Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
72 A B C CAMPEÓN LUNES 9- 3- 87 Juanito: Intento formar chicos que sean modelo de educación y respeto El futbolista del Madrid dirige la Escuela Municipal de la AFE Madrid. Ignacio Torrijos Juanito, jugador del Real Madrid, hombre a quien su propio temperamento le ha hecho jugadas tan peligrosas como las que él crea frente a las porterías adversarias, dirige desde hace casi un año en Madrid la Escuela Municipal de la AFE (Asociación de Futbolistas Españoles) Este virtuoso del balón, que siempre tuvo más problemas con su lengua que con las defensas, parece satisfecho, ahora, de redimirse en la guía deportiva de los niños. A los niños les hablé muy claro desde el principio: Esta escuela- les dije- debe ser un modelo de educación y respeto entre todos Intento formar chicos que cumplan ese objetivo. Además, tenía que quedar claro que lo más importante está en los estudios, y que el que suspendiera dos o tres evaluaciones lo iba a tener difícil... Se trata de que sean futbolistas educados y de inculcarles la amistad y el calor humano En ese empeño, estudiar la psicología de cada aprendiz resulta tan importante como conocer sus condiciones técnicas: Los hay muy sensibles, por ejemplo, y a ésos hay que tratarles de forma distinta. Algunos se echan a llorar enseguida, y tengo que sacarles del grupo para explicarles que si doy un grito es para que comprendan que conviene hacer las cosas con más alegría. Otros tienen más dureza en sus respuestas. Sobre todo, es muy importante la disciplina en el vestuario; porque algunos, al querer ser líderes, pueden acabar siendo libertinos y provocar el temor de los demás. A ésos siempre les digo lo mismo: Gánatelo en el campo, siendo buen jugador y buena persona La escuela tiene un régimen de convivencia y comportamiento reflejado en diez puntos que los alumnos, niños o púberes, deben recordar con el mismo esmero que la alineación de su equipo preferido. Juanito sabe que sus actitudes no siempre se han ajustado a ese decálogo que ahora debe predicar... ¿Qué puede pensar un alumno de su profesor cuando ve que éste, por ejemplo, escupe en el campo a un ex- compañero como Stielike? No lo sé... La verdad es que los chicos se han olvidado de esas cosas, o no se han enterado de ellas. Son crios y tienen mucha admiración por Juanito... Los de diez años no creo que sepan nada de mis polémicas. Los mayores, tal vez, pero ninguno me ha recordado nunca nada. A lo mejor mi proceder ha sido tan humano y cariñoso con ellos, que, por respeto, han preferido no decírmelo Uno de sus propios hijos, Juan David, juega de portero en la Escuela de la AFE, aunque le tengo que poner allí por conveniencia del equipo; él prefiere jugar de delantero Esto no quiere decir, sin embargo, que otro le haya ganado el puesto: Les tengo dicho que aquí estamos para mejorar, no para hacer competencia por los puestos, porque los vamos turnando. El problema es que luego trasladan esto al campo y a veces son demasiado conformistas Juanito asegura que su fama de hombre polémico no interfiere en la enseñanza que da a los niños en la escuela de la AFE con carino, de todos tus alumnos de esta escuela Se me cayeron las papas, como dicen en mi tierra. Yo creo que no fue sólo por haberme casado. Me parece que quisieron aprovechar eso para demostrarme el aprecio con que me acogieron desde el principio Creo que no tengo grandes dotes de pedagogo, porque me sigo poniendo nervioso. Pero intento salvar los problemas de modo tranquilo, algo que nunca supe hacer en mi vida deportiva hasta muy tarde Juanito asegura que llegó un momento en que me di cuenta de que estaba haciendo el bobo total. Yo podía haber alcanzado un nueve en el fútbol, pero me quedé en un siete por ser tan claro de puertas para afuera, por actuar en la vida con el corazón, más que con la cabeza. En mí pesó tanto la polémica como el juego, y nunca tuve una gran, masa a mi alrededor, como puede ser el caso