Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
X ABC Poesía- ABC Üícr vio 14 marzo- 1987 -Relatos- Antología general Alfonso Reyes Alianza Editorial Madrid, 1986. 389 páginas Si se tiene en cuenta la vastísima obra de Alfonso Reyes (narrador, poeta, crítico, ensayista e investigador mexicano nacido en Monterrey en 1889 y muerto en la ciudad de México en 1959) que consta de 154 volúmenes mayores y menores, una Antología general o selección rep r e s e n t a t i v a de su variado trabajo- y en un solo tomo de cerca de cuatrocientas páginas- es todo un reto a la síntesis y un desafío a la imaginación, t. Ambos, reto y desafío, sin embargo, afronta con buena fortuna y Alfonso Reyes con medido criterio José Luis Martínez, responsable de este libro, ya que destaca por su sentido didácticó y detalle pedagógico. vega sin olvidar a otros consagrados mexicanos, tales como Sor Juana Inés de la Cruz Fray Servando Teresa de Mier y una sentida evocación del maestro y amigo Pedro Henríquez Ureña, etcétera. La antigüedad clásica ocupa el quinto espacio de esta selección Y manifiesta la faceta del humanista y del sabio hurgando en las raíces mismas, en las hondas raigambres del idioma y la cultura. Estudios sobre ViFgiHo, Odiseo, Sócrates y la expansión helenística son algunas muestras precisas y destacadas. Cuentos recuperados de la papelera Gonzalo T. Malvido Ediciones Libertarias Madrid. 1935 Gonzalo T. Malvido (1935) retorna a la actividad literaria con este libro de cuentos, desarrollando así un género constante y fecundo en la narrativa española. En estos once cuentos, dispares en extensión y asunto, el autor parte de la vida para llegar a la narración, y es allí donde el juego de certidumbreincertidumbre va moldeando el relato que, a base de las distintas modificaciones del discurso, se convierte de un cuadro natural de la vida en un espectáculo real- maravilloso. Cuentos recuperados de la papelera son, con frecuencia, en sus comienzos, escenas Lengua y teoría literaria constituye la quinta costumbristas relatadas con sencillez, sobre instancia que, sin duda, es una de las mejo- las que el autor- narrador- personaje, según la res dedicaciones de Alfonso Reyes, y en don- fórmula empleada, va tejiendo un sutil entrade brilla su mejor astro y su profunda perspi- mado que las lleva a un inesperado a ingecacia analítica y magisterial. No en vano data nioso desenlace, muy cercano al procedide 1910 su primer: libro importante, y que es miento narrativo oriental. A menudo el autor precisamente Cuestiones estéticas una de se recrea en minuciosas descripciones de selas obsesiones más significadas de toda su. res y paisajes que pretenden transmitir al lee- 1 vida dedicada a la investigación y; at hurga- tor una sensación de cercanía y familiaridad miento incansable en las fuentes def idioma y que le haga copartícipe det relato. sus expresiones creadoras. Se ofrecen aquí En el primer cuento, Más allá de nada En siete apartados nos espiga un conjunto fragmentos de Apolo o la literatura Nuespanorámico de fas diversas facetas del gran tra lengua y Psicología dialectal entre acudiendo a distintos símbolos, nos presenta un mundo caótico, comienzo y final de la ensayista, que cumpfen con las finalidades (Je otros. existencia, que contiene todos los interrogantoda antología: mostramos y adentrarnos en Los dos últimos apartados se refieren- a la tes y ninguna respuesta; es un laberinto de el universo de una creación, y en lo que en elta hay dé más relevante y permanente, obra de ficción y de creación finca de Alfonso círculos, una inmensa papelera de donde hay que rescatar todo lo dormido y olvidado, entre pese ai inevitabte subjetivismo (gusto o predi- Reyes. lección) del seteccionador. El capítulo VI, Narrativa, es un muestrario ello los cuentos de este libro. Una vez que de fantasía y tabulación, en sus facetas de son. recuperados, nos encontramos con El Un primer apartado, juntes y fantasías, cuentos, relatos, fábulas, estampas, secuen- velorio del abad de Leirado relato autobiorecoge un conjunto de viñetas