Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 A B C CULTURA MARTES 17- 3- 87 Ofrecen cinco mil millones por La mujer llorando de Picasso Londres Según se hizo público ayer en Londres, la Tate Gallery puede perder el cuadro La mujer llorando de Pablo Picasso, si no consigue reunir en el plazo de tres meses los cinco mil millones de pesetas que una institución privada ha ofrecido al heredero del propietario de la obra. El cuadro La mujer llorando que Picasso pintó en 1937, fue adquirido por un amigo del pintor, el artista inglés Roland Pinrose, poco tiempo después. Años más tarde, Pinrose prestó la obra a la Tate Gallery. Ahora, el museo londinense corre el riesgo de perder el cuadro. Resulta que Anthony Pinrose, hijo y heredero del propietario del cuadro, se las ve y se las desea para pagar los derechos de sucesión que ha contraído tras la muerte de su padre. Al momento, los mercaderes del arte han captado la ocasión que se les presentaba. Y así, una institución americana, cuyo nombre está en el anonimato, se ha lanzado sobre Anthony Pinrose para ayudarle a soportar sus problemas económicos. Nada menos que cinco mil millones le han puesto sobre la mesa. Sólo le piden a cambio el cuadro de Picasso. La cifra rompe con todas las marcas hasta ahora establecidas en el cada vez más loco supermercado artístico; una cifra que el pobre de Anthony Pinrose jamás hubiera sospechado que valiera ese cuadro que su padre consiguió por poco más de unos peniques. Por supuesto que Anthony no va a hacer ascos a tan millonaria oferta. Eso sí, ha tenido la delicadeza de comunicárselo a los responsables de la Tate Gallery y decirles que por el mismo precio ellos tendrían preferencia en la compra. No deja de ser un detalle y habrá que pensar que aparte de los dineros, al heredero Pinrose le debe dar cierta pena que la obra de Picasso viaje al otro lado del Atlántico. El caso es que la galería londinense se ha encontrado con una complicadísima papeleta. De acuerdo que La mujer llorando no era más que un valiosísimo préstamo que tardé o temprano podría reclamar su propietario. Pero de ahí a tener que reunir cinco mil millones de pesetas para conservarlo en su poder va un abismo. El plazo es de tres meses. Perder una de sus primeras joyas no es plato de gusto para los responsables de la Tate Gallery, quienes desde que conocieron la fatal noticia no hacen otra cosa que reunirse y partirse la cabeza en busca de los cinco mil millones. Günter Walraff: Estoy en contra del periodismo de fachada o de la Corte El periodista presenta en Madrid su libro Cabeza de turco Madrid. Tulio H. Demicheli En busca de la verdad, no importa dónde se encuentre, no importa cómo, ni siquiera si es o no es la verdad de todos, Günter Walraff, periodista indeseable- kamikaze y ladilla- disfrazado de turco o de submarino en el Bild Zeitung hurga en el submundo de nuestras sociedades, y dice lo que dice, a pesar de todo y en contra de todos. Ayer presentó el libro Cabeza de turco que relata su vida como inmigrante tercermundista. Los temas están en la calle- Walraff lo dice con vehemencia- y claman que se repare en ellos. El periodista debe exponerse, salir a recogerlos y abordarlos. No estoy en contra del periodismo universitario porque la Universidad puede dar una buena formación. De lo que sí estoy en contra es del periodismo de fachada o del reportaje de la Corte el que se hace por delegación No me parecería honesto hablar mal de quienes no tienen una oficina de Prensa o de un centro de cosmética donde se transforma y se maquilla la realidad. Günter Wa raff sión más aventurera, sería uno de los patriarcas de esta línea. También la sigue E. Erwin Kisch, al que podríamos llamar un periodista a lo speedy González quien se introdujo en los medios carcelarios y realizó un reportaje sensacionalmente veraz. Es cierto que sus experiencias fueron más cortas que las mías, no importa... El húngaro Nickols Harashty- después de leer Cabeza de turco -lo ha hecho en su país, con gran peligro para su persona. En efecto, se coló en las grandes fábricas y descubrió muchas irregularidades, que, por supuesto, en nada satisfacieran la vanidad de los gobernantes. Puso de manifiesto las contradicciones entre la teoría y la realidad y lo hizo, además, de una forma literaria, hasta poética, y, sobre todo, más científica que la del periodismo conformista. Tanto fue así que el premio Nobel Heinrich BoTl escribió el prólogo de su libro... un libro fulminantemente prohibido por la censura de Hungría. Pienso, en cambio, que en la actualidad es importante sumergirse en el submundo, casi desconocido (sobre todo para el conformismo contemporáneo de los medios de comunicación) de nuestras sociedades y ventilar lo que está oculto. El periodismo que yo hago tiene raíces en el pasado. Hoy en EE UU, por ejemplo, también lo hace Sinclair. Jack London, en su ver- ¿Testigo, intérprete o actor? Cada uno de estos tres elementos entran en el juego. A veces soy mi propio actor y director. A veces el medio y el vehículo... Al final siempre escribo el protocolo. Soy mal actor porque no estoy en condiciones de interpretar un papel que yo, aunque se me da hecho, desconozco. Por ejemplo: el de reportero del Bild Zeitung o el de inmigrante turco en las centrales nucleares de mi país. Me he convertido, gracias a Dios, en un periodista indeseable. Pretendo sumergirme en una situación y apurarla hasta sus más extremos límites; el papel que interpreto, en realidad, no está escrito. De estarlo, yo fracasaría. La realidad es siempre diferente, incluso peor, o de otra forma a como la imaginamos. Siempre tengo que olvidar todos los prejuicios. SUMINISTROS S, L Por acuerdo de la Junta general extraordinaria y universal celebrada el 27 de febrero de 1987 se traslada el domicilio social de la Compañía a la calle Femando el Santo, 17, 28010 Madrid. Madrid, 11 de marzo de 1987. SAL MLt- AHU C 6 C? r e r, uevo AIFAP. O de fía rrcroo íerr. xor! ara pr. io cor r. ues os! rao o cr 3 verde. 43. ma faro SUPERMERCADOS SUPER