Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 1- 3- 87 REPORTAJE ABC 61 Tres Comisiones con la colaboración de científicos y expertos han llegado a conclusiones que no han sido ni precipitadas ni fáciles miento de Luise Brown produjo una reacción mundial de admiración y de preocupación: admiración y aplausos por el desarrollo que supone esta nueva técnica; preocupación por los problemas éticos que entraña la posible creación y destrucción de seres humanos, la normalidad de la descendencia, el cambio en lá forma natural de la reproducción humana y la posibilidad de ingeniería genética en nuestra especie Inicialmente, la FIVET estaba pensada para resolver el problema de la mujer estéril por oclusión de las trompas de Falopio- y no reparable con técnicas de microctrugía- pero, con ovulación normal y casada con un hombre fértil que es el donador del semen. Este es el caso que FIVET homologa. El desarrollo posterior de los acontecimientos ha llevado a que para resolver los defectos en el semen Desde que la inglesa Louise Joy Brown se convirtiera, en julio de 1978, en el primer niño probeta han nacido más de del marido se ha recurrido al empleo de se- ción in vitro del mundo, que llora con todas dos mil por el procedimiento de fecundaEste bebé sus fuerzas es uno de ellos. Las modermen de un donador- l a fertilización in vitro nas técnicas de manipulación biológica permitieron su existencia, técnicas sobre las heteróloga- al uso de una donadora cuando que se espera proporcione un código ético el anunciado documento del Vaticano el problema radica en la falta de óvulos de la mujer o, incluso, a las madres sustitutivas secución del objetivo intentado que el de lo tistas sobresalientes, pero, eso sí, sólo de cuando el problema es la falta de útero o las técnicamente imposible o inconveniente. raza blanca. contraindicaciones graves al embarazo. ParaVeamos lo que ha sucedido con la práctica Los bancos de esperma han he dójicamente, la FIVET se utiliza también para de la inseminación artificial. Iniciada primero cho posible la práctica de la inseminación resolver casos de esterilización voluntaria como inseminación homologa rápidamente post mortem del esposo. El caso más coprecedente. se pasó a la heteróloga -realizada con se- nocido es el de la francesa Corinne Parpalix, men de un donador- que ha llegado a pre- que consiguió una sentencia obligando a un valecer. En 1979 se dieron en Estados Uni- banco de semen a restituirle el depósito de dos 25.000 casos de inseminación heterólo- su marido difunto. La inseminación artificial La realidad FIVET- escriben Rodríguez ga. El recurso al donador- también en la post mortem se ha intentado, pero sin éxito Luno y López Mondejar en su libro Fecun- FIVET- implica en la práctica clínica la exis- por ahora. dación ¡n vitro -no puede reducirse al tencia de bancos de semen. En los Estados caso ideal Problemas como el empleo de Unidos hay por lo menos veintiséis, diecisiete semen de donador y de óvulos de donadora en Francia y se dice que en Roma hay diez. y el recurso a las madres sustitutivas ade- En Italia existe un auténtico mercado negro. Luego está el grave problema de los emmás de ser un dato de hecho en tantos cen- Algunos obtienen el semen de muchachos de briones sobrantes Para garantizar una tros médicos, responden perfectamente a la trece- catorce años, así como de toxicóma- mayor eficacia, en el 40 por 100 de las lapalógica, tanto del paciente como del equipo nos. Otros bancos ofrecen a los donadores roscopias- l a técnica por la que se extraen médico. El primero desea tener un hijo a toda anónimos una cantidad equivalente a 3.000- los óvulos de la mujer para ser fertilizados in costa por parte ael equipo médico tiende 5.000 pesetas, y de cada uno de ellos se ob- vitro -se recogen cinco o más óvulos que a prevalecer la idea de que su deber es ha- tienen de 20 a 40 ampollas para la insemina- se fecundan en laboratorio. De los embriones cer todo lo que es técnicamente posible para ción, que se venden entre 15.000 y 30,000 resultantes, algunos- d e uno a cuatro, según satisfacer la demanda sanitaria de la pareja mil pesetas. Se ha llegado a crear bancos de las técnicas- se transplantan en el útero de estéril: que cada uno pueda tener los hijos semen racistas un industrial de California, la madre. El resto se congela, para ser imque desea tener. Ambas lógicas operativas Graham, ha creado un banco de semen de plantado en la misma mujer en caso de fracacoinciden en no aceptar más límite en la per- premios Nobel, grandes intelectuales y deporso, o donarlo a otra madre. La cuestión es Mercado negro del semen Los embriones sobrantes madres de alquiler y con seiscientos niños nacidos por este sistema en su haber, les proporcionó una lista de trescientos posibles- madres portadoras Designada la candidata, se firmó un contrato, el abogado se embolsó diez mil dólares, William Stern proprocionó su semen, Mary fue inseminada y nueve meses más tarde- e n marzo de 1986- nació Baby M Pero aquí empezaron los problemas. Inmediatamente después del parto, la madre natural cambió de idea y decidió quedarse con la niña y no cobrar los diez mil dólares qué le correspondían como honorarios. Los Stern consiguieron una orden judicial para reclamar a Baby M y la Policía se presentó en casa de los Whitehead. Mary huyó por la ventana trasera llevándose al bebé. Tres meses más tarde, los detectives pagados por los Stern les descubrieron en Florida y se llevaron a la niña. Pero Mary, la madre natural, no se rindió y a través de la televisión lanzó una campaña contra los Stern acusándoles de haberle robado el fruto de sus entrañas. Ahora, la causa está en manos del Tribunal del Estado de New Jersey, y la cuestión se ha convertido en una de las noticias más humanas de los últimos años. Las feministas, que siempre tienen respuesta para todo, no saben a qué carta quedarse. La Iglesia católica, los rabinos- a pesar de que los Stern son judíos- los pastores baptistas están al lado de Mary. Incluso Harvard se ha pronunciado: Nuestra nación decidió hace más de un siglo cancelar para siempre el concepto de compraventa de los seres humanos, bajo cualquier forma dice un miembro de la facultad de Derecho más prestigiosa de Estados Unidos, y añade: Y esta Baby M es, se ponga como se ponga, la compraventa de una persona Se ha dado también el caso de un niño nacido con una grave malformación rechazado tanto por la madre portadora como por la pareja que pagó sus servicios (diez mil dólares) El niño se encuentra solo, y los médicos no saben a quién pedir permiso para realizar la operación quirúrgica necesaria. Para evitar la cuestión de las madres de alquiler se habla ya de utilizar el útero de chimpancés, y Steptoe y Edwards están dispuestos a transplantar embriones humanos a hembras de cerdo o de conejo.