987: el mismo tiempo del que disponen para cualquier proyecto de ley que se tramite por vía de urgencia, sea cual sea su extensión y calado. En cualquier caso, los senadores disponen de un tiempo máximo de dos meses para discutir cualquier proyecto o proposición de ley, incluidos todos los trámites: publicación, presentación de enmiendas, discusión en ponencia, comisión y pleno. Como se ve, en cuanto a su función legislativa, el trabajó del Senado frente ai del Congreso es de segundo orden. Además, a la Cámara alta, junto a algunas especialidades territoriales más A pesar de todo, el Senado retóricas que reales, le queda un tiene unos contenidos importantípapel de control del Ejecutivo, simos y sería una pena seguir siempre importante en democradesperdiciando esta institución. cia, y especialmente en estos Hace falta la voluntad política de momentos. Pero también aquí todo el arco parlamentario, aunLoyola de Palacio topamos con una dura realidad y que compete especialmente al Senadora por Segovia ellopor dos razones fundaménGobierno y al Grupo Socialista, tales: ei Réglarrientó y lá voluncon su actuar mayoría abruma: tad déí Gobierno y del Grqpo Socialista que dora, el deber y la responsabilidad de revitalilo soporta. El Reglamento, que no llegó a zarlo. El auténtico papel del Senado como funcionar más que durante un mes cuando el Cámara áftá no se perfila mediante ampliacioPSOE estaba en la oposición, es un corsé nes y medios materiales, por muy importanque coloca a los senadores en franca des- tes que sean, sino mediante contenidos. Ahoventaja frente a los diputados también a la ra bien, éstos han de obedecer a su condihora de llevar a cabo esta labor. Y así tene- ción de Cámara territorial. Como tal Cámara mos que las iniciativas que se consideran ur- no se la puede pretender transformar en una gentes hay que presentarlas con nueve días especie de Instituto de Estudios Políticos, y de antelación a ia fecha de su discusión en ocupar su tiempo en elaborar estudios o inpleno, siendo apreciada la urgencia por la formes sobre Economía, Tecnología y SoMesa, controlada por el Grupo mayoritario. ciedad hacia el año 1990 ni tan siquiera soEsto permite que, por ejemplo, todavía no bre la realidad del Estado de ¡as Autonomías haya sido debatida una interpelación del mes hoy. Estos trabajos, por muy interesantes que de noviembre sobre la entonces reciente visi- puedan resultar para mejorar el trabajo y nita de González a Cuba. vel de conocimiento de los señores senadores, no deben servir de cloroformo que impiY no hablemos ya de las peticiones de da la labor de control del Ejecutivo, ni de comparecencia, urgentes o no, de ministros y coartada al Gobierno y al PSOE para decir personalidades del Gobierno. Ahí transcurren que se está potenciando el Senado. meses y meses (cuando no años, como en la legislatura anterior) sin que se reúna la comiComo se potencia el Senado es efectuando sión de turno o sin que comparezca la perso- un debate anual sobre las Autonomías, basana requerida: y cuando por fin se digna venir, do en una comunicación del Gobierno, y con es cuando ha desaparecido de la actualidad la participación de su presidente, celebrándoel tema a tratar. Esto ocurre incluso en ámbi- lo ya, y no esperando a después de unas tos en principio especialmente sensibles para elecciones autonómicas. Y, además, dotando el Senado. Para pedir explicaciones del de agilidad a los turnos de control en pleno y acuerdo de financiación autonómica alcanza- comisiones; velando por que los ministros y do en noviembre, hemos tenido que esperar demás funcionarios respeten el Senado y cinco meses, a pesar de la reiterada petición comparezcan en un plazo razonable cuando del Grupo Parlamentario de Coalición Popular lo solicitan los Grupos de oposición; modifipara que se celebrase mucho antes. cando un Reglamento demasiado rígido, que La verdad, y los hechos así lo demuestran, ofrece al Ejecutivo la posibilidad de hurtarse es que no hay ningún interés por parte del al control. Estableciendo el que esta Cámara PSOE en que se lleve a cabo tampoco esa participe en la distribución del FCI (como, por otra función específica del Senado como Cá- cierto, se deduce de la Constitución y del promara territorial. Así, nos encontramos con pio Reglamento) y que conozca de la asignaque la famosa Comisión de Seguimiento del ción de proyectos FEDER; haciendo realidad Fondo de Compensación Interterritorial, con los Grupos Territoriales; incrementando el nútres años de existencia, no se ha reunido mero de plenos... como tal- nunca, a pesar de que, como en Esto es, en mi opinión, la ampliación que este momento, haya pendiente una petición de verdad urge que se lleve a cabo en el Sede comparecencia, formulada ya en octubre nado; la otra, con ser necesaria, no es sufipor Coalición Popular, del director general de ciente.