Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, pág. 28 A TRIBUNA ABIERTA SÁBADO 14- 3- 87 las paredes de las casas y se ha establecido allí. No es sensación de fracaso, que no la Por José DONOSO tengo. Pero ahí está, esa melancolía definitilistas. Eso, y el niño- santo es lo que me falta va cuando uno pasa los sesenta y comienza como información para pisar con seguridad a contar, a contar los años, y todo los días es antes de seguir adelante y reinventar toda un arqueo de lo que uno no es. esa realidad. Santiago, viernes 6 de enero 1984. Jueves 5 de enero 1984. Santiago Tengo el primer capítulo entero, y estoy feBueno. Regreso a mi novela después de liz, radiante. Todavía no he llegado a los muruna temporada corta, que sin embargo puede ciélagos. Me falta aún la escena de los murhaberla detenido definitivamente. ciélagos, que será, tiene que ser, Estuve atendiendo a Peter Johnla más brillante de la novela. La son, terminando mi artículo sosiento, la veo, aunque no sé bre Sonya Tolstoy y trabajando cómo vendrá, pero siento su rucon Silvio Caiozzi para lo que mor, y la veo, la veo. Está basserá mi película, trabajando a tante escrita en su primera mata caballo, porque comienza a versión. Sin embargo le falta Al día siguiente: 2 de enero 1984. filmar el martes. Dunque, me he todo. De modo que mañana yo quisiera hacerla toda (ambicioAgradable Año Nuevo, con todo. Plácido y olvidado de mi novela. ¿Cómo nes que matan) Tengo que relamaduro. No se puede penetrar ni quebrar a volver ahora a mi novela sin cionarla, eso sí, con Arístides, de Tere y a Lucho, y aunque creo que estamos nombre? Tengo que cumplir con modo que estaría bueno que- coencaminados a una buena amistad futura estos tres requisitos: 1) Dejar mi tiempo completamente limpio y menzara a diseñar el personaje muy conversada y deliciosa. Dudo- aunArístides, que representa a la que, ¿quién sabe, o quién sabe si logre algo deshabitado, un limbo maravilloDina, supongo (para los que distinto? -poder repetir la amistad apasiona- so: se debe escribir maravillosamente en el limbo acerca de quieren que las cosas y los perda que logré en Sirges, con Cuqui Lovisolo y todo lo que ocurre en el cielo y sonajes representen algo) todo Ana María y Miguel Beraudi. Somehow, LuJosé Donoso en el infierno y en el purgatorio. lo oscuro, lo solapado, el mal, el cho y la Tere son demasiado perfectos. 2) Viaje a Lota a entrevistarme Novelista único de todos mis personajes Círculos cerrados, autosuficientes. Su idioma, con mineros comunistas y sindique tendrá acceso a la Empresa sus símbolos ya plasmados, sus referencias calistas. 3) Estudiar toda la porquería que ¿Kafkiano? ¿So what? aunque nunca se establecidas. Pero el patio de La estacada, hay metida en el caso del niño santo- místico sabe qué transcurre una vez que está allí. que al fin y al cabo es pura obra de la Tere, y de Villa Alemana, que es, al parecer, sinies- ¿Cómo va el argumento, entonces? esos espacios, y esos muros de adobe, y la tro. Si llego a cumplir con todos estos requisiAsí: Elba se pone obsesiva con la muerte y flor de la pluma y el agua que cae, son parte tos la novela puede avanzar. En todo caso la religión. Ella ha sabido todo el tiempo que de ella, inconsciente, su idioma más rico y por ahora voy a seguir adelante como pueda. Arístides le tiene unas ganas locas, que ella más íntimo, que es su estilo y que no es ceEl problema es que el personaje de ella no tiene poder sobre él, y mantienen unas surrado porque como símbolos quedan abiertos. Y en Lucho, su verdadera pasión por la músi- se me aclara. Pero naturalmente si sigo escri- cias relaciones platónicas. La religión- muerte ca, y su inteligencia desnuda como un hueso, biendo para adelante se irá aclarando a me- de Elba tiene ecos en el niño. El abuelo todo como parte de un todo, una coherencia: dida que ella va interviniendo y definiendo es- muerte, aterrado no tanto con la muerte sino menos cuando asoma esa ansia de poder es- cenas. El asco es que todo se detuvo por la con. dejar a Toño- lván en manos de la loca condido, que con frecuencia veo asomarse frivolidad de ir a ¡a despedida de Claire Búha- de su madre. Arístides