Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, pág. 48- RELIGIÓN -MARTES 10- 3- 87 Un medallón de la inmaculada, en una talla de Buda del XVI Tokio. Felipe Carbajo Adscritos al club Avance, consignen una buena integración Madrid. S. R. La preocupación de la Iglesia por los marginados de cualquier clase no se ha limitado a procurarles una reinserción en la sociedad o a prestarles ¡as atenciones humanitarias indispensables. En muchos casos, en la medida de lo posible, se intenta ofrecer a estas personas ¡a posibilidad de que participen en el mensaje evangélico. Fruto de esta labor ha sitío la confirmación de catorce minusváüdos psíquicos el pasado sábado en Madrid. Desde 1971, varios grupos de jóvenes estudiantes de BUP, COU y universitarios se han ido turnando para hacer una experiencia de acogida a minusválidos psíquicos e intentar que la integración de éstos en la sociedad sea la máxima posible dada su situación. Estos jóvenes, coordinados por el club Avance, comparten con sus amigos minusválidos su tiempo de diversión: todos los domingos del año, desde las cinco de la tarde hasta las ocho y media, quince días de vacaciones del mes de julio, convivencias de fin de semana y excursiones. El hacer cosas que son normales para los demás se convierte en una experiencia sumamente integradora y terapéutica para los minusválidos psíquicos. Al mismo tiempo, los jóvenes que en un primer momento han podido acercarse a los minusválidos para dar, se dan cuenta de lo mucho que de ellos pueden recibir. Una de las actividades del club Avance consiste en ofrecer a los minusválidos una posibilidad de formación cristiana. Fruto de esta labor, catorce jóvenes y adultos minusválidos psíquicos recibieron el sábado el sacramento de la confirmación en la iglesia de las Hijas de la Caridad, en Madrid. Es en los locales del convento de estas religiosas donde se reúnen los miembros del club para realizar sus actividades con los minusválidos, incluida fa catequesis. Las estadísticas dicen que en España hay más de un millón de deficientes, de los cuales setecientos mil son físicos, cien mil sensoriales y doscientos mil mentales. Ante estos datos, la Iglesia no ha quedado indiferente. En octubre de 1981 los obispos de la Comisión Episcopal dé Pastoral afirmaron que los minusválidos tienen derecho no sólo a toda nuestra comprensión, sino, sobre todo, a nuestra más decidida ayuda para que superando tantas soledades, impotencias y frustraciones adquieran la seguridad de poder afrontar la vida dignamente por sí mismos Ese mismo año, Juan Pablo II, en una alocución a todos cuantos se dedican al cuidado de estos erffermos, dijo: La persona minusválida es un sujeto plenamente humano, con los correspondientes derechos innatos, sacros e inviolables. Tal afirmación sé apoya en el firme reconocimiento de que el ser humano posee una dignidad propia y un valor autónomo propio desde su concepción y en todos los sentidos de su desarrollo, sean cuales sean sus condiciones físicas El cardenal Ratzlnger presentará hoy en el Vaticano, como ya hemos informado en días pasados, el documento sobre la bioética, en el que la Iglesia se pronuncia una vez más a favor de la vida humana y pide que se tengan en cuenta los derechos del no nacido. Todo preparado en Málaga para celebrar Semana Santa Málaga. Francisco Acedo El 28 de marzo, en eJ conservatorio El Ejido, de Málaga, tendrá lugar el solemne acto del pregón de la Semana Santa de 1987 a cargo de un cofrade bien conocido en esta tierra como es Antonio Garrido Moraga, de treinta y un años de edad. Se inició en La Esperanza, donde es actualmente secretario de la Junta de gobierno, pero también participó en la refundación de la archicofradía de los Dolores, ocupando hoy en día un puesto de consejero de la Junta. Antonio Garrido es doctor en filología hispánica, así como catedrático de lengua española, impartió clases en la Universidad de Sevilla y ahora es profesor de la Facultad de Filosofía y Letras de Málaga y también secretario general de ios- cursos universitarios de español para extranjeros que se celebran cada verano. El pregón lo tiene prácticamente