Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 A B C SANIDAD La peste del siglo XX VIERNES 20- 3- 87 Los hemofílicos alemanes contagiados deSIDA pedirán cuatro mil millones de marcos Varias industrias farmacéuticas apoyarán a la Bayer Bonn. Carlos Bibrián Todo parece apuntar que la industria farmacéutica alemana va a tener que hacer frente al pago de cuatro mil millones de marcos (unos trescientos mil millones de pesetas) por indemnizaciones a un gran número de afectados por el SIDA que se han querellado contra ella. Y es que, aproximadamente, unos tres mil hemofílicos alemanes podrían haberse contagiado de SIDA por emplear un medicamento llamado coagulante factor VIII producido principalmente por Bayer. El caso denunciado por Der Spiegel tiene conmocionada a la opinión pública mundial fort, produce un denominado concentrado de suero para hemofílicos y otros enfermos. El producto es calentado a temperaturas de sesenta grados durante diez horas, con lo que Hoechst mata el virus de la hepatitis B y, a la vez, el virus del SIDA. Pese a ello, las acciones de Hoechst no han subido en la proporción que han bajado las de Bayer. En el entretanto, y fuera aparte lo que pueda de haber de cierto en que desde las páginas de Der Spiegel denunciando el coagulante factor VIII es proclive a que los hemofílicos sean infectados con el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) la producción ya hace tiempo que había sido parada en las factorías de la Bayer, donde, ya antes de tal denuncia del semanario en cuestión, sus científicos se han echado a la tarea de investigar dicho plasma, a la busca en él de anticuerpos contra el SIDA. Juergen Gabbert, presidente de la Sociedad Alemana de Hemofílicos, puntualizó ayer que cada hemofílico infectado de SIDA por haber utilizado el citado coagulante exige a la industria farmacéutica alemana indemnizaciones que oscilan entre los cien mil y el millón de marcos (entre siete y setenta millones de pesetas) Cada petición rechazada dará origen a una querella, y los querellantes serán representados por un abogado, SchulteHillen, que ha ganado gran fama con el resonante proceso de los niños Contergan No obstante, en la empresa Bayer, que tiene su sede central en la ciudad de Leverkusen, nadie ha perdido los nervios. Así, la portavoz del consorcio, señora Cronnwell Hoag, manifestó ayer a ABC que es cierto que han comenzado a solicitarse indemnizaciones. Pero hay que puntualizar que no vamos a perder los nervios. En primer término, cada peticionario o cada querellante tendrá que demostrar que solamente se ha medicado con nuestro factor VIII Habrá de demostrarse también- continuó- que la infección no ha tenido lugar por prácticas homosexuales u otros motivos similares. Por otra parte, y esto al margen, aunque con la sensacionalista noticia nuestras acciones hayan sufrido una baja, esto no representa riesgo alguno para el consorcio, puesto que esa producción está protegida por seguros a todo riesgo. La historia es larga. Sucede que como el tratamiento de ia hemofilia con productos sin el famoso factor VIII es carísimo, ya hace tiempo que todos los seguros médicos de la República Federal Alemana, sobre todo el AOK (Segundad Social) recomendaron a los médicos recetar dicho factor VIII un coagulante que se obtiene del plasma humano. Resulta que, según cálculos oficiales, en la República Federal Alemana existen unos seis mil hemofílicos, estando precisamente en esta capital federal el mayor centro mundial de tratamiento de hemofílicos. Por esta circunstancia médica, Bayer desde hace tiempo compra grandes cantidades de sangre humana, necesaria para hacer este extracto de plasma, adquisiciones que ha venido haciendo principalmente en los Estados Unidos. Por cierto que cuando entre 1983 y 1985 se comienza a saber de la gravedad y difusión del SIDA, Bayer muta su sistema de fabricación. Es decir, comienza a seleccionar donantes y realiza pruebas para saber si la