Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, pág. 62- RELIGION -SÁBADO 7- 3- 87 El Vaticano pide un cambio radical a los legisladores para defender la vida Filtrado parte del documento sobre manipulaciones genéticas Ciudad del Vaticano. Miguel Castellví El prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, cardenal Ratzinger, debía presentar el próximo martes el documento vaticano sobre la bioética. Una agencia italiana ha anticipado, sin embargo, las partes más significativas del texto. En ellas se refleja la preocupación de la Santa Sede por los abusos que se están cometiendo en numerosas naciones y que conducen a una indefensión total de la vida humana del no nacido. Según un resumen difundido ayer por la agencia italiana ASCA, el texto consta de 40 páginas en tres capítulos y va firmado por el cardenal Ratzinger y el arzobispo Bovone, respectivamente, prefecto y secretario del antiguo Santo Oficio, que ha redactado la instrucción después de una amplia consulta El documento está redactado en forma de preguntas y respuestas y aborda alguna de las cuestiones de mayor actualidad que hacen referencia a la relación en el matrimonio y a las técnicas sobre la esterilidad y la fecundación in vitro En la introducción, después de haber recordado la enseñanza de la Iglesia, que en materia de sexualidad se funda sobre una visión personalizadora del hombre y de la mujer que no pueden ser reducidos solamente a un complejo de tejidos, órganos y funciones la instrucción propone los criterios fundamentales para un juicio moral: La vida y el ser humano llamado a la existencia y la originalidad de su transmisión en el matrimonio. Por esto, lo que es técnicamente posible no es por esto mismo moralmente admisible. hace pensando en la utilización del aborto: La existencia de una malformación o de una enfermedad hereditaria no debe equivaler a una sentencia de muerte. Toda investigación sobre los embriones humanos se convertiría en ilícita siempre que, por los métodos empleados o por los efectos producidos, implicase un riesgo para la integridad física o la vida del embrión Por esto, la experimentación no directamente terapéutica sobre los embriones es ilícita Del mismo modo los cadáveres de embriones o fetos humanos voluntariamente abortados o no deben ser respetados como los restos de los demás seres humanos Incluso en el caso de fetos muertos, como para los cadáveres de personas adultas, toda práctica comercial debe ser considerada ilícita y debe ser prohibida. El cardenal Ratzinger presentará el próximo día 10 el documento sobre la bioética que ha sido dado a conocer parcialmente ahora ordenados a la procreación. En sí, el hijo no es debido sino más bien un don Cambiar las leyes La brecha abierta por la legalización del aborto podría ser incrementada por posibles reconocimientos de las autoridades políticas a las técnicas de transmisión artificial de la vida y a las experimentaciones. La instrucción pide, en cambio, que la ley prevea sanciones penales para cualquier falta de respeto y de protección que deben ser asegurados al nasciturus desde el momento de la concepción. La ley civil no puede conceder su garantía a aquellas técnicas de procreación artificial que sustraen en beneficio de terceras personas (médicos, biólogos, poderes económicos y gubernativos) aquello que constituye un derecho inherente a la relación entre los esposos y no podrá por esto legalizar la donación de gametos entre personas que no estén legítimamente unidas en matrimonio. La legislación tendrá, además, que prohibir, debido al apoyo que ha de dar a la familia, los bancos de embriones, la inseminación pos- mortem y la maternidad sustitutiva. Todos los hombres de buena voluntad- concluye la instrucción del Vaticano- deben comprometerse, en especial en el ámbito de su profesión y en el ejercicio de sus derechos civiles, para que se reformen las leyes civiles moralmente inaceptables y se corrijan las prácticas ilícitas. Además, debe ser reconocida la objeción de conciencia ante tales leyes. Fecundación in vitro La instrucción advierte que algunos intentos de intervenir sobre el patrimonio cromosómico o genético apuntan hacia la producción de seres humanos seleccionados según el sexo u otras cualidades preestablecidas y deben ser consideradas contrarias a la dignidad de la persona Un capítulo muy especial está reservado a la inseminación artificial heteróloga (conseguida con el esperma de un hombre diverso del marido) y a la fecundación in vitro aunque ésta se obtenga con los gametos de los dos esposos. Por razones diversas, la instrucción es contraria a ambos procedimientos. En especial se juzga moralmente ilícita la fecundación de una mujer con el esperma de un donante diverso de su marido y la fecundación con el esperma del marido de un óvulo que no proviene de su esposa Además, la fecundación artificial de una mujer no casada, soltera o viuda, sea quien sea el donante, no puede ser moralmente justificada. La Iglesia sigue siendo contraria desde el punto de vista moral a la fecundación homologa in vitro También la masturbación, mediante la cual es normalmente obtenido el esperma para la fecundación in vitro está prohibida porque separa el acto conyugal en los dos momentos que establecen el significado humano: unitivo y procreativo La instrucción se interroga sobre el sufrimiento de tantos matrimonios estériles, pero exhorta a estas parejas a resolver sus problemas uniendo su dolor al sufrimiento de Cristo en la cruz. El matrimonio- afirma el documento- -no confiere a los esposos el derecho a teaer un hijo, sino sólo el derecho a poner aquellos actos naturales que de por sí están Respeto a los embriones La primera parte, que trata del respeto de los embriones humanos, subraya sobre todo de manera constante la condena moral de cualquier aborto provocado. Esta enseñanza no ha cambiado y es inmutable En segundo lugar admite la diagnosis prenatal cuando está orientada a la protección del feto, mientras que la juzga moralmente ilícita y en grave conflicto con la ley moral si se Juan Pablo II nombra un nuevo primado para Hungría Ciudad del Vaticano. Ap, Dpa El Papa ha nombrado al franciscano Laszlo Paskai nuevo arzobispo de Esztergom, con lo que se transforma automáticamente en primado de la Iglesia católica de Hungría. Paskai sustituirá al cardenal Laszlo Lekai, quien murió en junio de 1986. Es considerado en el Vaticano como una personalidad que ha mantenido siempre buenas relaciones con el Gobierno comunista de Budapest. Hasta ahora había sido presidente de la Conferencia Episcopal húngara y mantendrá este cargo también en el futuro. Parece muy probable que en el próximo Consistorio sea creado cardenal. Este nombramiento, favorable al Gobierno, refleja el positivo momento que atraviesan las relaciones entre Hungría y el Vaticano, que contrasta con la situación en otros países. Suben los estipendios de misas en la diócesis de Toledo Toledo. Luis Moreno Nieto El cardenal primado, monseñor Marcelo González Martín, ha determinado que a partir de este mes el estipendio de las misas sea de 400 pesetas en lugar de 300 que venía señalado hasta ahora y ha recordado que es obligación pastoral ofrecer la Santa Misa, sin percibir estipendio alguno, por aquellos fieles que por su pobreza y carencia de bienes económicos no puedan desprenderse de esa cantidad. El asunto de los estipendios, que el sacerdote recibe con ocasión de la celebración de la Santa Misa, es de gran importancia práctica. De una parte está la sensibilidad y la delicadeza del ministerio en un afán noble de apartar del altar todo aquello que pueda tener alguna apariencia de lucro o de posible comercio.