Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EN EL TIEMPO También m i 4 í n e l i zo el a g u a e i e m o i i to básico del o r g a n i s m o q u e al tom a r l a l o g r a e n loa enfermos una trasmisión energética positiva La ciencia debería a p o y a r al s a n a d o r que acredite con su seriedad y trabaja unos hechos que son realidad comprobada Físicos. químicos y médicos en todo el m u n d o e m p i e z a n a interesarse por e s t e t e m a con la m e n t e a b i e r t a y lib r e d e prejuiciosV La fe o l a c o n f i a n z a e n el s a n a d o r n o son absolutamente imprescindibles p a r a q u e el f e n ó m e n o de la c u r a ción se p r o d u z c a Jamas admito a t r a t a m i e n t o a pacientes que no estén en todo momento controlados d e s d e el p r i n c i p i o por sus médicos Me s i e n t o s a t i s f e obH c o n l o s r e s u l t a dos obtenidos en artrosis problemas r e n a l e s y o hepáticos, herpes, neural ias, tumoraciones. Se h a n p r o d u c i d o fenómenos de curación s o r p r e n d e n tes, pero yo n o podría explicar por qué: c u a l es la causa, sólo sé que es asÍK i Después de la muerte existe una n u e v a vida. Sólo m u e r e lo p e r e c e d e ro; en nuestro c a s o el c u e r p o pero nunca el alma MáRIA ANTONIA JIMENO: f EL PODER DE UNAS MANOS QUE CURAN L ¿Por que el agua? -Porque es el elemento básico del propio organLsmo humano y porque su conformación aiómica acepta v mantiene úe manera idónea el c LUddl eneri ético. -Si hemos entendido, tanto a Uavés de la energía que irradia por sus manos como a través del agua ma neti ada, usted aciiia hre el piíaeníe, Pero de que A decisión pct t nj Uc Ci, U ¡ue lo mismo les ocurre a tos me- manera? m- fclrik- ñu de uidizjr sus ICOS. -Restableciendo el cquiíibrio pnrlcnLosas acullades energético del cuerpo humano. Método de trubajo como saludara psíquica de forma La mayor parle de las enlermedapoco menos que scuict i- d sde La consulla, eiejiante y discreta dcs no tienen otro ongen que un nace unos tttho iini s, Ijcnc expli- comí la propia s; iniidoia psíquicación. Por una narlc, el Ó KO ca, no difiere en nada u la de un desequilibrio energético. Con mis Icmor a sor acusada J e intiusismo profesional de la Mediana. Salvo manos o con el agua lo que hago es procurar restablecerlo. Y cuanpof la profesión müdica Id ohli iar el hecho de que en e l b no do eso se consigue la enfermedad ha a va- i discrecioii c i üb oluizi. y instrumental, sólo sus pro- desapareceDurante muctios años los profeLa exphcación de María Anlo onale? de a Medicina han tcni- Eias manos. Unas manos linas de irgos y delicados dedos, a través nia Jimeno coincide curiosamente dn que enfrentarse con lcxl ¿clasf: de cufíindcrijs fal -í s y mikij; rv- de las cuales María Anlonia Ji- con la expresada por una persona FDs de ire ni cubrió u u c han meno emite un tipo ite energía que también fue fn I revistada en causado un tremendo mid a mu- desconocida que llega al enfermo esta serie: Manuel Polo, inventor chos enfermos. La propia María y le avuda a obtener la cuiarión de la pulsCT? O regulador bioniagAnlünia Jimeno L esa dese üa. Unas veces en una sjm- nÉtico. Y con la de un seMlTano aciítud y la comparle. Pero no es pte sesión. ÜLras es necesario lo- que presentaremos próximamente. su caso. Ella trabaja exclusiva- litarlo en variüs. mente en colaboración con las- Puede hablarse de miílodon mcdicosn De oini p n c no quiePropuesto en v ano para re m puede prometer nada. Sabe de sistema curativo? el premio Nobel que cuia. puede demosiiarLo una- -Bueno. en príndpio yo no y mil veces, Pero no sabe cómo cíaciamenic. Es decir, no puede lo llamaría mt odo, quiza torma. Sm embargo, esa energía de radon; iliiUir lu ai usa de sus pode- CUTO, efectivamente, por imposila que todos ellos hablan, no es rt? s y, por lamo, no lo hace. Y eiún de manos y liunbten magnetampoco llene éxito en rodos ios liio agua q u e al lomarla, hace hoy omociíla por la Ciencia de casos que se le presentan. G a r ó que los enfermos sigan teniendo torma ofidal. Asi se lo manifestauna tran niisión energética positi- mos a nuestra entrevistada pora qti ¡cn sin embargo, la hisiona de Kn ir- ia iK? inn hvmos Irnido Id forluna de a un Wr d l u i Ni Iv Ru iH up rrccr en IDTT medios de comunkadi n s cidl. f csdr hiCV añfH se nie a sislemiilicamenle a ser enlrevi l3 du. Nn liuscu Ui pnpiiUrídud; íncJuso la rehuse. Nucsiros príjiieros ínienin pam con din fueron tolalmenle infnicluosos. t n dia sin rnibar noü hiiO saber que enlata dupucsla a chaiiar... pero no a r enirexisfadji. Fue un; conversación amabíe. sfña e incluso un lanl lensa ii principio- Pero, nnalmenle. cedió; No se por que Jo ha o; (al va ea el móntenlo o que eJ dc- stino asi lo quiere. Conozco sttitdad V y a h icer una excepción. -Su nombre: María Anlonia Jimcno a K 52