Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 A B C A B C DE LA EDUCACIÓN MARTES 17- 3- 87 Rebelión en la Universidad i Los conflictos que está suscitando la aplicación de la Ley de Reforma Universitaria (LRU) pueden hacer del curso 1986- 87 uno de los más conflictivos de las últimas décadas y, por supuesto, el más negativo para los estudiantes, que ven peligrar sus exámenes y consideran que sus expedientes se van a ver emborronados por un curso que avanza en el tiempo pero no en el desarrollo Los PNN mantienen, desde hace varias semanas, una serie de huelgas en demanda de una solución satisfactoria para su problema laboral, que afecta también a un elevado número de alumnos. Los estudiantes sufren las consecuencias de los paros, con suspensión de. exámenes, acumulación de materias sin impartir y riesgo de jugarse el curso a una sola carta, la del examen final. El seguimiento de la huelga no es uniforme y es más acusado en las grandes Universidades. Así, la Politécnica de Madrid ha entrado en su cuarta semana de huelga, mientras que la Complutense la reanudará dentro de dos semanas. En Sevilla, la incidencia del paro es muy notable, y en la Central de Barcelona se ha llegado a un principio de acuerdo con el Rectorado, que pone el conflicto en vías de solución. Los profesores numerarios apoyan las acciones de protesta y, en un gran porcentaje, se han unido a la huelga. Existen, sin embargo, posturas radicales que intentan politizar el conflicto y lo sitúan en una vía muerta. Este hecho llevó a un numeroso grupo de PNN de diferentes Universidades a convocar una reunión en Madrid con el fin de aunar esfuerzos y constituir una representación al margen de intereses políticos o sindicales. Los representantes de los profesores no numerarios solicitaron, una vez más, la prórroga de sus contratos hasta 1992, puesto que consideran que el Ministerio de Educación ha incumplido su compromiso de dotar presupuestariamente las plantillas del profesorado, autoconcediéndose una prórroga hasta 1992. En relación con esta afirmación, Francisco de Asís de Blas respondió a los PNN que las previsiones económicas se refierer a dos procesos diferentes. Un hace mención a la financiación para transformar las plantillas cuyos fondos han sido librados por la Administración, y el otro, a la financiación de la plantilla que deberá tener en un futuro la Universidad, que se conoce como documento de plantillas Según Francisco de Asís de Blas, la ley no fija ningún plazo y lectivo. Los múltiples y polémicos decretos que ponen en marcha la LRU han exaltado los ánimos y las protestas se acrecientan. A las movilizaciones contra la reforma de los planes de estudio se ha unido el problema de los Profesores No Numerarios (PNN) que mantienen huelgas en todas las Universidades ante el peligro que corren sus puestos de trabajo con la aplicación de la ley. sea derogada y se amplíe hasta 1992 el plazo de transformación de. los puestos, teniendo en cuenta que el MEC ha dilatado hasta ese año la fijación de la plantilla completa de las Universidades. Las categorías que establece la LRU son las de catedrático, titular, ayudante, profesor asociado y profesor visitante. Para acceder a profesor titular es preciso estar en posesión del grado de doctor y acreditar otros méritos que determinarán las propias Universidades. Si no se deroga la citada disposición, un elevado número de PNN no podrán concursar por las plazas de titular, ya que no son doctores y carecen de antigüedad y méritos docentes o investigadores suficientes. Otro punto negativo lo constituye el artículo 37.4, que establece como impedimento para concursar el haber estado contratado durante más de dos años como ayudante de la Universidad a la que corresponde la plaza, salvo que durante un año o más, como mínimo, hubiera realizado tareas de investigación o trabajado como ayudante en otra u otras Universidades. El director general de Enseñanza Superior, Francisco de Asís de Blas, manifestó a un grupo de profesores no numerarios que el artículo 37.4 es el único incentivo de la LRU para que se garantice la movilidad. Insistió en que no se mo- Los catedráticos, dispuestos a manifestarse, denuncian el deterioro de la vida universitaria Profesores titulares y penenes mantienen sus huelgas contra las disposiciones del Ministerio Numerosos estudiantes ven peligrar sus exámenes y la resolución de sus expedientes las autoridades educativas se han marcado como fecha orientativa la de 1992. La disposición transitoria 10.2 fija la fecha del 30 de septiembre de 1987 para extinguir todas las categorías contractuales del personal docente de la Universidad. Los PNN han solicitado al Ministerio negociar, con el fin de que dicha disposición 26.336 El cuadro corresponde a las previsiones de la Secretaría de Estado de Universidades, con arreglo al documento de planti- llas ya diseñado. El año de referencia que aparece es 1992, por ser ése el plazo mar- LO Él Ministerio de Educación ha sugerido a los Rectorados que retengan los haberes de los profesores que mantienen huelga en el conflicto de los PNN. Las Universidades, por su parte, se han negado a remitir las listas de huelguistas que siguen recibiendo sus honorarios. Los ciudadanos se preguntan cómo puede suceder esto y la misma pregunta se la hemos formulado a Francisco de Asís de Blas, director general de Enseñanza Superior. El Ministerio no puede inmiscuirse en las propias Universidades porque debe respetar la autonomía de cada una de ellas. Tan sólo hemos enviado un oficio, sugiriendo la posibilidad de retener sueldos y no hemos obtenido respuesta. Influye en este hecho una tradición histórica de que en la Universidad las huelgas siempre han sido así. Tan sólo Comisiones Obreras se ha mostrado responsable en este punto, realizando un preavisó del paro. cado oficialmente para la estabilización de plantillas docentes TOTAL 38.219 TOTAL 44.710