confeccionado, anunciando de modo esquemático a los medios informativos que será sencillo y actual, con un repaso a cada una de las cofradías y hermandades que componen el mundillo malacitano de la Semana de Pasión, uno de los grandes a c o n t e c i m i e n t o s religiosos- populares más importantes del año en el pueblo andaluz. El relevo en el pregón se lo hará el rector de la Universidad de Málaga, José María Martín Delgado, que en 1986 realizó este cometido de gran honor en el mundo semanasantero de Málaga. Como se suele decir por estos lares, en Málaga huele ya a Semana Santa. Piden al Papa la beatificación de un gitano español Roma. Efe En el Congreso del Comité Católico nacional Gitano, celebrado este fin de semana en la ciudad italiana de Brescia, se ha acordado solicitar a la Santa Sede la agilización de los trámites que conducirían a la beatificación de Ceferino Jiménez Amaya, español de raza gitana. Jiménez Amaya, conocido con el sobrenombre de Pele fue detenido y posteriormente asesinado en Barbastro, al comienzo de la guerra civil española, por salir en defensa de un sacerdote a quien iban a fusilar y por haberle encontrado en sus bolsillos un rosario. Escondido en una talla de Buda del siglo XV! ha aparecido un medallón español de la Inmaculada cerca de la milenaria ciudad de Kioto, en el Japón. La noticia, con una fotografía del mismo, la daba el periódico Yomiuri el de mayor tirada del país, con trece millones y medio de ejemplares diarios. Según el mismo periódico, es evidente que se trata de una efigie deja Virgen escondida por algún antiguo cristiano en tiempos dé! a persecución de Hideyoshi, hacia el año 1587. El medallón fue descubierto por una familia particular al remover una estatua de Buda, de algo más de un metro de altura, a fin dé efectuar algunas transformaciones en su vivienda. El medallón es de bronce y mide once centímetros por siete, de forma ovalada. Y muestra a la Virgen con el cuello ligeramente inclinado hacia la derecha, las manos juntas ante el pecho, con una luna bajo los pies y siete estrellas aureolando su cabeza. En la parte superior aparece el sol derramando sus rayos en relieve sobre el contorno del medallón. Dispone, además, de un dispositivo para ser colgado de la pared. En el año 1549 San Francisco Javier introdujo el cristianismo en el Japón y los misioneros españoles y portugueses lo difundieron especialmente en Nagasaki. En 1587, con la prohibición de la religión cristiana, los creyentes se vieron forzados a ocultarse y practicar- a escondidas sus ritos. Las autoridades japonesas de entonces se valían para sacar a la luz a estos cristianos fieles sometiéndolos a la prueba de pisar una efigie religiosa (fumie) casi siempre de la Virgen. Este ambiente lo encontramos dramáticamente descrito en la famosa novela Silencio traducida al español, del actual novelista Shusaku Endo, llamado el Graham Greene de la literatura japonesa Hasta ahora se habían encontrado solamente otras cuatro de estas imágenes, todas en la provincia de Nagasaki, enterradas dentro de vasijas de porcelana. Esta es la primera hallada en una estatua de. Buda y también fuera de Nagasaki. En el lugar en que se ha descubierto sabemos que existió el Seminario Azuchi, el primero del Japón, fundado en 1580 y en torno al cual floreció una comunidad cristiana antes de promulgarse la persecución religiosa. Por sufragio universal fue elegido párroco de Meta di Sorrento, en el sur de Italia, y siguiendo una costumbre que viene desde hace ochocientos años, el sacerdote Genaro Starita, que recibió 1.839 votos de sus futuros feligreses frente a los 1,133 de su contrincante. En esta ocasión la novedad sobre la vieja tradición fue que también votaron las mujeres. Los capellanes penitenciarios celebrarán una asamblea nacional los próximos días 12 y 13 de marzo. Presentará la asamblea el obispo Ambrosio Echevarría, responsable de la pastoral penitenciaria, e intervendrán, entre otros ponentes, los padres José Antonio Pagóla y Evaristo Martín Nieto. Dedicarán la mayor parte de sus trabajos a exponer sus experiencias personales en el campo de la pastoral en las cárceles.