Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SÁBADO 7- 3- 87- INTERNACIONAL -Violación de ios derechos humanos en Cuba -TABC. pág. 23 Walters denuncia en Ginebra Duro alegato de Valladares la dictadura de La Habana contra Castro ante la ONU EE UU pide la condena del régimen castrista Madrid. José Antonio Campoy Las pruebas presentadas por Estados Unidos sobre! a flagrante violación de los derechos humanos en Cuba ante ios miembros de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, reunida en Ginebra, son irrefutables y demuestran la situación de terror que impera en ese país, afirmó ayer el embajador USA, Vernon Walters. junto a Walters como delegado adjuntóle la representación norteamericana, explicó ante las preguntas que le formularon, que en su país de nacimiento había unos catorce mil presos políticos, de ellos doscientos con condenas superiores a veinticinco años en régimen de plantados es decir, incomunicados, desnudos, sin luz, apiñados en celdas, sin asistencia médica ni visitas, enfermos y permanentemente torturados psicológica y físicamente Afirmó luego Vernon Walters que Estados Unidos había tardado mucho tiempo en plantear seriamente este problema y reconoció que los medios de comunicación de su país habían reflejado más las violaciones cometidas por los contras en Nicaragua que las perpetradas por los propios Gobiernos nicaragüense y. cubano. Pero también es cierto- d i j o- que las organizaciones internacionales de derechos humanos contaban igualmente con poca información porque no se les dejaba entrar. Hoy esto ha cambiado. Ningún organismo internacional ignora ya lo que sucede. La delegación cubana critica a Menoyo Ginebra. S. de Mendieta La opinión pública mundial ha sentado al régimen cubano en e! banquillo de los acusados. Este podría ser el breve resumen de los acontecimientos de los dos últimos días en el Palacio de Naciones de Ginebra donde se oyeron durísimas palabras de! delegado del Gobierno norteamericano, general Vernon Walters. Tras la intervención del delegado norteamericano ante la Comisión de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, pronunciando un discurso magistral este último jueves, acusando abiertamente al régimen cubano de seguir practicando la violación sistemática de los derechos humanos, ha causado un gran impacto la actuación del poeta cubano Armando Valladares. Valladares dejó literalmente en ridículo a la delegación cubana, capitaneada por Raúl Roa, hijo del que fue vicecanciller e íntimo amigo de Fidel Castro. Roa falló estrepitosamente en su intento de contrarrestar la enumeración pormenorizada de los actos de tortura practicados en tas cárceles cubanas. Igualmente el delegado soviético procuró interrumpir al cubano exiliado que estuvo prisionero en las cárceles de la dictadura castrista durante veintidós años. En esta ocasión, la campaña de desinformación orquestada contra Valladares no tuvo éxito. El escritor cubano aportó en su exposición detalles espeluznantes sobre los métodos de tortura física y moral del Vernon Walters El diplomático norteamericano hizo estas declaraciones en el curso de una rueda de Prensa simultánea vía satélite que mantuvo con periodistas de España, Francia, Irlanda, Gran Bretaña e Italia. Nadie puede dudar ya de) horror del régimen de Fidel Castro y confiamos que el sentimiento de solidaridadd iberoamericano, comprensible en muchos temas, no apague esta realidad y la resolución de condena sea aprobada agregó Walters. Interrogado sobre la diferencia con otros países no democráticos del área, Walters explicó que mientras en Chile y Paraguay existían dictaduras autoritarias en Cuba y Nicaragua se hallaban implantadas dictaduras totalitarias Estamos y estaremos- añadió- contra cualquier violación de la dignidad del hombre allá donde se produzca, pero no puede compararse el caso de Chile- donde hay violaciones- pero la oposición tiene libre acceso a los medios de comunicación y se están autorizando los partidos políticos; con Cuba, donde esto es impensable, no existe. Por otra parte, si Chile y Cuba, con unas poblaciones similares de once millones, tienen personas en el exilio, en el primero habrá unos tres mil seiscientos exiliados y en el segundo millón y medio. En Chile cualquiera se puede marchar; en Cuba, para irse, hay que jugarse la vida. Armando Valladares, presente Armando Valladares que son objeto los subditos cubanos. Presentó a catorce testigos y entre ellos a su amigo Toni Cuesta que se quedó ciego por no haber sido asistido a tiempo por los carceleros, o el caso de su otro amigo Eduardo Capote a quien le mutilaron las dos manos a machetazos, o la peripecia sufrida por Abel Nieves, portador hoy de un testículo de plástico. La capacidad de argumentación del escritor cubano se hizo abrumadora y la expectación en la asamblea fue enorme. Continuó Valladares revelando el grado de envilecimiento que había registrado la dictadura cubana en los últimos años. Comentó que la fuerza destructora del sistema no hacía alto ni siquiera ante los propios colaboradores, inmolados de la lógica irracional del partido. En el hemiciclo llegó a producirse una gran tensión cuando Valladares ilustró a los asistentes la historia del propio doctor Roa, jefe de la delegación cubana en Ginebra que fue condenado en 1966 por Fidel Castro a un campo de concentración, aunque no por motivos políticos, sino por corrupción. Observadores consultados coincidieron en calificar la postura de la delegación cubana de poco convicente y casi avergonzante. El delegado cubano cayó en el error sicológico de arremeter contra el español Gutiérrez Menoyo, presente en Ginebra y recientemente liberado del gulag cubano. UN OLVIDO ESCANDALOSO En la reunión de las Naciones Unidas en Ginebra sobre derechos humanos se ha vuelto a denunciar el férreo sistema dictatorial cubano. Con catorce mil presos políticos, con un control policiaco sobre la población que llega hasta el extremo de prohibir a los cubanos las playas y lugares de turismo- para evitar influencias perniciosas- con una ausencia total de libertad de expresión, con un partido único incontestable y en el que toda crítica es considerada antirrevolucionaria, ciertos sectores progresistas y la rancia inteligencia de izquierdas sigue considerando todavía al régimen castrista como un mito. Cuando se menciona a los regímenes dictatoriales surgen inevitablemente Chile y Paraguay, pero muy escasas veces Cuba y Nicaragua. Los clichés antiamericanos suelen funcionar a fondo y el enfrentarse con Washington se convierte en un aval que justifica la existencia del totalitarismo comunista. Esta situación, afortunadamente, empieza a cambiar y el mito de Sierra Maestra se esfuma entre la niebla con los dramáticos testimonios de Gutiérrez Menoyo y Valladares. En el exterior, la tiranía castrista se apoya sólo en los desinformados y en los cómplices.