convence a Elba que en la mente de la mejor gente chilena de me! para Ana María Vergara, donde estaban le entregue al niño. El es beato, o creo que ahora, aunque nada tengan que ver directa- todas mis amigas, Marta Rivas, Angélica Ed- no, no sé. Tiene una hija, que no es más que wards, Delfina, pero la fiesta no me hizo una sombra de la cual cuelgan sus fantasías mente con el poder. nada ¡t was nofun supongo que porque sobre el Pabellón, pero que también de no 3 de enero: todavía la Estacada. yo estoy con muy poco fun ¿Volveré a te- che es la dueña de la casa de la Bambina. Me gusta este cuaderno. Las páginas son nerlo algún día, como antes, hace algunos No: ella es la Bambina. ¡Qué estupenda gruesas y de un bonito blanco. Menos enor- años, en tiempos de la Marta Rivas y de la idea, qué posibilidades! Arístides aprovecha me que el cuaderno que acabo de terminar. Inés Figueroa, y de las Orregao, por ejem- el eco que tiene en Toño- lván el espíritu reliA María Pilar le fascinó la casa de la Tere, plo? Lo dudo. A veces siento que me invade, gioso de la Elba para enloquecerlo hasta como me lo imaginé: es la parte embrujadora, crece, sube por mis piernas algo como ese transformarlo en un místico que ve visiones. no perfecta, no práctica de la Tere. Estuvie- verdín que sale del suelo húmedo y sube por Este místico es aprovechado por Arístides y por la Empresa para silenciar la rebelión por ron a almorzar Juan Pablo y Gonzalo Izquierhambre de las masas que se está fraguando do con sus respectivas cónyuges. Yo estaba en el pueblo. Escenas y personajes endemoleyendo Sonya, de Anne Edwards, y Lucho el niados dostoyeskanos que complotan la desTolstoy, de Troyat. Había mucho de que hatrucción de la empresa. (O antiendemoniablar pero sólo tocamos tangencialmente el dos. Los sin empleo son los que complotan. tema. Por un extraño motivo la conversación Todo esto es demasiado confuso y rápido, nunca realmente se estableció, sé organizó. (Alealá- Goya) primer esbozo. Pero por lo menos hay alguEl perfume de la Tere es Increíble: que mujer Se venden o alquilan cuatro plantas de nos hilos que puedo tomar. Los murciélagos bella es, y cómo se sabe rodear de belleza, y 320 metros cuadrados cada una, comde la primera escena monstruifican el horror, cómo sabe ser bella. Mañana llega! a Pilarcipletamente diáfanas y de gran luminonaturaiistamente, la idea del pecado y del ta de Zapaliar. ¿Cómo estará? Continuar sidad. Aire acondicionado. Listas para odio y de la muerte de Elba. Tengo que estuahora con mi novela- y por cierto, la fuerza ocupar diar aquí, en profundidad absoluta, el persode la Tere es parte de su belleza, no debo olTambién se venden o alquilan en el naje Arístides, hasta ahora demasiado incomvidarlo- que, comparándola con. la Tere, es mismo edificio dos sótanos de garaje pleto. Todos los personajes están incompletan frágil, la pobre. Es tan tenue lo que hasta En el edificio hay servicio de portería y tos y para qué decir nada de la historia ahora tengo que temo que aun estas interrupsistemas de seguridad instalados misma, y en cuanto termine la escena de los ciones positivas puedan hacerle daño, y I n t e r e s a d o s llamar al t e l é f o n o murciélagos, que me tiene sorbido el seso, reinstaurar mi seca. Para reavivar la novela, 435 73 03, preguntar por el señor voy a construir los personajes en profundiviajar a Lota para conversar con los viejos Fernández dad. comunistas descalabrados y con los sindica- ESTACADA (Quinta de Tilcoco) Chez Tere del Río. Domingo 1 enero 1984. Primer día del año- ¡y del año 1984! -en que cumplo sesenta años, con cierta alegría, pero con bastante melancolía. O más que bastante. Fue por esta melancolía que anoche no resultó la comida: no hubo ambiente, como dicen las putas. Los cuatro, Tere, Lucho, M. Pilar, yo, estábamos tratando de coser fragmentos, con los que no logramos configurar un pattern ni un diseño. Creo que los cuatro esperábamos más de lo que podíamos dar, con el pie forzado del año nuevo; dos parejas que no tienen la vocación de la intimidad. Y son, sin embargo, amables y admirables. ¿O será problema mío? L FRAGMENTOS DE DIARIO EDIFICIO A ESTRENAR