y observacio- cias. Y están entresacadas de sus obras más gráfico, según advierte el autor, y que constines, en especial- de su época, madrileña (de señaladas, tales como Verdad y ficción tuye una estampa pintada con cierta volup 1914 a 1924 y que coincide con sus veinticin- Árbol de pólvora Quince perspectivas tuosidad de pincel flamenco, en fa que Un co y sus treinta y cinco años: y son, artículos etcétera. Observación, análisis, finas insinua- grupo de amigos se reúnen periódicamente plenos de frescura y cáMps de humanidad, ciones psicológicas resaltan en- un lenguaje en suculentos ágapes bajo la presidencia del tales como tos referidos a tos ciegos en las ponderado, cadencioso y transparente, sin ol- citado clérigo, circunstancia que es aprovecalles de Madrid, eJí entierro de la sardina, un vidar alguna incursión o rescate de expresio- chada para relatarnos fa personalidad entre religiosa y satánica de este personaje, así elogio- de la saeta o a los vinos, o de erudi- nes del habla popular. como el estadio de fa variopinta gama de tición; como- -Mitología de las cobras o En La Poesía es ef digno colofón. Y muestra pos que asisten a dichas cuchipandas. No busca de Marehena de un espíritu sutil y armonioso 1, con vena e faltan en el relato fa premonición, la casualiUn. segundo momento se. centra en En- inspiración clásica y media, con más. justeza dad y fas meigas, que. propician un inesperasayos, y meditaciones de diversas épocas y técnica y estructural que vibración encendida do y trágico final, del que sólo se saíva el auque evidencian, una indudable capacidad de o lírica. Una veintena de poemas entresaca- tor. investigador y de reflexión. Se recogen frag- dos de varios fibras tales como La vega y el En otro momento, Gonzalo T. Malvido entra mentos de su Visión de Anahuac (que en soto Huellas Otra vez Romances en el mundo de la pintura con dos Cuentos: etcétera, constituyen un ramiSete. genuino y Escena palaciega en ef Alcázar de Madrid 1917, tras la publicación de Cartones de Madrid lo consagró como escritor en la ca- muestra caoaf def tacto y la mesura; de un que viene a ser una interpretación personal pital de España) la Oración del 9 de febre- fino lírico- nunca exaltado en sentimientos ni def cuadro Las Meninas de Vefázquez, y ro adversaria de la muerte de su padre, e desbordado err interioridades, sino preocupa- Joáo dos Teíhados en el que á partir de 1 general Bernardo Reyes; unas meditaciones do- por la música y la forma un retablo de treinta cuarteles del pintor Lusabré Lo mexicano y lo universal El desLa Antología general se completa con. grís, construye una fotográfica historia de cortino de América Mi idea de la Historia y te policíaco. Hay también en el libro una pecatorce lecciones de su Cartilla moral et- una Breve biografía y tina completa Bi- regrinación al mundo árabe: Zouk- el- Arba bliografía indispensable paira una visión cétera. Cierna la obra un relato en el qaer con la abarcante. Una Introducción. presentaciófi, El tercer apartado. Estudios y siluetas lite- dividida en cuatro grandes; etapas evidencian disculpa del naufragio de urt velero inglés, rarios reúne una serte de investigaciones y tos grandes momentos de trabaio e investiga- Malvido retoma con- actual frescura el mito de apartaciones em torno a figuras y obras de fa ción, de escritura y entrega de sus cincuenta fas. sirenas en una extraordinaria narración, enmarcada en un momento y lugar determiliteratura, muchas de ellos españoles, frutos años dedicados a las. leteas y ai: estudio- nados y que, como tantas historias de este lide sus trabajos en ef Centro de Estudios HisUna interesante y crfténbsa setecciéo qiue tóricos de Madrid, que dirigía don Ramón Me- aproxima a la obra inmensa de es gran rW- bro, viene a dejarnos, ¿unto al sabor salado del mar, un sentimiento de admiración y gratinéndez. y Prdaf. Entre otros, destacan: El ar- rnanista. Un trabajo bien hecho. tud por tan grata travesía. cipreste de Hita y su fibra de buen amor Sabor de Góngora Silueta de Lope de Luís M. MARTIN BRAVO Rolando CAttOZZI