Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 marzo- 1987 ABC fífcrav o ABC XIII Pensamiento y Ciencias Sociales América, libre Tulio Halperín Donghi, Reforma y disolución de los imperios ibéricos, 1750- 1850. Alianza Editorial. Madrid, 1986. 383 páginas. 1.910 pesetas. STE libro analiza un período decisivo para Iberoamérica, que va desde el inicio de la reforma de los imperios ibéricos hasta la consolidación de la emancipación del subcontineñte. La obra constituye el tomo tercero de la Historia de América Latina colección que dirige Nicolás Sánchez Albornoz, y su autor, el argentino Tulio Halperin Donghi, de la Universidad de Berkley, es un muy prestigioso iberoamericanista. Su relato se inicia con la reorganización imperial encarada por España y Portugal a mediados del siglo XVIII. Los elementos liberales de las reformas anidan especialmente en lo mercantil y son bastante débiles. El extrañamiento de los jesuítas y todas las medidas destinadas a reforzar el poder regio iban finalmente a provocar la reacción de criollos y no criollos- recuérdese a Tupac Amaru II. No fue, sin embargo, la rebelión americana la responsable del fracaso del intento reformista metropolitano, sino el quiebre social, político y militar europeo, que las reformas no pudieron asimilar. El libro del profesor Halperín no sólo describe la situación por la que atravesaron España y Portugal, sino que entra en detalle en ios sucesos que marcaron las conflictivas primeras décadas de las naciones hispanoamericanas, del Brasil, y también de una zona peculiar y de gran interés, parte de la cual iba a regir España hasta finales del siglo XIX: las Antillas. El estilo de la obra es excesivamente barroco- afeado por ocasionales barbarismos- pero el análisis es de muy alto nivel: todos los especialistas en América Latina habrán de dar la bienvenida a este trabajo. Hombres como Halperín Donghi son los que señalan el camino a seguir, en un ámbito de investigación muy castigado por las tentativas maniqueístas al estilo de Eduardo Galeano, que con singular éxito editorial suministran el gato del novelón por la liebre de la historia. Un comentario final: este no es un libro divulgativo, y no puede ser recomendado a quien no posea ya una base de conocimientos sobre la historia de Latinoamérica. Y un reproche: en un texto de tal carácter es deplorable que- además de la usual ausencia del índice onomástico- hayan sido suprimidas las notas al pie, reemplazadas por una lista de lecturas a guisa de orientación bibliográfica Epistemología y medicina Ludwik Fleck, La génesis y el desarrollo de un hecho científico Alianza Universidad. Madrid. 1986. 200 pp 1.750 pesetas E E N 1935 se publicó en Basilea un libro que pasó inadvertido. Escrito en alemán, no llamó la atención más allá de pequeños círculos de médicos interesados por las enfermedades infecciosas. Su autor, llamado Ludwik Fleck (1896- 1961) era un médico judío, nacido y educado en Lwow, capital cultural e industrial de Ucrania, polaca entonces, soviética ahora. El trabajo dado a la imprenta era breve. Poco más de doscientos folios distribuidos en cuatro capítulos de escritura clara, articulada y original. Carlos RODRÍGUEZ BRAUN Si le Interesa conocer por qué franceses, ingleses y alemanes miran con profundo recelo ía posible retirada de los misiles americanos de Europa, tan bien acogida por los rusos, no deje de leer, antes de que se agote LA IRA DEL SOL Apasionante novela futurista de Zacharías M. Blondel (Carlos Mendizábal) el famoso autor de Elois. y Morlocks Pygmalión Anafrodisis etcétera Pídala en las librerías o al teléfono 255 99 20 La línea argumental de esta monografía es diáfana. Investiga la noción de sífilis como idea diluida en el cuerpo social y como enfermedad, a partir de la Europa del siglo XV. Lo hace de manera similar a Norbert Elias en su reflexión sobre la historia de los modos en la mesa como expresión del proceso de civilización, o a la de Denis de Rougemont en su estudio de la evolución del amor romántico en Europa. Pero donde el lector comienza a notar la singularidad de este trabajo es en el enfoque de