Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 9- 3- 87 INTERNACIONAL ABC 21 Consenso general USA- URSS para eliminar los misiles de alcance medio Los detalles y la verificación centran las discrepancias Nueva York José María Carrascal Como en el verso de Juan Ramón, la primavera ha venido a las relaciones soviético- norteamericanas, sin que nadie sepa como ha sido. Shultz viajará a Moscú a entrevistarse con su colega Shevardnadze y ambos gobiernos se muestran igualmente optimista ante la posibilidad de alcanzar un acuerdo sobre euromisiles en plazo relativamente corto. Es un vuelco dramático respecto a la situación que teníamos hace una sola semana. Porque el acuerdo sobre cohetería media conviene política y estratégicamente tanto a Gorbachov como a Reagan se lo detallaba ayer. En tales condiciones, el acuerdo podría darse por hecho, si no quedaran, según nos dicen, algunos detalles por resolver Y por experiencia sabemos que el demonio se esconde en los detalles, que es la forma anglosajona de decir que queda el rabo por desollar. Hay acuerdo en la sustancia del asunto: eliminar los cohetes de alcance medio- Pershing norteamericanos, Ronald Reagan SS- 20 soviéticos- de ambas mitades de Europa en un plazo de cinco años. Cada superpotencia podría retener cien de los mismos, pero alejados de ese escenario. Las diferencias surgen cuando trata de llevarse a la práctica ese consenso general, habiendo tres áreas de posibles discrepancias. ¡TRESILLOS PIEL A MEDIDA! Líneas moderna y clásica GRAN CONFORT Y ETERNA DURACIÓN ¡GRANDES OFERTAS EN PRIMAVERA! Horario continuado: De 9,30 a 20,30, incluso sábados LA FABRICA DE LOS TRESILLOS DE PIEL mericanos, podrán emplazarse en cualquier Tels. 3153046 y 3159773. MADRID- 16 I B SERVIMOS A TODA ESPAÑA I f l B I parte de su territorio, incluida Alaska. Aunque, piensan muchos expertos, lo mejor sería cerrar el trato y acordar la destrucción de todos los cohetes de este tipo. ¿Cómo se comprueba que el acuerdo se cumple? Es este un punto en el que insisten los norteamericanos, pues hasta ahora, la verificación de los acuerdos por parte soviética ha sido siempre uno de los capítulos más débiles de los mismos, dado el secretó con que opera aquella sociedad. Reagan ya ha adver tido que esta vez, la verificación tiene que estar totalmente garantizada, dando a entender que, en otro caso, no firmará nada. Los rusos lo saben y ya han aceptado las le ofrece: inspecciones in situ uno de los caballos de batalla, tanto para comprobar la destrucción BODAS de los cohetes condenados como el que no sigan fabricándose. Lo que significa la ins COMUNIONES pección continua, o por lo menos periódica, en aquellas fábricas de ambos países que los BAUTIZOS producen. Ello nos lleva a una situación para COCKTAILS dójica: los rusos pueden dar esa autorización con una simple orden de su Gobierno, ya que BANQUETES su entera industria le pertenece. En los Esta COMIDAS dos Unidos, en cambio, la inmensa mayoría de la industria, incluida la armamentística, es DE EMPRESA privada, y hay que contar con su permiso CONVENCIONES para inspeccionarlas. Muchas de ellas temen Límite de misiles el espionaje industrial, y van a resistirse, so ¿Qué se hace con los cohetes que exce- bre todo a tener inspectores sobre una base den en el límite de cien? El compromiso táci- permanente. Servicio y calidad to era que se destruirían. Pero últimamente Como ven, aunque hay acuerdo de princia su justo precio. los norteamericanos han apuntado otra sali- pio sobre los euromisiles, queda todavía basda, basándose en la inquietud que les produ- tante que negociar sobre ellos. La clave va a ce el hecho de que los rusos dispongan en ser la voluntad que tengan ambas partes CONSÚLTENOS Europa oriental de varios centenares de co- para entenderse. Parece que la hay, pero tiehetes de corto alcance, mientras el oeste no nen también bastantes excusas para no firSIN COMPROMISO tiene ninguno de esa clase. Y apuntan la po- mar, si por cualquier causa cambian de opiLópez de Hoyos, 4 sibilidad de que algunos de sus Pershing nión. (esquina a Castellana) puedan remodelarse, convirtiéndose en misiles de menor radio de acción, para compenTeléfono 413 6 511 Optimismo de Tass sar la ventaja que en este terreno tiene la Por otra parte, según informa France Presse, MADRID otra parte. Aún antes de que se hiciera for- Pravda mostró ayer un prudente optimismo malmente esa oferta, los rusos ya la han re- sobre las posibilidades de llegar a un acuerdo chazado. Insisten en el desmantelamiento de para la retirada de los misiles de alcance melos Pershing en Europa. Y si Washington in- dio, aunque no exluye que el presidente ReaABRE AHORA siste en mantener algunos de ellos, por cam- gan pueda ceder a las presiones de las EN MADRID bios que les haga, el acuerdo está en peligro. fuerzas militaristas de extrema derecha Lo más lejos que están dispuestos a ir es a Según el órgano oficial del PC soviético, hablar de su cohetería menor, pero sin com- está claro que las condiciones previas exisprometerse a nada. ten para que sea posible un avance decisi ¿Qué se hace con los cien misiles permiti- vo en las negociaciones. dos en el eventual tratado? Tendrán que ir a De cualquier forma el diario soviético preciPARA algún lugar desde donde no puedan alcanzar sa que en la vía de un acuerdo USA- URSS GENTE GUAPA hombre- mujer el escenario estratégico europeo. Pero los ja- persisten numerosos obstáculos y dificultaponeses ya han- mostrado alarma ante la po- des Pravda pone en guardia a la opinión L A G A S C A 9 4 W 275 1 1 2O sibilidad de que los SS- 20 rusos empiecen a pública soviética e internacional contra las apuntarles a ellos. Ante lo que Washington exageraciones, exceso de optimismo y una quiere que se desplieguen en e! Asia central, euforia injustificada. También se- hace alusión en vez de en el extremo oriente de Siberia. finalmente a la postura francesa y sus reserSU LOCAL O VIVIENDA i POR 3 9 9 PTAS. MES POR MILLÓN I 9 Así no amenazarán ni a Japón ni a los alia- vas a la oferta de Gorbachov, aunque se R. O. P. TELEF. 2 3 3 A- dos europeos. En cuanto a los misiles nortea- aborda con extrema cautela. Paseo de la Castellana. 274 junto Seat) HOTEL R. EMPERATRIZ