Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 febrero- 1987 ABC ABC XVII -Pensamiento y ciencias socialesIV I Thomas F. Glick, Einstein y los españoles. Ciencia y sociedad en la España de entreguerras. Alianza Editorial (Madrid, 1986) 327 págs. 2.345 ptas. ON todavía pocos, por desgracia, los li- nos ofrece un buen panorama de la infraesbros dedicados a analizar, con un mí- tructura institucional de la física y matemátinimo de rigor historiográfico, el desa- cas españolas de la época; de los contactos rrollo de las distintas ciencias naturales en la científicos establecidos con el extranjero (los España del siglo XX. Parece como si la histo- matemáticos italianos son un elemento clave ria española de dicho periodo solamente tu- en la interpretación, acaso algo arriesgada en viese sentido, interés o posibilidades en sus este punto, ofrecida por Glick) o de quiénes dimensiones política, social, militar, económi- eran los consumidores más numerosos (la ca o humanística. Existen excepciones, por clase media científica de la ciencia einstesupuesto, pero la mayoría de éstas se en- niana. Asimismo, la trama de Einstein en Escuentran en el área de las ciencias biomédi- paña sirve al autor para desarrollar su interecas, en donde la figura, escuela e influencias sante tesis de la existencia- y posterior desdel gran Cajal ha sido centro y luminaria de trucción- en nuestro país, a lo largo del excepcional atractivo. (Y, no obstante, ¡toda- primer cuarto de siglo, de un discurso civil vía no existe una edición de sus obras com- en materias científicas, es decir, de un proceso por el cual una élite dividida ideológicapletas! El libro Einstein y los españoles, de Thomas F. Glick, un hispanista de la Universidad de Boston conocido entre nosotros especialmente por sus estudios relativos a la introducción en España de las ideas darwinianas y psicoanalíticas, es una seria y muy documentada contribución a dos parcelas de la historia de la ciencia en España, la recepción de las teorías relativistas de Einstein y la divulgación científica durante, básicamente, el primer cuarto del siglo XX. Glick, un historiador social, se ocupa más de la apropiación social de las ideas científicas que de las propias ideas. En este sentido, el lector que se dirija a las páginas de Einstein y los españoles con la esperanza de encontrar una contribución a la historia del desarrollo interno de las teorías einstenianas quedará defraudado. Difícil podría haber sido, no obstante, de otro modo, puesto que para contar los trabajos dedicados a la relatividad con pretensiones, modestas, de originalidad producidos en España durante el período considerado en este mente pacta, explícita o implícitamente, poner libro sobran los dedos de una mano. Es im- en suspenso en determinadas áreas el hábito portante señalar, sin embargo, en beneficio de hacer que todas las ideas sirvan para fitanto de la propia disciplina histórica como de nes ideológicos. nuestra percepción de la situación en que se Otra de las lecturas posibles a que antes encontraba la física en España durante el pri- me refería incide en el terreno de la divulgamer tercio del siglo, que es posible hacer his- ción científica, en concreto en el tratamiento toria internalista de la física española de este que la Prensa española ofreció de la visita, período si se toman como puntos de referen- personalidad e ideas de Einstein. Esta es, sin cia el magnetismo, espectroscopia, difracción duda, la parte más documentada del libro. Yo de rayos X y químico- física. recomendaría su lectura a los profesionales Einstein y los españoles nace de una mag- de ios medios de comunicación. Es magnífinífica y oportuna coyuntura histórica y, conse- co, y motivo de seria reflexión al comparar cuentemente, tiene diversas tecturas. Como con la situación hoy día, conocer los distintos es sabido, tras la comprobación experimental, enfoques, esfuerzos, contenidos y firmantes en 1919, de la curvatura de los rayos de luz de las numerosísimas crónicas que Einsteinen las proximidades del Sol, predicha por la el- científico y Einstein- el- hombre produjeron