Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 A B C INTERNACIONAL VIERNES 20- 3- 87 Horizonte UNA AUTENTICA REAL POLITIK No hay hipérbole en la afirmación de que la política exterior de la República Federal alemana es la más leal a Occidente, y también la más realista. Esto, no es cosa de ahora, claro está, pero el discurso del canciller Helmuth Kohl en el Bundestag, inaugural de la nueva legislatura, ha confirmado con creces esa estimación. No podríamos decir lo mismo de la política exterior de la mayoría de los países miembros bien de la CEE, bien de la OTAN, o de las dos, desde hace años acometidos por tantas hamletianas dudas; sin hablar de los partidos de la oposición de otras naciones, a los que los fracasos en las últimas consultas electorales obliga constantemente a rectificar posiciones clamorosamente proclamadas. Tal ha sido el caso del líder laborista británico Neil Kinnock, quien dándole un revolcón a lo acordado por su partido en su último congreso, acaba de afirmar que si fuese llamado a gobernar permitiría la presencia de armas nucleares norteamericanas en Gran Bretaña, aunque, eso sí, sin dejar de hablar de reducción Últimamente, predomina lo cuantitativo sobre lo cualitativo. Helmuth Kohl nos ha mostrado un Gobierno federal cómodamente instalado en la política de la CEE y en la política de la OTAN, al tiempo que se propone revitalizar sus relaciones tanto con la República Democrática alemana como con la Unión Soviética, como, por otro lado, con los Estados Unidos. Hasta donde conozco el texto de ese discurso, es el menos revisionista que se ha pronunciado en el Bundestag en los últimos años, por lo que parafraseando a Annouilh diríamos que Alemania coincide consigo misma Una nueva Ostpolitik germana acabaría imponiéndola no tanto la RF como él cambio que está ocurriendo en la URSS, al que se ha referido Kohl esperanzadamente. Hace cosa de tres años, Moscú estuvo marcando estrechamente a Bonn, cuya política de aproximación al Gobierno de la RD alemana despertaba sospechas a los rusos- e incluso a algún italiano, como Andreotti, que habló entonces de pangermanismo a mi juicio irresponsablemente- pero desde entonces esos fantasmas del pasado parecen haberse esfumado. La otra mitad de la buena voluntad puesta por Kohl tienen que ponerla los alemanes del Este, pero esto no se aclarará del todo hasta que sepamos en qué medida el Glasnost de Gorbachov es aceptado por el Gobierno que solíamos llamar de Pankow. Según nuestras noticias, ese Glasnost (apertura) soviética no ha llenado de entusiasmo a los alemanes del Este. Si ése fuese el caso, ¿qué temen? Supongo que lo que siempre teme algo pequeño ante algo grande: ser devorado. La RF alemana tiene más de sesenta y un millones de habitantes, y la RD alemana sólo diecisiete. Quizá, pues, para no asustarles con inquietantes aperturas de resultados inciertos, Kohl ha rechazado por completo la idea de revisar los litigios pendientes entre las dos Alemanias, que incluyen, por supuesto, el muro dé Berlín. El canciller de lá RF declaró como broche de su discurso que la cuestión alemana sigue en pie Nada, pues, de admitir que dos Alemanias es mejor que una. Por otro lado, nadie se hace ilusiones de que el Glasnost llegue a tanto- s i es que llega a alguna parte- como a permitir que los señores Erich Honecker y Willi Stoph se germano- occidentalicen demasiado. En cualquier caso, han de ser limitadas las repercusiones del cambio gorbachoviano en las relaciones intéralemanas, pero aun así y por modestas que sean las consecuencias, bienvenidas serán. Como decía Kipling- refiriéndose a otra geografía- el Este es el Este y el Oeste es el Oeste, y nunca se encontrarán Pero Kipling, claro está, pudo haberse equivocado. Manuel BLANCO TOBIO Ola de huelgas por motivos salariales en Yugoslavia Belgrado. Afp, Ap, Dpa, Efe, Reuter Alrededor de diez mil trabajadores de setenta empresas se encuentran en huelga en toda Yugoslavia, según dijo ayer Bernardo Jurlina, miembro de la Ejecutiva de la central de sindicatos de Croacia en una rueda de Prensa celebrada en la ciudad de Zagreb. Por su parte, la agencia yugoslava Tanjug informa que desde la adopción de la nueva ley salarial, aprobada por la Asamblea Federal el pasado 27 de febrero, existen amargas controversias Las huelgas son las consecuencias de la reducción de salarios en algunas empresas con poco éxito económico, que, no obstante, habían dado aumentos salariales injustificados a sus trabajadores el año pasado. El ministro de Trabajo, Janko Obocki, dijo hace algunos días que lá nueva ley fue elaborada para acabar con la extendida costumbre en Yugoslavia de gastar por encima de los ingresos. El año pasado los salarios aumentaron el 10,1 por 100 mientras que la productividad creció sólo el 0,9 por 100. La ley de salarios estará en vigencia hasta el próximo 1 de julio, fecha en la que se procederá a su enmienda. La presidencia federal de la Liga de los Comunistas de Yugoslavia (LCY) aprobó ayer la actitud intransigente del Gobierno del primer ministro, Branko Mikulic, con respecto a las numerosas huelgas. Pero mientras que los paros laborales tienden a ser cada vez menos numerosos, la situación, según la Prensa del país, continúa tensa. Una gran parte de las empresas no han entregado aún los salarios del mes de febrero, y los sindicatos se enfrentan, por otra parte, a nuevos movimientos sociales creados por el malestar de los obreros que aún no han cobrado su última paga. Muchos de ellos han hecho saber que rechazarán sus salarios si son un 20 por 100 inferiores a los que recibieron en febrero. De cara a la disminución o el bloqueo de los salarios, el diñar, ya en caída libre en el mercado monetario con una baja de casi el 20 por 100 de su valor en un mes, debería bajar aún más en el transcurso de las próximas semanas. m- j Japices Orientales Serrano, 63. Madrid. PRESENTA EN MADRID su FERIA DE ALFOMBRAS En Juan Hurtado de Mendoza, 4 (donde tiene lugar El Rastrillo persia I Pakistán China Afganistán Turquía 13 de Marzo al 12 de Abril -Venta Directa- Horario continuado d e 1 0 a 2 1 h. ¡nduso sábadosy festivos