Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JUEVES 12- 3- 87- SOCIEDAD -ABC, pág 63 La boticaria de La Coruña, aburrida ante el tenaz amor de su ferviente admirador Pepe de Mallo anuncia que tiene más cartas para un segundo libro La Coruña. Virginia Rodenas, enviada especial José Cabeza Grela, más conocido en su pueblo coruñés de Cerceda por Pepe de Mallo ha prometido que se casará con otra mujer al no conseguir el amor de su vida, la boticaria María del Sagrario Anunciación Dovale. Por su parte, la licenciada está dispuesta a llegar hasta el final con la querella que en su día interpuso por entender que las cartas que le enviara Mallo, recogidas en el libro El amor universal lesionan su intimidad y su honor. Era inevitable: el olor de fas almendras amargas le recordaba siempre el destino de los amores contrariados. La sinestesia de García Márquez no se anda con enredos ni tampoco tiene parangón: a Pepe de Mallo se le antoja su amor por la boticaria al contemplar su vehículo aparcado en las céntricas calles de La Coruña, amor que se acentúa con las jaquecas y con una gripe inevitable que le obligan a ir, de cuando en cuando, a una farmacia donde rememorar su bata blanca, su pelo rizado... A la licenciada Dovate no se le oculta el gesto contrariado ni la mirada cansada: las provocaciones de amor de Pepe se han convertido, a todas luces, en la que será, seguramente, la historia más aburrida de su vida. La avenida de Arteijo, una, calle empinada de mucho tránsito peatonal y circulatorio, se ha transformado en un pasaje de observación por sus moradores. Estos acechan de continuo entre los visillos de las ventanas con la esperanza de prevenir a María del Sagrario de cualquier acoso, de cualquier intromisión. Continuas llamadas hacen sonar permanentemente el teléfono de su farmacia, situada en una esquina de esta calle: Sagrario, que dos fotógrafos andan escondidos en e! camión de las patatas, ten cuidado. Y la licenciada se retira a la trastienda a esperar que pase lo que Dios quiera y, por supuesto, que pase el temible camión de las patatas. Y así un día y otro día, desde que a José Cabeza Gréla, de treinta y cinco años y de profesión sus labores esto es, atender diversos negocios familiares, se le ocurrió hacer público su amor por ella en un libro, al que él califica de novela: El amor universal Pero hasta ese momento la vida de la boticaria había sido tranquila, con las preocupaciones habituales que cualquier persona pueda tener, puesta toda su atención en su neg o c i o la f a r m a c i a y un pequeño departamento contiguo dedicado a perfumería. Para ser más precisos, no cabe olvidar que- lo verdaderamente pesado fue el acoso de Pepe, que no la dejaba en paz ni de día ni de noche. Jamás mantuvo con él conversación de algún tipo, salvo las estrictas palabras de un vendedor con su cliente e intentando, por todos los medios, librarse incluso de esta relación profesional. Pero él no cejaba. Cuando acudía al establecimiento exigía ser atendido por María del Sagrario y, en alguna que otra ocasión, formar un pequeño escándalo, por lo que las mismas veces hubieron de intervenir agentes de la Policía. Pero ella jamás comentó nada, siempre discreta, educada, siempre en su sitio. Cuando el enamorado creyó que Sagrario se iba a casar, recorrió todas las iglesias de la capital sada de un amor entrecomillado al que nunca accedió. Cuando se le preguntan los motivos de su rechazo, no contesta. La causa: Si he puesto una querella por intromisión a la intimidad, ¿cómo la demandante va a airearla? No tendría sentido. Y la verdad es que razones no le faltan ni para no responder ni para no amar a Pepe de Mallo. María del Sagrario Anunciación Dovale consiguió su licenciatura en Farmacia en la Universidad de Santiago con el esfuerzo preciso que requieren unos brillantes estudios. Su vida de estudiante fue la de cualquier otra muchacha de su edad, responsable, seria, pronta con sus libros y ordenada en sus apuntes. Persona de muy agradable trato, delicada en sus modales y esmerada educación, rasgos estos que se traslucen a pesar del muro de su discreción y absoluta reserva. Siempre anduvo con amigos fijos y con algún que otro muchacho. En definitiva, lo que antes se decía, absolutamente normal. Y esto viene al caso porque a más de uno se le habrá pasado por la mente que su reacción tiene que encubrir algún percance pasajero, alguna rareza natural o que, por simple vanidad, es ducha en la negativa. Resulta que con los tiempos que corren y el amor de prisa, a uno se le hace raro. María del Sagrario es alta, aproximadamente de uno setenta de estatura y fuerte complexión: t ¡ene el pelo moreno y rizado, y su piel es muy blanca. Sus manos son delgadas; los ojos, castaños. Aquí parece entonces que los tópicos fallan: también es corriente su aspecto, muy lejano de la imagen vampi de cualquier marilín aunque sea venida a menos. Y no por ello, que quede claro, deja de ser encantadora, aunque sí lejana, del tipo de belleza con que se regalán frecuentemente muchos la vista. Los vecinos del barrio avisan a la farmacéutica de la constante llegada de curiosos y periodistas La conoció hace dos años, pero, a pesar del tiempo, nunca salieron juntos ni mantuvieron relación amistosa alguna Entonces apareció el libro. Y al mismo tiempo, no se sabe bien por qué, comenzó a cundir entre los coruñeses una inexplicable tendencia por los dolores de cabeza y otras dolencias descaradamente poco preocupantes, pero para las que es imprescindible el uso de aspirinas y bicarbonato. La aturdida boticaria empezó a disculpar su trabajo, aunque no por mucho tiempo. De cualquier forma, siempre que alguien requería su. presencia, se encontraba dispuesta a escucharlo. Eso sí, jamás decía nada. Ahora está aburrida por esta historia, can- Enfermo de pasión El caso es que un buen día de 1975 fue vista por el que nunca causó sus desvelos en lo que a amor se refiere. Pepe, que es un hombre corriente, también a primera Vista, topó con ella en la pensión que los papas de María del Sagrario tenían por aquel entonces. Fue a partir de ese momento cuando empezó a emborracharse con infusiones de flores de tilo para entretener sus nervios y dejó de beber tragos de alcohol, a los cuales había sido ALFOMBRAS PERSAS TAPISD ORIENT SERRANO, 6 MADRID- 1. TELEFONO 431 41 20 ALFOMBRAS LEGITIMAS DE PERSIA, ASIA MENOR, CAUCASO, TURQUESTAN Y CHINA LIQUIDAMOS KELIM DE TELAR MARROQUÍ A 3.000 PESETAS S LA CASA HAS ANTIGUA DE ESPAÑA EN ALFOMBRAS ORIENTALES