Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 1- 3- 87- ESPECTACULOS -ABC, póg. 87 La semana La actividad teatral, amenazada. La entrada en vigor del decreto sobre la integración de los artistas en el régimen general de la Seguridad Social sigue levantando polémica. Una nueva agrupación de actores se enfrenta, junto a los productores de espectáculos teatrales, a dicho decreto, que defienden otros sectores, que ha provocado ya la desaparición de dos grandes compañías artísticas, como la Antología de la zarzuela de José Tamayo, y la compañía lírica de Antonio Amengual. Sin demonio no hay fortuna nueva ópera de Fernández Guerra y Leopoldo Alas, se estrenó en Madrid, en un propósito enriquecedor de un paisaje bien necesitado de inyección de signo estimulador para las nuevas generaciones de autores. Murió José Afonso, uno de los más importantes cantantes portugueses surgidos en la revolución de los claveles Fue él con su canción Grandola Vila Morena quien marcó el comienzo de la revolución portuguesa de 1973. La ley del deseo El año de las luces Pasos Largos y Caín las cuatro películas que la cinematografía española ha presentado en el Festival de Berlín, han obtenido un gran éxito de público en sus respectivas proyecciones. Lluis Llach presentó en Madrid su nuevo álbum. El cantautor catalán ha actuado a lo largo de toda la semana en el Monumental madrileño, obteniendo un gran éxito con la presentación en directo de las canciones de su nuevo disco Astres Atípica contabilidad en RTVE durante la etapa Calviño. La Intervención General del Estado ha detectado atípicos procedimientos de contabilidad en el balance y cuenta de resultados de RTVE durante la gestión económico- financiera de 1985. Estos informes se refieren a las sociedades que integran el Ente Público: Televisión Española, Radio Nacional y Radiocadena. La actriz Concha Velasco fue la encargada de pronunciar et pregón de ¡os carnavales madrileños, mientras otra actriz, Ana O b r e g ó n lucía como Musa de estas fiestas que se celebran para despedir el semblante triste del invierno y recibir a don Carnal por calles y plazas, que, en buena hora, augura ya ia primavera. Ana Obregón, musa del Carnaval, obtuvo un gran éxito sobre la carroza de Mingóte. La imaginación y el humor fueron las características de la fiesta Madrid. Jaime Alarcón Ninguna demostración mejor de que el Carnaval es alegría que el desfile de carrozas y comparsas que los madrileños pudieron contemplar ayer en el paseo de la Castellana. La musa de las fiestas, Ana Obregón, que desfiló sobre una carroza diseñada por nuestro colaborador, Antonio Mingóte, cosechó un enorme éxito. patos de Doñana, carabelas proDescubrimiento y anti- OTAN, musas del arte, notas musicales y pasos de- cebra andantes, farolas- supositorio de Sol, Puertas de Alcalá, estrellas del Planetario; a Estivi Güonder y a Carmen Miranda. Todo ello en un ambiente delirante, en el que cada carroza o comparsa parecía querer ser más jocosa y espectacular que la anterior. Todo esto, por supuesto fue envuelto por un armónico guirigay de bandas de varios Municipios españoles- l a de la Policía Municipal madrileña, con una bellísima ejecución de gaitas- y conjuntos samberos brasileiros. Como colofón, el pueblo, de Villaoañas, que parecía haber venido en pleno, estuvo a punto de derrumbar con su júbilo la tribuna presidencial y arrancarle el vestido a la musa. Acabó el desfile. Los miembros del Jurado tenían que reunirse en el café Gijón para deliberar los galardones que se llevarían los participantes en el desfile. Marta Moriarty, Ouka Lele, Javier Parra, Carlos Ferrando y Pedro Monteliú no tardaron mucho tiempo. Así, el primer premio en la categoría de comparsas fue para Los inventos del diablo- Akellarre seguido de la Chamberga de Villacañas y El día después Los premios para las carrozas fueron para Los inventos del diabloAkelarre (que hizo doblete) El Día Después (que casi la emuló) y Loco Oeste Americano Y mientras Jurado y munícipes se dirigían a cerrar la noche al Círculo de Bellas Artes, a los madrileños les quedaba un año entero para preparar su próximo desfile de Carnaval. C Ef palmito de Ana Obregón, musa del Carnaval madrileño, provocó entre el público una tempestad de alaridos cuando apareció sobre la carroza diseñada por Antonio Mingóte A cambio de un apreciable atasco de tráfico, los madrileños pudieron ayer, durante más de dos horas, disfrutar de un bello desfile de carrozas de Carnaval. El paseo de la Castellana, cortado al tráfico, mostraba un aspecto insólito al revelar su verdadera magnitud, y no fueron pocos los. madrileños que se dieron la gozada de recorrerlo con patines aprovechando la ocasión. Una de las primeras carrozas del desfile era la diseñada por Antonio Mingóte, y que llevaba como bella carga a Ana Obregón, musa del Carnaval, ataviada por un artístico vestido de Kima Guitart. Una vez acabado el itinerario de la carroza, la musa fue a sentarse a la tribuna presidencial junto a Juan Barranco, que sé enfundaba en una chupa de cuero. Los dos fueron objeto de innumerables apretones de manos, abrazos y besos. El ambiente fue todo lo festivo y jaranero que se esperaba. El pueblo de Madrid demostró una vez más su sentido del humor y su desbordante imaginación. Así, el público, en ocasiones tan enfervorizado como los participantes en el desfile, pudo ver andar a cuadros famosos- e l Guernica Las Meninas -o contemplar coches de choque humanos, bicicletas de cabecera de cama, patios de alcazaba, tribus zíngaras, egipcias y surafricanas- con olla de cocer exploradores- Pirulíes televisivos destruidos tras la hecatombe nuclear, hordas de monstruos, androides y mutantes, patinadores acrobáticos, aquelarres y signos divinos, palmares de Troya Chirigotas Anteriormente, el Centro Cultural de la. Villa de Madrid fue escenario de un concurso de chacotas, cuchufletas y chirigotas, en el que se repartieron premios que iban desde las ciento cin- cuenta mil pesetas para el primero hasta las quince mil de los dos accésit más Jos trofeos correspondientes. La Compañía Asturiana de Adulterios, S. A. obtuvo el pri mer premio en esta categoría, con la ficción titulada El crimen del hostal Veracruz (Guardia, cura y asturiana)