Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 A B C INTERNACIONAL MARTES 17- 3- 87 Reagan prepara su primera rueda de Prensa tras el escándalo Irán contra Anuncian pruebas de la implicación del vicepresidente Bush Nueva York. José María Carrascal Se anuncra para mediados de esta semana ia primera conferencia de Prensa de Ronald Reagan en cuatro meses, lo que ya es de por sí una novedad. Mientras un periódico de Miami asegura haber descubierto una conexión de Bush con la ayuda ilegal a los contra Aunque examinadas de cerca, las pruebas no son tan claras. Son las últimas noticias en esa especie de cuento que nunca se acaba en que se ha convertido el Irangate Reagan concedió su última conferencia de Prensa el 19 de noviembre pasado. Desde entonces ha pronunciado algunos discursos y hecho diversas declaraciones sobre el escándalo, algunas de las cuales resultaron inexactas, teniendo que ser rectificadas por él o por sus ayudantes. En su última alocución reconoció finalmente que la venta de armas a Irán había sido un error y que se había equivocado. Pero quedan muchos detalles oscuros en la compleja trama, sobre todo referidos a su papel a lo largo de ella, que sólo podrán aclarars e en un amplio, directo y a fondo intercambio suyo con los periodistas. El presidente lleva semanas tratando de eludir el encuentro por todos los medios, llegando incluso a fingir laringitis. Pero sus ayudantes se han dado cuenta que no pueden posponerlo más. Y anuncian que el jueves posiblemente, Reagan se encerrará de nuevo con la Prensa. No lo dan por seguro porque ellos mismos no lo están. El problema es que el presidente, como estableció la Comisión Tower, no estaba al tanto de los detalles y ramificaciones del caso, que es seguro de lo que le preguntarán. Hay, pues, que prepararle para ello, como a un estudiante antes de un examen o a un boxeador antes de un combate. Y no saben si el jueves estará ya debidamente preparado. Está, por otra parte, el aspecto psicológico. Pese a haber reconocido el error, en su fuero interno Reagan sigue pensando que la apertura a Irán era buena y que. sólo la mala ejecución la echó a perder. Y existe el peligro de que si se pone a hablar con el corazón Je salga esto y eche a perderlo todo. Pues la recuperación de su popularidad que ha empezado a aparecer en las encuestas desde que hizo pública confesión de sus errores puede evaporarse si vuelve con la vieja cantinela. Sus ayudantes quieren estar completamente seguros de que no volverá. Es lo que puede hacer posponer su encuentro con la Prensa a. la próxima semana. Por otra parte, el Míami Herald salió ayer en primera página con la carta que un médico guatemalteco, Mario Castejón es su nombre, envió al vicepresidente Bush ofreciéndole ayudar a los contra Bush le contestó que se dirigiese al teniente coronel North, en aquellos momentos en el Consejo Nacional de Seguridad. Lo que causa los titulares es que cuando se escribieron ambas cartas, marzo de 1985, el Congreso norteamericano tenía prohibida toda ayuda militar a los contra De lo que el Miami Herald infiere impropiedad, ilegalidad incluso, con la aquiescencia del vicepre- sidente. Hasta que uno lee a fondo la carta del doctor guatemalteco y comprueba que en ella ofrecía ayuda médica a los rebeldes nicaragüenses. Y esa no estaba prohibida, era legal pues. Pero en la atmósfera enrarecida que ha creado el Irangate todo se emponzoña: Y mientras no se aclaren los detalles del escándalo, seguiremos teniendo cosas como ésta. Una prueba más, por si se necesitase, dé la urgencia e importancia de esa próxima conferencia de Prensa de Reagan. La periodista Barbara Walíers medió en el Irangate Washington. Afp, Ap, Dpa, Efe, Reuter Según informaciones publicadas ayer por el prestigioso diario The Wall Street Journai el hombre de negocios iraní Manucher Gorbanifar, principal intermediario en la venta de armas norteamericanas a Irán, utilizó a la periodista de ia cadena de televisión ABC Barbara Walters para hacer pasar información sobre este asunto al presidente Reagan. A raíz de una entrevista con Gorbanifar el pasado mes de diciembre, Barbara Walters redactó una memoria sobre las declaraciones no publicadas del hombre de negocios iraní y la hizo llegar a la Casa Blanca, a solicitud del Gobierno norteamericano. Interrogada por el Wall Street Journal la periodista se negó a precisar qué informaciones pasó a las autoridades, y se limitó a indicar que algunas hacían referencia a los pagos que habrían de ser efectuados a miembros de una facción iraní dirigida por el ayatollah Monfazeri. Tras afirmar su disgusto por servir como intermediaria, Barbara Walters precisó que lo hizo porque estimaba que era importante que el presidente Reagan recibiese esas informaciones. Casi todas fueron difundidas por la cadena ABC añadió. Mientras tanto, Irán sigue centrando también la atención de otra de las crisis de estos días: la suerte de ios rehenes occidentales de Beirut. Varios mensajes han sido cruzados estos días entre el arzobispo de Canterbury, Robert Runcie, y el presidente del Parlamento iraní, Rafsan ¿an con vistas a la liberación del enviado especial del arzobispo Terry Waite. Según Radio Teherán, en uno de ios mensajes Runcie ha propuesto a Rafsanjani intervenir ante medios cristianos de Beirut para obtener la liberación de dos iraníes y dos libaneses, detenidos como rehenes desde hace cuatro años, a cambio de la liberación de Waite. En su respuesta, Rafsanjani critica a los Gobiernos occidentales y a sus medios de Prensa por silenciar la suerte de los rehenes originarios del Tercer Mundo, y se felicita por la oferta de mediación del arzobispo. ¡Menuda ocasión! una potente furgoneta, revisada por Renault. Y tengo hasta 36 meses para pagarla... Con lo que carga esta máquina, el domingo cojo los bártulos y me subo con los chavales al monte Aproveche usted también. En el Mercado Nacional de Ocasión, le esperan todos los coches de segunda mano, garantizados por la TM RENAULT