relatividad general, el autor de esta teoría, en nuestro país. Einstein, se convirtió en un mito popular. EsUna última lectura de este libro incide en el paña no fue ajena a este fenómeno sociológi- apasionante tema del mito Einstein co que llegó a su climax con la visita- he ¿Cómo es que un físico teórico se convirtió aquí la coyuntura- -que Einstein efectuó a en una celebridad mundial? El esfuerzo de Barcelona, Madrid y Zaragoza en febrero- Glick en este punto es patente y algunas de marzo de 1923. En torno a esta visita, prepa- sus tesis son, sin duda, contribuciones origirativos y secuelas gira la mayor parte del li- nales a la literatura especializada. bro. ¿Estaban los físicos, matemáticos, quiNos encontramos, en suma, ante una obra micos, ingenieros y filósofos españoles que constituye una sólida, excesivamente preparados para entender las explicaciones prolija en ocasiones y renovadora aportación de Einstein? ¿Existió, como había ocurrido al conocimiento de la historia social y científicon las teorías de Darwin, una dimensión ca de la España de las primeras décadas de ideológica en la discusión de la relatividad? nuestro siglo. Al contestar a estas y otras preguntas, Glick José Manuel SÁNCHEZ RON Einstein, y sus ideas, en España Pobrespobres Bertrand Schneider, La revolución de I OS Bertrand Schneider. La revolución (Madrid, desheredados, Editorial Alhambra 1986) 236 págs. AS de dos mil millones de personas padecen en este mundo el doble flagelo de ser campesinos y pobres: trabajan en una actividad marginada y no obtienen de la misma unos ingresos mínimamente dignos. Esta obra de Bertrand Schneider- u n informe al Club de Roma, del que es secretario general- -enfoca el problema desde la perspectiva de las iniciativas rurales desplegadas fuera del ámbito estatal. El libro- d e traducción anónima y descuidada- pone el dedo en la llaga de un tipo de emprendimiento frecuentemente reputado como panacea agrícola por excelencia: los grandes embalses. Dichas faraónicas inversiones han solido culminar en inesperados malogros: estímulo del éxodo rural, degradación del ecosistema, exterminio de pueblos indígenas, propagación de enfermedades a través de las aguas e incluso... ¡Incapacidad para controlar las inundaciones! El autor apunta hacia la más modesta, pero también más efectiva labor de las ONG (organizaciones no gubernamentales sin fines de lucro: religiosas, políticas, humanitarias, etcétera) y realiza una evaluación de casi cien proyectos en una veintena de países. Destacan las ONG como impulsos no burocráticos, libres y próximos a las necesidades concretas de ¡os campesinos- reveladora resulta la completa ausencia de las ONG en las dictaduras comunistas. El énfasis en la descentralización, que evoca al celebrado apotegma small is beautiful, se halla, sin embargo, lastrado por una indigencia teórica. La crítica a la exorbitancia estatal se arredra ante el umbral del sistema descentralizador por excelencia: el mercado. Afea las páginas del libro una suerte de batiburrillo estructuralista que deja al lector desprovisto de vías teóricas aceptables en un campo tan complejo como el del desarrollo económico. Cree B. Schneider que los agricultores pieds ñus, tradicionalrnente- ¡y con toda razón! recelosos ante los burócratas que pretendían arreglarles la vida, van ahora a deflagrar una revolución al accionar una miríada de pequeñas espoletas, una por cada proyecto de las ONG. Sea ello como fuere, parece crucial que también los no campesinos perciban el fracaso del gigantismo estatal. Los pobres pobres enfrentan innumerables dificultades para superar su postración, pero ahora una menos. Canos RODRÍGUEZ BRAUN S M Si ya se na enterado usted del escándalo que está produciendo el filme Amerika emitido por! a televisión norteamericana (la invasión de los Estados Unidos por tropas soviéticas en el año 1996) no deje de leer la escalofriante novela igualmente futurista La ira del sol en la que Zacarías M. Blondel, hace ya mucho tiempo, había imaginado la ocupación de Europa por los rusos en la misma fecha Pídala en las librerías o al teléfono 2559920