Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JUEVES 12- 3- 87 ESPECTÁCULOS A B C 83 Antecrítica Crítica de teatro Fuera de quicio de Alonso de Santos, en el Reina Victoria Madrid. S. E. Esta noche se presenta en el madrileño Reina Victoria, tras haberse estrenado ei pasado mes en Valladolid, la última obra de José Luis Alonso de Santos, Fuera de quicio bajo la dirección de Gerardo Malla, con Gloria Muñoz, Amparo Valle, Arturo, Querejeta, Francisco Javier, Paca Gabaldón, Paco Casares, Margarita Lascoiti y Paco Maestre en el reparto. Ante su estreno, el autor ha escrito la siguiente antecrítica: Henos aquí metidos, una vez más, en la sin par tarea de intentar divertir imaginaciones y sembrar realidades teatrales en los mundos cotidianos. Ojalá que a los espectadores que dejen un breve tiempo su camino para sentarse en la grada les sirva este Fuera de quicio de bálsamo de Fierabás. En el ungüento hemos puesto lo mejor que teníamos: el director, Gerardo Malla; el productor, Justo Alonso (compañeros de placeres en nuestro Bajarse al moro el escenógrafo, Tony Cortés; el iluminador, Eric Teunis, y todos los actores antes mencionados, además de todo el equipo que hace posible el espectáculo. En la obra ando, entre otras cosas, dándole vueltas al tema de las realidades, ¿son molinos o gigantes? ya que el escenario permite dar a luz los embarazos de nuestra fantasía. He hablado con mi maestro don Miguel (de Cervantes) por el teléfono de la imaginación, sobre este asunto. Me ha dicho que si en sus tiempos la cosa era difícil, ahora, con las nuevas artes de la comunicación y la imagen, uno no sabe ya si son encadenados o fundidos de gigantes a molinos, lo cual complica aún más las cosas. Tal vez el otro Alonso, el Quijano, inventóse para sí mismo el cine y la televisión interior, y de ahí le vinieron los problemas. Se me fue don Miguel por los cerros de Montiel, y me habló de los libros de caballerías y de tantas otras cosas, como compete a buen conversador. Luego me preguntó por mi Fuera de quicio y yo le contesté, titubeante, al estar ante tan ilustre persona: Al fin y al cabo, todos estamos un poco fuera de quicio ¿no, don Miguel? ya que pretendemos sacar la felicidad de desentrañar el sentido de los millones de estímulos que continuamente nos aprisionan, lo cual es como querer sacar pozos de los cubos de agua. Me pidió entonces que le contase mi obra, ya que veía difícil le dieran permiso para bajar a verla. Pues verá usted, don Miguel, se trata de dos mujeres, Rosa y Antoñita, que tienen una aventura amorosa accidentada con dos hombres en lugar y tiempo poco apropiado para tal menester, y ahí empiezan sus problemas... Al contarles, días después, a Rosa y Antoñita esta conversación, me miraron pensando que estaba de atar, cosa lógica, por otra parte, en autor dramático. Visanteta de Favara engendro antivalenciano en el Festival Título: Visanteta de Favara Montaje de Els Joglars realizado por A. Boadella. Escenografía: Bulbena, Ibáñez. Vestuario: Liado. Coproducción del Teatro Estable Castellano con la Diputación y el C. D. de la Generalitat de Valencia. Vil Festival de Madrid. Centro Cultural de la Villa. Inserta en el programa del Vil Festival de Teatro de Madrid, llega la última producción de Albert Boadella con Els Joglars y el Teatro Estable del País Valenciano: un galimatías pornográfico y pseudofilosófico, pseudoetnológico e histórico, titulado Visanteta de Favara Corto de imaginación, sobrado de trucos, Boadella ensarta un muestrario de sus invenciones anteriores incrustado en el cañamazo de una obra satírica de un talento que ie es mil veces superior, y al que ridiculiza y desacredita: el escritor valenciano Bernat Albert Boadella Baldoví, autor de una irreverente y divertida farsa regional en valenciano y en verso titulada El virgo de Visanteta llevada al cine no hace mucho con talento y autenticidad valencianista por Vicente Escrivá. Una de las más penosas obligaciones del crítico, que el firmante jamás elude, es permanecer en el sitio del peligro hasta que cae el último telón. Para hacerlo en esta oportunidad tuvo que luchar enérgicamente contra el sueño que venía a acosarle. Tan aburrida es la repetición de tópicos de ese pequeño chalán catalán vendedor de provocaciones y desvergüenzas. Ya hace tiempo que no se le ocurre nada válido al tumultuoso capitán de Els Joglars. Por eso, el ingenio de Bernat Baldoví resulta totalmente ahogado por las groserías en cascada denigradoras fundamentalmente del pueblo valenciano al que se tacha, sin fundamento, de pueblo de sodomitas; luego del pueblo catalán, al que para, suprema astucia, quedar bien con los subvencionadores, se le atiza candela groseramente, y por el aburridísimo desfile de inepcias contra el himno valenciano, la enseña de Valencia, su. santo casi totémico, Vicente Ferrer, y la naturaleza sensual, creadora, mediterránea, del pueblo levantino, en el que se coloca un paraíso de aleluya presidido por un dios imbécil a fin de llenar la panoplia blasfematoria. Boadella sabe que le da muy buen resultado sufrir anatemas de los obispos y, si puede ser, protesta de los militares. Sin indignación y sin rasgarnos ninguna clase de vestiduras- los sastres están caros- lamentamos que una estética de grupo teatral escolar de fin de curso, chapoteada en un fango de obsesiones personales, lleno de masturbaciones, enculamientos, contemplaciones enfermizas y pretendidos sacrilegios fornicadores, vertida en formas teatrales de barraca, baratas, sin talento ni belleza, circule por los escenarios, favorecida por el dinero de los que siempre ven las medias del duque cuando el duque va en pelotas, y favorecida por la libertad de expresión, de la que somos partidarios, aunque de cuando en cuando nos atufe de cerca la gente que confunde expresarse con regoldar en las narices del respetable, que, por lo visto, ya no lo es. Hubo un momento, lejano, en el que pudo parecer que Boadella tenía talento. Si lo tuvo, se ha disipado. Ahora se repite más que los ajos y el vaho de tanta repetición castiga las narices. Es divertido que Boadella, orgullo de los borborignos de su vientre que tanto le gusta incluir en la galería sonora de sus espectáculos, divida a los españoles en dos grupos: el minúsculo de los que le aplauden y el inmenso de los tontos que no lo entienden. El crítico es, seguramente, un carroza despreciable de estos últimos. Lorenzo LÓPEZ SANCHO TEATRO REINA VICTORIA Dirección. Deifma M. Lusarreta HOY 10.45 Noche- ESTRENO MOQUETAS desde 400 pesetas m 2 I n f o r m a c i ó n al t e l é f o n o 4 4 7 9 5 7 1