Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MARTES 10- 3- 87 ABC DE LA EDUCACIÓN -Universidad ABC 55 consigo el ingreso de un candidato en un Cuerpo de funcionarios) la mayoría del TribuSe deberán revisar los Estatutos en muchos casos nal sea designada sin intervención directa de la propia Universidad. Pero cuando se trata El Tribunal Constitucional, en su reciente sentencia sobre la Ley de Reforma Univer- de concurso de méritos (entre funcionarios sitaria (LRU) ha mostrado más sensibilidad por la autonomía universitaria que el Mi- de idéntico Cuerpo) no se compagina con la nisterio, e incluso las mismas Universidades. Su texto esclarece el complejo juego de autonomía de las Universidades el mantenilas tres fuentes de competencias que gravitan sobre las Universidades: Estado cen- miento de esa exigencia. Estos Tribunales tral, Comunidades autónomas con transferencias y autonomía de cada Universidad. han de ser, por tanto, designados íntegraTres son, a mi juicio, los ejes sobre los que vacantes de profesorado (artículo 39.1) por- mente como sus Estatutos establezcan. Esta doctrina brinda la oportunidad de revique esto supondría atribuirles funciones esse apoya la sentencia: En primer lugar, el Tribunal se arriesga a trictamente académicas (siendo órganos que sar el criticado sistema actual. Sería posible, proclamar que la autonomía de las Universi- tienen más de social que de universitario) apelando al régimen funcionarial, eliminar la Por idéntica razón se les priva de toda potes- presencia obligada de dos profesores locadades no es una simple garantía institucional sino un auténtico derecho fundamen- tad decisoria sobre posible modificación de les como insistentemente se viene reclatal Como cualquier otro, tiene un conteni- plantillas (artículo 47.3) ya que ello afectaría mando, por la endogamia provinciana que gedo esencial que toda ley debe respetar, sin al contenido esencial de la autonomía uni- nera en los concursos El libre juego de la autonomía en los concursos de méritos que la configuración de la Universidad como versitaria Queda, por tanto, en evidencia el intento serviría de contrapeso. servicio público disminuya su alcance. La También han de ser flexibles los módulos misma sentencia señala que el interés de la de Maraváll de maniatar la autonomía que la distinción no es meramente teórico; uno de Constitución reconoce a las Universidades, que fije el Consejo de Universidades (artículo los magistrados precisa que, en consecuen- mediante órganos cuya composición facilita- 26.2) para que las Universidades puedan decia, toda Universidad podrá recurrir en ampa- una sumisión a intereses socio- políticos aje- terminar por sí su capacidad para recibir ro ante el Tribunal cada. vez que considere nos a ella. El Tribunal, para hacerlos compati- alumnos. Lo que no parece tan admisible es bles con la autonomía universitaria, se ve que se pueda invertir el juego, sometiendo a afectada esencialmente su autonomía. Coherentemente, el Tribunal confiesa, en obligado a atribuir la titularidad de ésta a la las Universidades a un mecanismo de autorisegundo lugar, sus dudas sobre la compatibi- comunidad universitaria (algo así como la zaciones, que hace que sea el Consejo quien lidad entre la autonomía universitaria y la Universidad en sentido estricto) Este concep- decida por ellas sin hacer público módulo alexistencia de órganos de composición hetero- to, vapuleado por los votantes particulares, guno; como, me temo, está ocurriendo. La influencia práctica de la sentencia puegénea, en los que los miembros propiamente fue patentado en la LRU, e irradiado con en universitarios se hallan en minoría. Del tusiasmo por los correligionarios del ministro de resultar problemática, dado el escaso Consejo de Universidades, por ejemplo, afir- a la hora de elaborar los Estatutos de las aprecio a su autonomía que han mostrado bastantes Universidades, controladas por coma que es un órgano no estrictamente uni- Universidades. El quinto punto rechazado resulta del ca- rreligionarios del ministro. Sus Estatutos se versitario por lo que no cabe asignarle una tarea de revisión que sería extrauniversita- rácter