Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, pág. 46- SUCESOS -MARTES 10- 3- 87 Presa de Tous: Protestas y cierre Un miiiar de personas pidió justicia ante la Audiencia Valencia. Efe y Ep Un miliar de afectados por! a riada que ocasionó, en octubre de 1982, el desmoronamiento de! a presa de Tous y provocó la muerte de nueve personas y cuantiosos daños materiales en la ribera valenciana, se manifestaron ante la Audiencia Provincial de Valencia, donde comenzó ayer ei juicio por! a catástrofe. En la causa figuran como procesados cuatro técnicos, responsables de la construcción y mantenimiento de ia presa. Coincidiendo con el comienzo de la vista, los comercios de Alcira y los pueblos próximos afectados por la riada cerraron sus puertas como señal de apoyo a la celebración del juicio al tiempo que un miliar de personas se trasladaban hasta Valencia en autocares y vehículos particulares para manifestarse ante la sede de la Audiencia Provincial con pancartas en las que se exigía justicia y el pago de indemnizaciones suficientes por los daños sufridos entonces. Junto a los manifestantes acudió a la Audiencia el empresario Luis Suñer, de Alcira, que fue recibido entre aplausos. El industrial, que portaba una pegatina en la que se leía el iema Justicia por la Pantanada comentó que consideraba que los seguros le habían pagado solamente la mitad de las pérdidas sufridas por la inundación. Ante la Sala, presidida por el magistrado José Luis Pérez Hernández, comparecieron ayer Jesús María González Marín, encargado de mantenimiento de la presa; Ramón Guerrero Martín Romero, director de grandes presas del Ministerio de Obras Públicas; Salvador Madrigal Sánchez, ingeniero encargado de la construcción de la presa, y Florentino Santos García, que sustituyó al anterior en la dirección de los trabajos. El juicio dio comienzo con la declaración de Salvador Madrigal, que respondió a las preguntas del fiscal! El procesado Madrigal Sánchez explicó detalladamente las razones por las que se había reformado el proyecto de la presa de Tous, pasándose de una construcción de gravedad a otra de aglomerado. Según Madrigal, al ser coronada totalmente una presa de materiales sueltos puede desmoronarse, pero una presa de gravedad es más fácil que reviente o vuelque Madrigal manifestó que la presa se puso en carga en el año 1978, antes de recibir la obra la Administración, ya que es habitual, durante la construcción, efectuar numerosas pruebas a base de carga controlada, lo que se avisó oportunamente a las máximas autoridades de la cuenca. Salvador Madrigal fue interrogado, inicialmente, por el Ministerio Púbüco: el fiscal jefe de la Audiencia Territorial, Bemardino Ros, y el fiscal de la Provincial, Gonzalo López Ebri. El ingeniero del MOPU fue preguntado sobre los problemas de las compuertas y aliviaderos de la presa, sobre lo que Madrigal considera que, en su proyecto, era más propio llevar a cabo ei sistema de compuertas que únicamente la fórmula del labio f i j o El procesado afirmó también que la presa no estaba prevista para soportar la tremenda cantidad de agua acumulada. Tras la declaración, el Tribunal ordenó un descanso durante el cual se constituyó el Tribunal de la Sección Tercera de ia Audiencia Provincial en la Sala Primera, por ser la más espaciosa del Palacio de Justicia. Las partes aportaron, durante más de una hora, nuevas pruebas documentales, como libros de texto de las escuelas de ingenieros. Todas las pruebas fueron aceptadas por el Tribunal, incluso una. controvertida propuesta del letrado Ignacio García Romeu, defensor de Florentino Santos García, que aportó certificados médicos referidos a una dolencia de riñon qué padece su patrocinado, lo que le exige beber agua frecuentemente, razón por la que solicitaba se permitiera al procesado esta ingestión. El letrado Rafael Crespo- Azorín, que figura entre los acusadores particulares, dijo que esos certificados no tienen nada que ver con el sumario y que es una prueba subliminal para presionar a la Sala El defensor García Romeu pidió la palabra para expresar que estaba atónito o por lo menos he de mostrar mi desagrado y que si en este momento presenciamos algún medio de presión son las voces que se oyen desde la calle, por lo que considero la observación del acusador como una ofensa a la Sala y a mi patrocinado La vista quedó suspendida hasta la mañana de hoy, dedicada, al igual que los próximos dos días, a las declaraciones de los procesados. Se calcula que la vista oral, a la que han sido citados un total de ochenta y dos testigos, se prolongará hasta el día 1 de abril, reservado para ia lectura de los informes. ¡La culpa es mía! dice un marinero del ferry británico Bruselas y Londres. Agencias Con e! rescate ayer de otro superviviente, el número de personas que salvaron la vida en el accidente de! transbordador británico Herald oí Free Enterprise hundido el pasado viernes frente a! puerto belga de Zeebrugge, asciende a 409, según fuentes oficiales de Bruselas. Las autoridades judiciales belgas interrogaron ayer a un marinero de veintiocho años que según varios testigos gritaba desesperadamente en el momento de ser rescatado: ¡La culpa es mía! ¡La culpa es mía! ¡No las cerré bien (las compuertas) El ingeniero Jack Brown, diseñador del sistema de puertas del transbordador, declaró ayer que es imposible que la tragedia se produjese por un fallo mecánico Niego categóricamente- d i j o- que las puertas del Herald of Free Enterprise pudieran abrirse por un fallo de los sistemas hidráulicos o eléctricos. La compañía belga- holandesa Smit Tak necesitará alrededor de cuatro semanas para reflotar el ferry en una complicada operación técnica. Un gran barco grúa de- la citada compañía se encuentra ya junto al buque siniestrado para comenzar las primeras operaciones, que consistirán en la recogida de los vehículos que se hallan en el interior del transbordador. Las esperanzas de encontrar con vida a alguno de los desaparecidos son mínimas, pero por el momento las autoridades belgas no han acordado el cese de las labores de rescate. Los primeros datos señalaron que viajaban 543 personas a bordo del Herald of Free Enterprise Sin embargo, persisten las dudas sobre el número exacto de pasajeros, ya que se baraja la posibilidad de que alguro de los viajeros de última hora no figurara como embarcado. En cualquier caso, la empresa Townsend Thoresen, a la que pertenece el transbordador, informó desde Londres que el número de muertos se eleva a 58 y ascienden a 77 el de los desaparecidos. Se ha sabido que el buque siniestrado transportaba más de once toneladas de solución de cianuro, entre los ocho productos tóxicos contenidos en bidones, según declaró ayer en rueda de Prensa Miet Smith, secretaria de Estado para el Medio Ambiente, en Bélgica. Smit dijo que los peligros de contaminación son, hasta ahora, limitados dado que ninguno de ¡os bidones recuperados tenía fisuras. Por su parte, representantes de partidos ecologistas europeos condenaron ayer en Bruselas la presencia de estas substancias tóxicas en el buque británico. Para los verdes no sé ha aprendido la lección del naufragio, en agosto de 1984. del carguero francés Mont- Louis en el Canal de ia Mancha, con substancias radiactivas a bordo. D Unas trescientas personas lograron escapar con vida el pasado domingo al lanzarse al mar cuando se incendió el transbordador en el que viajaban cerca de la isla Sinitog, en el centro del archipiélago filipino. Dos horas después de zarpar del puerto de Dumaguete, a seiscientos kilómetros al sur de Manila, el barco Geoper se incendió y se hundió