Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, póg. 40 TRIBUNA ABIERTA VIERNES 20- 3- 87 M I secretaria, Aurora, distraídamente, puso el pequeño paquete sobre la mesa y regresó a su despacho. Acababa de recogerlo del buzón del portal. Era pequeño y venía muy bien atado. Me llamó la atención que no llevara remitente. Debe ser otro libro de versos de otro poeta tímido pensé con resignación, y procedí a abrirlo. Falso. Era una edición de bolsillo de Una muerte muy dulce, el conmovedor libro de Simone de Beauvoir. Pero también era algo más. Se trataba de un libro- bomba. Las páginas habían sido cuidadosamente mutiladas y en el hueco alguien había colocado una sustancia plástica de color rosado, unos cables, una pila de reloj, una pinza que interrumpía el circuito y otro objeto metálico que parecía ser un detonador. Obviamente, el artefacto no estalló. Me quedé un momento contemplándolo, todavía sin una clara reacción emotiva, pero- curiosamente- con más cólera que temor. Luego lo coloqué suavemente en una estantería y abandoné el despacho. Sin explicarles a mis empleados- y sin embargo amigos- lo que ocurría, les pedí que se fueran al. bar. de la esquina a tomarse una cerveza, que yo. les acompañaría en seguida. Por supuesto, obedecieron en el acto- e s la única instrucción que suelen seguir con disciplina germánica- pero ya en el portal del edificio les advertí lo que ocurría. Todos, sin excepción, respondieron admirablemente... y fueron a tomarse la cerveza. Llamé a la Policía y conté lo que sucedía. A los pocos minutos un coche patrullero aparcaba frente a mi puerta. Un teniente y dos policías, extraordinariamente amables, oyeron el relato, se acercaron, sin tocarlo, al librobomba y procedieron a llamar a tos artificieros. Tampoco tardaron en llegar los expertos: -Bien; que se aleje todo el mundo- dijo el UNA MUERTE MUY DULCE CRÓNICA DE UN BOMBAZO ANUNCIADO migarage Concesionario Oficial. le invita a celebrar sus primeros 20 años con Ford en su nueva tienda de Velázquez. 72. Telf. 276 4318 Servicio Técnico: 435 05 81 Recambios: 431 31 50. Jorge Juan, 33 ¿Pasa usted por una mala s i t u a c i ó n económica? -No. En absoluto. Por ahí no van los tiros. ¿Algún problema Por Carlos Alberto MONTANER de carácter legal? -Sí. Hace algún tiempo me querellé contra más joven, con una mezcla precisa de autoriinterviú por una vil difamación aparecida en dad y cortesía. Luego me contó que había abierto leve- un artículo firmado por un periodista llamado mente el libro, confiando en mi experiencia José Luis Morales. Les reclamo cincuenta mireciente, examinó superficialmente la bom- llones. ¿Ya se falló el juicio? ba cortó los cables que teóricamente cerraban el circuito y se dispuso a en- No. Debo declarar el día 31. viar el artefacto al laboratorio- ¿Cree usted que el libropara confirmar si se trataba de bomba puede tener alguna relaexplosivos reales o fingidos. No ción con este juicio? ¿Pueden me dejó retratar el inquietante estar intentando asustarlo para objeto. que usted no declare? -N o conviene que se publi- N o tengo la menor idea. No quen estas cosas. Siempre hay puedo pensar que una empresa locos qué repiten lo que ven en periodística haga esas cosas, la Prensa. Además, una vez que pero es una curiosa coincidennosotros intervenimos ya es pocia. En todo caso, me propongo testad del juez decidir lo que llevar este asunto hasta el final. debe hacerse. Y más ahora, por supuesto. Me incomodó su argumento, ¿Le parece que levantemos porque al fin y al cabo la bomba acta? era mía, pero, al mismo tiempo, -M e parece muy bien, Come pareció razonable. mencemos por decir que el librobomba se llamaba Una muerte C. A- Montaner- Bien: lo entiendo. Dígame, muy dulce. Dése cuenta que uno Periodista ¿es un trabajo bien hecho? es inevitablemente escritor. Creo- Sí. Es bastante profesional. Las hojas están cortadas con bisturí y los ele- que es un buen título para la crónica. Quiero mentos están colocados con bastante orden. decir, para el acta. Cuando abandoné la Comisaría, acompaEl que lo fabricó sabía lo que hacía. ñado de un oficial, decidí regresar a mi ofici- ¿Hay huellas dactilares? -pregunté. -Sí. Las hay en la cinta adhesiva, en la na para apagar las luces. Mis empleados- y- sustancia plástica, en eJ interior del papel y sin embargo amigos- continuaban en el bar probablemente en la carátula del libro, pero de la esquina. Discutían con cierto humor a eso también deberán informarlo los del labo- quién le tocaría recibir la correspondencia de ahora en adelante. Francamente, no creo que ratorio. Poco después- y a eran las diez de la no- se pongan de acuerdo. Aunque yo les jure che- comenzaron las diligencias para esta- que el cartero no siempre llama dos veces. blecer la correspondiente denuncia en la Comisaría. EN CANARIAS SE VENDEN- ¿Tiene usted enemigos? EDIFICIOS COMERCIALES- Personales no creo tenerlos, pero adver 1. En zona industrial de Las Palmas sarios políticos muchos. Superficie construida: almacén, 1.263.83 rn 2. cámaras fri- ¿Por ejemplo? goríficas. 420.96 m 2. oficinas y viviendas. 1.090.91 m 2. Y amplios espacios para maniobra de carga y descarga- E l Gobierno cubano. He escrito varios li (incluso contamers bros sobre Castro y un centenar de artículos 2. En Arrecife de Lanzarote que pueden haber irritado a estos señores. Superficie construida: almacén. 344,54 m 2; cámaras frigoríficas, 188.96 m 2: oficinas y vivienda 341,48 m 2. Suelen tener poco sentido del humor. SE ADMITEN OFERTAS PARA LA TOTALIDAD- ¿Sospecha de ellos? O INDISTINTAMENTE Interesados escribir al Apartado de Correos ni 2.218 de- -Sí, claro; la Embajada cubana en Madrid Santa Cruz de Tenerife (Reí. E. B. es muy poderosa. Hace unos meses intentaron secuestrar en la vía pública a Manuel Sánchez Pérez, un viceministro que había decidido solicitar asilo político. La intención- luego se supo- era matarlo. ¿Tal vez el embajador cubano ordenó que le remitieran el libro- bomba? expoociq La Feria del Tiempo Libre I Este año no se lo pierda! En una semana, póngase al dial HORARIO CONTINUADO 11 a 21 horas R e c i n t o Ferial C a s a d e C a m p o- M a d r i d -N o lo creo. El embajador, Osear García, es un médico sin ningún poder real. Las dos veces que hemos coincidido, incluso me ha VALLEHERMOSO. S. A. tratado muy cordialmente. Allí hay otra gente Princesa. 5 mucho más siniestra. Por supuesto, no puedo Telefono 241 63 00 asegurar que sean ellos. Tengo indicios razonables para pensarlo, y la certeza de que celebrarían mi muerte con ron Habana- Club y puros Cohibas, pero por ahora no puedo proF E L P U D O S C Bravo Muríllo, 105 bar esta sospecha. Teléfono 233 21 80 I ALQUILER OFICINAS I I De ALTO STANDING 3 y 5 425 a 1.200 m- Princesa, I Directamente propietario 2 MOQUETAS y ALFOMBRAS