Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 A B C SOCIEDAD modada en la sima de la desesperanza y la necesidad material. Han de hacer compatible el trabajo mal retribuido con el cuidado de la prole y las atenciones del hogar. En Gran Bretaña, sólo el 0,1 por 100 de los menores de edad tienen un puesto gratuito en un jardín de infancia. El Fisco no tiene tampoco compasión alguna cuando aquellas madres han de pagar los impuestos. Según un estudio realizado por la Universidad de Pensilvania, la mitad de los niños bajo la custodia de la madre no ven jamás a su padre natural. En el país más rico del mundo, según afirma en su libro Hewlet, la mitad de los. niños nacidos en la década anterior vivirán al cuidado de sus madres, en condiciones de pobreza absoluta. Una mayoría de españoles, por ejemplo, recuerdan que vivieron la infancia con el padre y la madre en casa, con las necesidades materiales cubiertas, y si había sobresaltos económicos se superaban con un sentido indestructible de comunidad familiar. Esos españoles bien pueden decir ya que han sido unos privilegiados y que esa armonía es atacada implacablemente por las llamadas de la tendencia modernista. Ese tipo de familia, con el padre que gana el dinero, con la madre en el hogar y con dos o tres hijos, supone el 10 por 100 únicamente de la población británica. Pronto será el argumento de seriales de televisión dedicados a exhibir aspectos sociales de un pasado lejano. En Estados Unidos hay un 6 por 100 de ese tipo de familia del pasado. Muy grave parece que cuando los mascarones de proa del progresismo tocan el tambor para cantar las glorias de esa revolu- MARTES 10- 3- 87 Tras la anulación, el nivel de vida de la mujer desciende un 73 por 100, el del hombre se eleva un 42 por 100 una de las decisiones más provechosas es dar el esquinazo a la esposa. La liberación de la mujer es, en muchos casos, una catástrofe. Consiguió, esto sí, acceder a casi todas las profesiones, pero la maternidad neutraliza las conquistas. Ha de elegir la que aspire a la igualdad ptena con el hombre entre el amor y la familia, la soltería y la infecundidad. La mitad de las que opten por la familia la perderán para ingresar en el censo de las mujeres que viven de un salario insuficiente, condenadas a la pobreza, con la responsabilidad de sacar adelante a la prole y muchas veces sin esperanza de empleo. La mitad de los niños que viven bajo la custodia de su madre no ven jamás a su padre natural ción, los aprovechados sean quienes toman las afufas en el matrimonio para mejorar de fortuna, y animar a la compañera a desentenderse de los hijos. A la mujer hay que amarla, sufrirla y transformarla en liberada. El 90 por 100 tiene hijos. La visión de quienes rompieron las cadenas de la mujer era que esta prefería un hombre sin dinero. En la nueva cultura del yuppy prevalece el amor por ¡a plata y, por lo tanto, sin hijos. La yuppy no puede ser madre y trepar por el mundo profesional. Hewlet critica el entusiasmo de muchas libertadoras por el aborto. Es el derecho a no tener hijos cuando tantas divorciadas luchan por mantenerse a flote con la prole. A su juicio, la izquierda política dedica sus esfuerzos a la campaña abortista porque la considera más brillante y ganadora de votos. En cambio, hay pocas iniciativas para mejorar la suerte de las divorciadas y de sus hijos. Esa cruzada laica en favor del divorcio y el aborto alimentan la fantasía de unas conquistas capaces de liberar a la mujer de servidumbres seculares y de las impuestas por la Naturaleza. En la práctica la han condenado a padecer con sus hijos dentro del nuevo proletariado, minado por las necesidades, que ya es símbolo de las sociedades modernas en los países más ricos. En la sima de la desesperanza Antes de los logros del feminismo se rendía culto a te maternidad. El lugar de la mujer estaba con la familia en la casa. Aquello fue ridiculizado como la quintaesencia del despropósito. La seguridad de esa concepción fue sustituida por una dramática inseguridad, por un puesto de trabajo mal retribuido y unas lamentables asistencias de la sociedad en favor de los hijos. Esa es la triste situación del 90 por 100 de las divorciadas norteamericanas condenadas a no recibir ayuda económica de sus ex maridos. El divorcio ha precipitado a madres e hijos de clase media aco- TENER U N LANCI n i U H I S SÁNCHEZ, 5. A. florida. 64. ¡loria MÁRPAMOVIl, S. A. Alcalá Martínez de lo Ossa. 3. Albacete- AUTOSLASMAlt, S. A. Avdo. deOrihuelo. 2l. Alicante- IJALMOVIL. S. A. AlcoideMuñoz, 15 Almería- DARDCtAUTOMOVILCS. Rosselió y Cazador. 22. Palma de Mallorca- AUTOITALIA. Bolmes, 212 y Escuelas Pías, 7. Barcelona- THEMAUTO. Amovió Casteiídeteis, K- n. 5. Prai de llobregat (Barcelona) -OIFISA. Sonda de Poniente. 73 Sobodell (Barcelona! -LANSHIRRY, S Ñuño Conos. 2 Cádiz- TUfi N, 5. A. Concepción Arenal, I Castellón- TVSISAtSTO, S. A. Cl- a. Sarcetnc, 16. Gerardo MASTEB MOTOR. P? de Ronda. 144. Granado- AUTOTKtS, S. A. francisco Afilio, 16. G jadabiato- AUTO- 4, S. A. AUTOUDl Fotos, 2- 6 Huesca AUTOSBUM. S. A. Calderón, 8. linares (Jaén) TtCKKOMOTOR, S. A. Ora. iS oob- o V! Km. 590. Perillo- Oleiros. lo Canina TASBÍgNeüOTURISmOS, S. A. Moroués de Murrieta. 49. logrona (lo SioioJ COViHSA. Avdo. Facultad Veterinaria, 43. león CAP- POHTCAK, S. A. A da, de ios Garrióos. 15. ¡érido LUOOCAR, S. L. Avaa. de la Conjño. 120- 122 lugo C O M K C I A l AUTO- H 1 SRAMM, S. A. Oro. Borcelana. Km. 11,300 y Paseo de la Castellano, 266. Madrid- VAOMA, S. A. GhrielolópezdeHoyos. 5. Madrid- MAB 7O SfílCUNAyC ¡a. Cuartek! s, I. Málaga MUIRÁS A. Ora. AUcar. te. Km. 1 Murcio- MíDANSA. MorUn Azptcueta. 22. Pamplona- PILAN. S. A. Adoro, ó. G ion (Oviedo YAUTO. fue les Acevedo. 37. Oviedo AUTOMÓVILES SANSC. M de Molino, 2. Falencia PONTCCAg, 5 1 laweiro Crespo, 32. Pontevedra V 1 ACAR, S. A. Avdo. Madrid, 22. ge. ÍPonfevedro) OAKAJl VILÍARBOÍL. Avda. llalla, o. Salamanca- HHOS. MATEO IORBHZO. S. A. Pol. tnd. de lnur, Parcela 42. C AvE. Sonó- MtNICAR PONS, S. A. Gosome ro, 40- 42. Tarragona JESÚS MACHUCA, S. A. Plazade los Tinajones, 1 y 2. Tola- jera (To edoJ SOLAU 7O, S. A. Doctor Suro. 36 38 Valenao JUCAUZO, S. A. P ¡sabe! la Calóüca, 22. Vai adord- AU 1O LANZ, S. A. Rodríguez Anas, 60. Bilbao- NIVCLCO, S. A. Fernando Ei Católico. Zaragoza.