Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 A B C INTERNACIONAL Horizonte MARTES 10- 3- 87 Kohl confía en un acuerdo entre Washington y Moscú Bonn. Carlos Bribián Helmut Kohl, canciller federa! está plenamente convencido de que, en el discurrir del presente calendario 1987, la Unión Soviética y los Estados Unidos llegarán a un acuerdo para la reducción, en el espacio geográfico europeo, de los cohetes de alcance medio. En declaraciones del jefe de Gobierno alemán federal, que ha publicado un popular diario del país, Kohl aún va más lejos en el tema: USA y URSS no sólo firmarán en este año y en las negociaciones sobre el tema Helmut Kohl desarme un acuerdo, sino que enhebrarán incluso una segunda fase del mismo, que comprenderá la reducción de los cohetes de alcance corto. Al entender de Helmut Kohl, en el discurrir de bs últimos diez días, tanto Mijail Gorbachov como Ronald Reagan han dado importantes pasos para el acuerdo. Subraya el canciller en ia entrevista, razón de esta crónica, por otra parte, lo peligrosa que puede resultar para los países de la Alianza Atlántica la enorme superioridad so- viética en lo que. a los cohetes de corto alcance se refiere, y una vez que se haya procedido al desarme, por el acuerdo que cita, de los eurocohetes Subraya que también con los de corto alcance (hasta 1.000 kilómetros) es preciso llegar a una reducción útil, a un auténtico equilibrio entre el Pacto de Varsovia y OTAN. No hay dos sin tres, Helmut Kohl puntualiza que, posteriormente, y dada la abrumadora superioridad soviética en este otro sector, será preciso también en su día entrar en negociaciones para la reducción del armamento convencional. Tanto Helmut Kohl como el ministro de la Cancillería, Wolfgang Schauble- éste, en declaraciones a otro periódico alemán- subrayan firmeza y solidaridad entre los países de la Alianza Atlántica. El Congreso de los EE UU ha concedido inmunidad a ¡vicealmirante Poindexter, ex consejero especial del presidente en el Consejo Nacional de Seguridad, de forma que pueda declarar sobre el Irangate Al parecer, según The Washington Post Poindexter posee pruebas de que Reagan fue informado en dos ocasiones por lo menos de que la venta de armas a Irán estaba dando un dinero que iba a parar a la tesorería de la contra Si existiesen tales pruebas y pudiesen ser exhibidas en público, es indudable que Rea gan tendría que presentar su dimisión, como le aconseja el 30 por 100 de las personas que son preguntadas ai respecto. Ahora hemos de ver si Poindexter usa de su inmunidad para hacer- y probarlo que le atribuye el Washington Post Como saben ustedes, el Comité investigador del Irangate autor del Informe Tower entre las muchas cosas que dejó en el aire, sin sustanciar, fue ¡a de si Reagan conocía o no el famoso desvío del dinero de las armas a la contra nicaragüense. Pero aunque dicho informe ha sido calificado de devastador por publicaciones cómo Newsweek hay gente que no se conforma con menos que con sangre y, así, pretende que el trío investigador pasó ligeramente por alto muchas cosas Mi consejo, si ustedes quieren uno, es el de que no esperen nunca, en esta clase de asuntos, toda la verdad: con lo que se opera en las obras de demolición de un presidente es con medias verdades- medias mentiras. No se crean ustedes por un momento que las personas dedicadas al acoso y derribo de Reagan han abandonado su presa; no lo harán nunca. Tendremos Irangate hasta el amargo final, cualquiera que sea. Lo que sí está claro- y éste es el momento de recordarlo- es que la presidencia de los EE UU, que es la institución política más importante de la nación, viene deteriorándose progresiva e intermitente- mente desde 1963; creíamos que con Reagan, al fin, se había estabilizado. Era sólo una falsa impresión. Repasemos esa historia: En 1963, Kennedy fue asesinado. Le siguió su vicepresidente Lyndon B. Johnson. De un gran éxito inicial, ni siquiera se atrevió a presentarse a reelección al volcarse sobre él todo el plomo de la guerra de Vietnam. Le sigue Nixon, con un magnífico primer mandato. Y al segundo le cae encima el Watergate que le echa a puntapiés de la Casa Blanca. Entonces, por primera vez en la historia del país, asume la presidencia un hombre que no había sido elegido por el pueblo: Gerald Ford, un hombre decente, pero nada más. Al fin, llega Jimmy Cárter, el más provinciano de los presidentes, y lo hace tan mal que sólo puede cubrir un mandato. Su reelección la tritura Ronald Reagan, como ustedes recordarán, y que en su reelección, a su vez, se lleva 49 de los 50 Estados cte la Unión. Para a mitad de su segundo mandato caer en el pantano del Irangate donde bracea desesperadamente. La presidencia de los EE UU, que solía ser el cargo político más estable del mundo, se ha convertido en una cuerda floja sobre la que los últimos seis presidentes han hecho toda clase de contorsiones, con numerosas costaladas. Uno siente la. tentación de preguntarse: ¿qué o quién puede estar interesado en hacer de la gran institución que fue la presidencia un lugar inhabitable, que a la menor señal de éxito tiende al titular una trampa mortal? Nadie se atreve a hacer esa pregunta, porque el peligro de que le tachen de cazador de brujas, de padecer eso que Brian Crozier llamaba sentido conspírate vo de la historia es muy grande. De forma que el país se deja llevar dulcemente, río abajo, tragándose todas las ruedas de molino. ¡Señor Poindexter, su tumo! Manuel BLANCO TOBIO Comienza el juicio por el atentado de la Los obispos norteamericanos, estación de Bolonia, tras dos aplazamientos en defensa de Marcinkus Afp Washington. El presidente de la Conferencia Episcopal Americana, monseñor John May, emprendió R o m a M. C. ayer la defensa del presidente del Insituto Ayer se reanudó el juicio contra los presuntos autores del atentado perpetrado en la es- para las Obras de Religión (IOR) publicando tación de Bolonia el 2 de agosto de 1980 y que causó 85 muertos y 200 heridos. El pro- en Washington un documento en el que criticeso se inicia tras dos aplazamientos: el primero, el i 9 de enero, a causa de no haber ca en estos momentos difíciles, de nuestro concluido las obras de la sala; el segundo, por dos nuevas causas que se añadieron. hermano los juicios apresurados dirigidos contra él. Es un hombre íntegro y honesto El atentado de Bolonia ha sido el mayor y añadieron el 2 de marzo figura una que in- afirma May en el comunicado que denuncia, más: sangriento, cometido por el terrorismo en cluye a Francesco Pazienza, extráditado de por falsa, la caricatura que de él ha trazado Italia. Una maleta llena de explosivos fue los Estados Unidos por su presunta participa- cierta prensa en todo el mundo. abandonada en la sala de espera de la esta- ción en la quiebra del banco Ambrosiano y ex Monseñor Marcinkus es originario del Estación. responsable del servicio de información y se- do de Illinois y está acusado por la Justicia- Según los jueces instructores, uno dé los guridad militar (SISMI) Una de las acusacio- italiana de haber participado en la quiebra inspiradores del atentado fue Licio Gelli, jefe nes contra Pazienza es precisamente por ac- fraudulenta del Banco Ambrosiano en 1982. deja logia P- 2, a través de los servicios se- ciones ¡legales dentro del SISMI. Las autoridades romanas han solicitado al cretos italianos y con la participación de ele- Pazienza podría polaborar con la justicia a Vaticano su extradición, que ha sido denementos neofascistas. Entre las causas que se cambio de algún tipo de acuerdo. gada. Complejas conexiones con la quiebra del banco Ambrosiano