de excepción atribuido al régimen fun- han ido haciendo aceptando autónomamenria Es más: recuerda que este órgano (in- cionarial del profesorado. Se acepta que en te una falsilla ministerial, que los ha loapiventado por Maraváll para suprimir el Conse- los concursos abiertos (que pueden llevar zado de antemano. Sería preciso revisarlos, porque lo que sería rechazajo de Rectores) no representa ble por la imposición legal o a las Universidades. Palmas y pitos ministerial (sorteo de la mayoEl Tribunal resalta, en terría en los. Tribunales de concer lugar, la capacidad de las En opinión de vanos miemdos, ha cumplido con las funciocursos de méritos; DepartaUniversidades para- e n uso bros del Consejo Escolar del Es- nes de cualquier arbitro: dejar inmentos de doce miembros, de su autonomía- selecciotado, el Pleno celebrado el pasasatisfechos a todos los afectados caiga quien caiga) resulta inanar el profesorado. do día 2 de marzo puso de ma- con el laudo que afecta a la entacable si es fruto de la propia nifiesto la intención del ministro Como consecuencia de señanza privada. Además, ha autonomía. La sentencia anide Educación de convertirlo en inaugurado una nueva modalidad este triple punto de partida, ma, pues, a las Universidades una cámara de aplausos de la de arbitraje al incluir en el texto se rechazan por inconstitucioa asumir mayores dosis de política socialista, sin permitir las remitido a la Dirección General nales cinco previsiones de la autonomía de las que, por el discrepancias. No se trata sólo de Trabajo un capítulo de sugeLRU. momento, se han atrevido a de la falta de respeto que supurencias. Tampoco se ha recataejercer. Dos de eHas se refieren al so no hacer llegar a los conseje- do de tachar de intransigentes Consejo de Universidades. No Cinco puntos rechazados, ros el informe elaborado por la La posibilidad de que las podrá asumir la decisión adseis sometidos a interpretaPermanente hasta el comienzo próximas elecciones municipales ministrativa final de los recurción cautelar, más tres protede la sesión y de que el Ministeimpliquen cambios en los Gosos planteados con ocasión gidos indebidamente con rigirio no tuviera a bien distribuir por biernos locales ha llevado a que de la provisión de plazas de dez orgánica y un votante escrito la intervención de José la Federación de Universidades profesorado (artículo 43.3) ya particular que defiende jurídiMaría Maraváll. Se puso adePopulares, en sesión presidida que tal revisión impondría camente la ley, aclarando que más de manifiesto el posible papor Alfonso Guerra, vicepresi una subordinación contraria su juicio político sería por lo pel de Carmen Ferrero, concedente del Gobierno, considere a la autonomía También se general desfavorable El Mijala socialista de Getafe, como que es prioritario reforzar los rechaza, por injustificada, su nisterio, no obstante, se ha coordinadora del Partido SociaPpatronatos municipales para injerencia vinculante en los mostrado satisfecho Puede lista, de acuerdo con la propuesasegurar su continuidad por encontratos con carácter permaque el reciente reconocimienta realizada por José Torreblancima de las eventuales opciones nente de profesores asociato de sus limitaciones le haya ca, presidente del Consejo Escopolíticas Cabe plantearse si en dos de nacionalidad extranjedado una novedosa humildad, a lar, en la reunión de la Comisión la constitución de los citados Para (Adicional 8. hasta el extremo de esperar Federal de Educación del PSOE tronatos también se va a aseguLa actividad de los Consevarapalo aún más severo; o celebrada el 4 de febrero. rar el pluralismo interno o se van jos Sociales resulta también quizá se consuele pensando a convertir en refugios para los José Luis Negro, presidente inconstitucional por partida que el Gobierno vasco no ha actuales munícipes en caso de del Consejo General de Colegios doble. Se rechaza su interlogrado casi nadaque las urnas se vuelvan lanzas. Oficiales de Doctores y Licenciavención en el cambio de nombre o minoración de plazas Andrés OLLERO TASSARA El TC pone en evidencia los intentos de Maraváll por manipular la autonomía estrictamente universitario