la línea argumental; plantear el análisis de una enfermedad infecciosa como el de cualquier otro problema estudiado por la historia de las ideas. Fleck empieza por establecer la relación entre lo que él denomina protoideas o preideas científicas, propias del común de los mortales- lo que en la terminología sociológica actual recibiría el nombre de conocimiento socialmente distribuido en la vida cotidiana- y el pensamiento científico. El conocimiento socialmente acumulado y distribuido, saber de la vida cotidiana por llamarlo de otra manera, impregnaría el saber de la ciencia. En unas ocasiones abriendo paso al hecho científico y en otras equivocándolo. El tránsito entre uno y otro tipo de conocimiento lo ejemplifica Fleck en la transformación de una creencia popular, como era en su día la de la corrupción sanguínea del sifilítico, en el descubrimiento que supuso la prueba de Wassermann. Tal paso iría desde la consideración popular- pfotoidea- de la. impureza de la sangre de los enfermos de sífilis, a la prueba de laboratorio de Wassermann destinada a detectar el anticuerpo producido por las personas infectadas por la spirechaeta paluda agente casual de la sífilis. Si en un primer momento de su texto pone Fleck en evidencia la relación entre pensamiento popular y científico, en el siguiente nudo reflexivo es aún más atrevido. Acuña el término estilo de pensamiento el cual no hace sino designar el conjunto de disposiciones perceptivas y actitudinales que organizan el pensar, tanto en la vida cotidiana como en el quehacer científico. Dicho conjunto de predisposiciones perceptivas y actitudinales vendría dado a través de un proceso interactivo entre el individuo, su grupo y el devenir histórico. De este modo ía ciencia concebida por Fleck como el producto acumulado por equipos de investigación no puede estar desprovista de los sentimientos inherentes a la condición humana, ni escapar al devenir histórico en que se desarrolla. Así las cosas, toda teoría del conocimiento debería incluir tanto la reflexión histórica como la comparada, a firf e no caer en una epistemología imaginada. Asimismo, sería imprescindible incluir la consideración de la psicología social de los estilos de pensamiento propios dé los entornos en que se desarrolla la creación científica. Este doble supuesto de Fleck tiene implicaciones de enorme importancia, porque con ello la ciencia o la interpretación de la realidad, en este caso la medicina, se convierte en una práctica social de carácter histórico. Lo cual enlaza dentro de las ciencias sociales con la perspectiva de Alfred Schütz (1899- 1959) que en su libro Der sinnhafte Aufbau der socialen Welt (1932) Fenomenología del mundo social se apoya en E. Husserl y en Max Weber para fundamentar el estudio de la vida social en una epistemología en la que el sentido de la realidad viene dado por el tránsito retroalimentado de lo concreto de la vida, cotidiana a lo abstracto del pensamiento científico. La trascendencia dé las afirmaciones de Fleck es más profunda si se contempla su obra en el momento en que fue escrita. Son años de gran influencia del Círculo de Viena, ejemplificado, por abreviar, en el manifiesto de 1929 Wissenschaftliche Weltauffassung: Der Wiener Kreis Concepción científica del mundo: El Círculo de Viena En él se sostiene que la estructura lógica de cualquier teoría, de todo hecho científico, puede ser determinada sin tener en cuenta su contenido. Existiría, por lo tanto, una sola ciencia, aquella cuyas proposiciones fueran verificables por la experiencia empírica. Las reacciones al Círculo de Viena fueron muy variadas, pero no tan opuestas como la Fleckj Por más que el paso del tiempo ha confirmado la crítica de Fleck al neopositivismo del Círculo de Viena, y pese al valor intrínseco de su libro, éste no hubiera tenido la difusión actual si no hubiera sido porque T. Khun reconoció en el prefacio de su archileída obra The structure of scientific revolutions (1962) La estructura de las revoluciones científicas que su noción de paradigma era deudora del concepto fleckiano, estilo de pensamiento. Bernabé SARABIA x