de Emilio (Butragueño) Y después, cuando ya había cambiado, las consecuencias de aquello han impedido que me dieran oportunidades para que la gente me viera jugar El cambio se produjo con ocasión de un partido que el Madrid disputó en. Bruselas contra el Anderlecht. Era con Amancio. Dije que Lozano tenía que jugar, porque era un futbolista como la copa de un pino, y eso me perjudicó muchísimo. Me apartaron del equipo por desconsideración hacia otros compañeros. En ese momento me di cuenta de que hacía el tonto y de que así no podría terminar mi carrera en el Madrid, como era mi ilusión. Pero todas esas cosas casi siempre me han pasado por defender a los demás Pedagogo con pasado En los partidos, lo que Juanito les pide es que la toquen, que muevan el balón, que entren regateando en el área si pueden, entre otras cosas porque muchos no tienen aún fuerza para chutar desde lejos. Los otros equipos suelen ser mucho más duros, o dan patadas a destiempo, pero no sé cómo pedirles a los míos que actúen como ellos en esos casos. En ésta categoría, soy incapaz de hacerlo... Otras veces, ves a uno que da un pelotazo y vas a reñirle, pero piensas que tú a lo mejor acabas de hacerlo también en un partido. El estar en activo me ayuda mucho para no enojarme si fallan Dos días después de casarse, al acabar la clase, Juanito se marchaba de la Elipa con prisa. Pero los más pequeños le dijeron: Profe, profe, no te vayas, espera un momento Entonces- recuerda Juanito- me rodearon todos, dejándome en medio del círculo, y llegaron dos o tres con una placa, que decía, más o menos: A Juan Gómez, -Guerra al patadón Juan Gómez González (Juanito) 10- 11- 1954. Fuengirola (Málaga) 1 69. 70 kilos. Casado. Cuatro hijos: Juan David (10 años) Joaquín Roberto (8) y Jennifer (4) de su primer matrimonio, con Mari Carmen; y José Borja (6) con su actual esposa, Fernanda (se casaron el pasado 15 de enero) ingresó en el Real Madrid, procedente del Burgos, en 1977. Ha ganado 4 títulos de Liga, 1 de Copa del Rey, 1 de Copa de la Liga y 2 de la Copa de la UEFA. Internacional 9 veces con la selección juvenil, 2 con la olímpica y 34 con la absoluta. Estuvo en los mundiales de Argentina- 78 y España- 82. La Escuela Municipal de la AFE se creó con el objetivo de recoger a los mejores chavales de otras escuelas ya existentes en Madrid. Es una escuela de perfeccionamiento Las sesiones de trabajo, dirigidas por Juanito, son los lunes, miércoles y viernes, de 6 a 8 de la tarde, en la Elipa. Los colaboradores de Juanito son: Paco Tocón, Antonio Añero, Pedro Jiménez Serrano y Antonio Chaves. Juanito, como directivo de la AFE, fue encargado por ésta para ofrecer el puesto a Del Bosque, que declinó el trabajo por falta de tiempo. Entonces se decidió que, el director de la escuela fuera Juanito. Juanito comenzó con su labor en Mayo de 1986. Me fastidiaron la feria de San Isidro (Juanito es muy aficionado a los toros) pero para mí era una ilusión nueva, que mantendré toda mi vida. Me gusta ser entrenador. Lo de profesor no me gusta decirlo, es más serio... En la Escuela hay cuarenta y ocho chavales, cuyas edades están comprendidas entre los 10 y los 15 años. Muchas, veces me entusiasmo dice Juanito, cuando les veo hacer tres o cuatro paredes seguidas, o dar más de cien to- ques consecutivos con la cabeza. Todo eso viene gracias al volumen de práctica- técnica que les damos. Al final, lo más positivo es la base técnica. Aunque el fútbol es en gran parte intuición, se pueden aprender muchas cosas si coges a los chicos desde los diez años. Les digo: Hoy os vais a aburrir tela... y están veinte minutos seguidos dando pases con el interior del pie, por ejemplo Mi juego lo he enfocado siempre con el deseo de agradar a la gente, de que se llevasen algo en la retina. Ahora intento inculcar algo de esa mentalidad en los niños. Cuando veo que otros equipos juegan al patadón, o hacen cosas parecidas, me siento incapaz de decirles que, si es necesario, hagan lo mismo