sangre tiene o no cuerpos. Pero resulta que, según denunció el pasado lunes el magazine Der Spiegel en la RFA se han producido veintinueve fallecimientos de hemofílicos afectados por el SIDA. Más aún: que el 60 por 100 de tales hemofílicos en la RFA están contaminados de SIDA. El impacto de esta noticia hizo que las acciones de Bayer, que se cotizaban a 300 marcos (21.600 pesetas) descendiesen en pocas horas a 13 marcos (936 pesetas) asunto que, curiosamente, no ha tenido reflejo alguno en la Bolsa respecto de las acciones de Hoechst. Digo curiosamente porque sucede que desde nada menos que 1981 esta factoría, sita en los aledaños de Franc- Un investigador francés se inyecta a sí mismo una vacuna contra la enfermedad, de su propia creación París. Juan Pedro Quiñonero El doctor Daniel Zagury, el primer investigador en todo el mundo que confiesa haberse inoculado un proyecto de vacuna anti- SIDA asumiendo personal y directamente riesgos potencialmente devastadores, se manifiesta prudentemente optimista, tras varios meses de experiencia y la generalización definitiva de la experimentación humana. El doctor Zagury es profesor e investigador biológico en la Universidad Curie, de París. Este investigador está reconocido como una autoridad mundial sobre el síndrome. Sus trabajos comienzan a conocerse ahora tras varios años de experimentación particularmente reservada. El equipo del doctor Zagury inició sus trabajos observando las reacciones de su proyecto de vacuna en varios anímales. Las primeras respuestas fueron juzgadas como estimulantes. Confirmado que el proyecto de vacuna era inofensivo en varias especies de animales, el profesor Zagury tomó la decisión solemne de iniciar un proceso de experimentación humana, con unos riesgos evidentemente dramáticos. El invierno pasado, el profesor Zagury consideró imprescindible, por razones de ética y moral iniciar la experimentación de su proyecto de vacuna en su propio cuerpo. Más de seis meses después, ha comenzado a dar a conocer en varias revistas científicas los resultados de su investigación, los resultados del experimento en su propio cuerpo, considerándolos estimulantes Oficiosamente, la Prensa francesa estima que en el proyecto de vacuna anti- SIDA del doctor Zagury interviene una vacuna antivariólica y proteínas virales obtenidas a través de la ingeniería genética, entre otros elementos. El profesor Zagury desea subrayar el carácter experimental de sus trabajos. La autovacunación con un proyecto de producto- vacuna anti- -SIDA ha tenido, a su juicio, resultados estimulantes. Quiero insistir- -comenta Zagury- en que no contamos todavía con una vacuna anti- SIDA. Buscamos esa vacuna, y lo único que podemos decir por ahora es que la vía que seguimos parece interesante. Experimentos en Zaire Analizando los resultados de su auto- vacunación, el profesor Zagury comenta: Todavía es muy pronto para pronunciarse definitivamente. Simplemente, es posible afirmar científicamente que está confirmado que tras la autovacunación mi sangre contenía un nivel de anticuerpos anti- SIDA muy elevado e in vitro esos anticuerpos eran capaces de neutralizar el virus del SIDA Iniciados los experimentos en su propio cuerpo, cabe recordar que el profesor Zagury está al frente de los trabajos, investigaciones y experimento que han comenzado a generalizarse en el Zaire, gracias a la colaboración médica y política franco- zairota. El profesor Zagury hace meses que inició un proceso de experimentación humana, con sujetos voluntarios, en el Zaire. Se desconocen públicamente los resultados de esa investigación, que sigue su curso. Por ahora, las experiencias realizadas en el Zaire tienen una dimensión relativamente limitada (menos de una docena de experiencias humanas) Si estas primeras experiencias se consideran positivas, el equipo del profesor Zagury se dispone a generalizar la experimentación en masa inyectando su proyecto de vacuna en un millar de voluntarios.